Lunes 13, Julio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Contrabando hormiga gana terreno en pandemia

Redes desesperadas por restricción vehicular sanitaria

  • Este tipo de cigarrillos de contrabando se venden en San José a precios que oscilan entre ¢300 y ¢500, los contrabandistas ahora los meten en cargas hormiga para no ser detectados

  • Camiones modificados son usados ahora en medio de la pandemia por las redes de contrabando para pasar las mercancías sin pagar impuestos

  • EN CIFRAS

  • La policía realizó un decomiso de mercadería en el Cerro de la Muerte la cual procedía de la frontera sur

Los contrabandistas evolucionan y cambian sus métodos para transportar millonarios cargamentos de mercadería ante el constante asedio de la policía en carretera y ahora una pandemia. 

El método más reciente que han descubierto las autoridades es el acarreo conocido como “hormiga” que consiste en llevar la carga en vehículos livianos y no en camiones o tráileres cómo se acostumbrada a hacer.

La razón es sencilla, los envíos en carros, que no superan los $7 mil, son constantes a cualquier hora del día, por lo que, si en carretera uno de ellos es detenido, las pérdidas no serán muchas en comparación con lo que llevaría un vehículo pesado, que supera los $200 mil y que se traslada por las noches o madrugadas.

Para las autoridades y expertos en contrabando, por la frontera sur pasa desde un confite hasta mercadería valorada en millones de dólares que viene de Panamá sin pagar un solo colón de impuestos.

Michael Soto, ministro de Seguridad, manifestó a DIARIO EXTRA, que durante la restricción vehicular el trasiego es menor.

“Al disminuirse el movimiento, esto indudablemente ha afectado las organizaciones. Se han detectado algunos casos donde estos grupos han decidido hacer movilizaciones y se han hecho decomisos importantes en la Zona Sur, principalmente de cigarrillos y licores.

En la Zona Norte teníamos el ingreso de alimentos, pero al restringirse la movilización, las incautaciones se han reducido, el movimiento es mucho menor”, resaltó.

Contrabandistas golpeados 

La Policía de Control Fiscal (PCF) registra una baja en los decomisos por contrabando o trasiego ilegal de mercancías en mayo.

Si se compara este mes con el mismo del año anterior, se pasó de incautar 2.004.216 artículos a 1.121.917 para una reducción del 44%.

Este comportamiento coincide con el reciente cierre de fronteras, que impidió el ingreso al país por casi dos semanas.

Por lo anterior, hay una caída considerable en el decomiso de cervezas, cosméticos, cigarrillos, licores varios, medicamentos y textiles, entre otros.

Jacqueline Soto, directora de la PCF, indicó que aun cuando se mantiene una continuidad en los operativos, suele ocurrir que a menor tránsito de vehículos y personas se reduce la actividad criminal.

“Nosotros desde que la emergencia hemos seguido trabajando igual, pero obviamente por la orden sanitaria y al haber menos gente en la calle se produce una reducción en los decomisos”, explicó. 

Otros factores que podrían influir en este resultado son la merma en actividades comerciales, la restricción vehicular, el cierre de bares, y la caída en la venta de cierto tipo de productos debido al confinamiento. 

“Se han dado decomisos, pero no tantos como el año pasado. Sin embargo, sabemos que, aunque haya controles en carretera, los infractores siempre van a buscar los mecanismos para pasar la mercadería”, acotó. 

Puso de ejemplo el caso que se dio recientemente, que culminó con el decomiso de 18.168 unidades de licor variado, las cuales transportaban en 14 vehículos en el sur del país.

Se ha detectado decomisos por contrabando desde las formas tradicionales, hasta otras más innovadoras y, de acuerdo con Soto, los últimos números le dicen que pronto la actividad delictiva podría volver a la normalidad.

 

CASOS COMPLEJOS

 

Por su parte, la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos, Tributarios, Aduaneros y Propiedad Intelectual informó que, al día lunes 1° de junio de 2020, tramita 17 expedientes relacionados con presuntos delitos tributarios. 

“Al ser una fiscalía especializada, esta atiende los casos de mayor complejidad, en el resto de fiscalías ubicadas en los diferentes cantones del país, también pueden atenderse este tipo de ilícitos.

Sin embargo, es más difícil tener los datos de la cantidad de casos, porque el sistema de gestión no filtra causas penales según delito. Con respecto a casos terminados, se logró establecer cómo operan los grupos dedicados al contrabando de licor y cigarrillos, cada caso es diferente, hasta la fecha no se encuentra un común denominador en las causas que se manejan para establecer ese perfil”, aseguraron.

Según la Fiscalía, algunas de las causas tributarias han terminado con un procedimiento denominado Reparación Integral, con lo cual, los presuntos infractores retribuyen al Estado con un plan reparador.

 

• Decomiso de mercancías ilegales baja 44% en mayo

TEMEN QUE CONSUMIDORES OPTEN POR MERCADO ILEGAL

 

Un estudio del Observatorio del Comercio Ilícito, ente adscrito a la Cámara de Comercio, identificó que al año se mueven cerca de 700 mil millones de colones en dicho tipo de actividades ilegales.

Se determinó que un amplio porcentaje del consumo de los hogares proviene de este tipo de mercancías. Jairo Mena, asesor económico de la Cámara de Comercio, teme que las ventas informales aumenten en el país debido a la baja en poder adquisitivo de la población como producto de la Covid-19. 

“Todo esto tiene repercusiones en la salud de los consumidores, y en los ingresos fiscales, sabemos que hay peligrosas redes criminales que generan una competencia desleal al comercio formal”, advirtió. 

Según Mena, a raíz de los efectos económicos del virus, las personas tenderán a buscar los menores precios y es ahí cuando estas bandas se aprovecharán.

“Creemos que va a aumentar la oferta de producto ilícito porque hay una demanda a consumir más barato. Sentimos que el tema del comercio ilícito no es una prioridad para este Gobierno. El principal problema que tenemos ahora son los impuestos, eso hace que la gente se tire más a la informalidad teniendo nuevos incentivos para el comercio ilícito”, agregó. 

Mena denunció que, tras la llegada de la pandemia, la comisión interinstitucional que veía el tema en el Ministerio de Hacienda no volvió a reunirse.

 

 

• Irving Malespín, exdirector

“Labor de inteligencia es fundamental”

 

Irving Malespín, exdirector de la Policía de Control Fiscal, dijo que el licor de contrabando viene de Colón en Panamá y los cigarros de China que llegan a Panamá y luego a Costa Rica.

“Es importante la investigación, no es hacer un retén en carretera donde se hacen decomisos y poner un cono. El éxito en contrabando es hacer compras controladas, hacer inteligencia y desarticular los grandes, no los transportistas, revisar la paquetería donde en el pasado descubrimos pasaportes y hasta semillas de marihuana.

La frontera sur de Paso Canoas es más activa que la norte, por ahí pasa de todo, el licor sale en carros pequeños y lo transportan en la modalidad de hormiga, es decir van varios carros para no llamar la atención de la policía”, detalló.

Malespín reconoce que los cigarrillos en su mayoría van en camiones que llevan mercadería lícita.

“Los contrabandistas evaden alrededor de $1 billón al año, la informalidad está matando al país, donde por ejemplo un contenedor de 53 pies en el fondo va contaminado con mercadería ilegal, aprovechando que la revisión policial es aleatoria.

Si no hay ningún indicio no profundizan en la inspección, no ocupan refrigeración y el contrabando va en el fondo del camión, solo revisan la parte del frente debido a que va lleno”, aseguró.

 

• Juan Carlos Gómez, exdirector

SE LA JUEGAN POR OTROS MEDIOS

 

Consultado sobre el tema, Juan Carlos Gómez, exdirector de la Policía de Control Fiscal, atribuyó la disminución de los decomisos a que todo está parado. No obstante, coincidió en que de todas maneras estas organizaciones buscan otras vías.

“El cierre de fronteras no limita el contrabando de a pie, como el intentar introducir 15 cajas de whisky, pero impide que entren volúmenes más grandes por medio de contenedores. El contrabando puede venir de cualquier lado, depende de la naturaleza del producto, se sabe que por Panamá entra mucho electrodoméstico y cigarrillos, al igual que alimentos y enlatados por el lado de Nicaragua”, declaró. 

Gómez subrayó que existen múltiples mecanismos para pasar el contrabando, como hacer cambio de mercadería en almacenes fiscales o hacer un transbordo a carros particulares, como parece ocurrió con los 14 vehículos que venían con licor por la Carretera Interamericana. 

“Tienen otros medios para jugar, se brindan los cordones fronterizos. Resulta lógico que, con los mayores controles en frontera, las cifras tiendan a bajar”, comentó.

 

 

DANZA DE MILLONES

 

El Periódico del Pueblo supo que un contenedor cargado de mercadería ilegal vale alrededor de $800 mil e invierten $200 mil, en un negocio que les resulta fácil de vender. Por ejemplo, los cigarros que están para los fumadores de clase media baja, debido a que una cajetilla vale entre ¢300 y ¢500.

Las autoridades coinciden que son diferentes grupos criminales los que operan a lo largo y ancho del país. El último cargamento detectado de licor era transportado en al menos doce carros livianos que venían de la frontera sur hacia el Área Metropolitana. 

En esa oportunidad se decomisaron 17.166 unidades de licor variado entre botellas y latas y detuvieron a 16 personas que fueron presentadas al Ministerio Público.

Zudik Routman, abogado penalista e investigador privado que durante décadas ha perseguido este tipo de agrupaciones, agregó que los cargamentos son fraccionados para que no los acusen de contrabando.

“Las cargas que transportan en vehículo no superan los $5 mil, que no es considerado delito, por lo que en el contrabando de cigarrillos los grupos organizados les venden a los orientales y a vendedores independientes.

En el caso del alcohol, van a la frontera, compran y pasan el alcohol etílico y en nuestro país hacen el guaro barato que ha matado consumidores, de 1990 al 2010 se condenó mucha gente, ahora es tierra de nadie”, puntualizó.

 

 

ÚLTIMO DECOMISO

 

La Policía de Fronteras logró decomisar ¢2,5 millones en mercadería introducida de contrabando desde Panamá.

El caso más reciente tuvo lugar durante la revisión de un camión conducido por un costarricense de apellido Miranda en el puesto de kilómetro 35, en Guaycará de Golfito.

El contrabandista transportaba ocho llantas, 1.122 unidades de cremas para el cuerpo, champús, acondicionadores, queratinas, bótox y productos contra la caída del cabello, entre otros cosméticos.

Además 386 unidades de diversos tipos de licores, entre whisky, vodka, tequila y ron.

Los cosméticos, junto con las llantas, estaban ocultos bajo una madera, mientras que las bebidas alcohólicas habían sido colocadas dentro de un doble forro del cajón del camión que llevaba dos pichingas con 50 litros de combustible cada una. 

Oficiales de la Policía de Tránsito realizaron una boleta a Miranda por infringir la legislación en cuanto a materiales peligrosos, mientras que lo decomisado fue puesto a las órdenes de la Policía de Control Fiscal y fue remitido a un almacén de la Dirección de Aduanas.

PERIODISTA: Manuel Estrada

CRÉDITOS: Fotos: MSP

EMAIL: [email protected]

Jueves 04 Junio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA