Lunes 13, Julio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

¿Impotencia sexual?

El mal del que pocos se animan a hablar

  • Muchos la experimentan por estrés, nervios o falta de deseo.

  • Todos los hombres pueden llegar a tener problemas por lo menos una vez.

La disfunción eréctil es la incapacidad de iniciar y mantener una erección en al menos el 50% de los intentos durante la relación sexual o bien la interrupción de esta. 

¿Qué lo causa? La impotencia puede ser provocada por un problema vascular, trastornos neurológicos, fármacos, anomalías en el pene o problemas psicológicos que interfieren la excitación sexual.

Las causas físicas son más frecuentes en los hombres de mayor edad y los problemas psicológicos en los varones jóvenes. 

Se vuelve más frecuente con la edad, a pesar de que no se considera una etapa normal del proceso de envejecimiento. 

Alrededor del 50% de los hombres de 65 años y el 75% de los caballeros de 80 son impotentes.

El pene necesita un flujo adecuado de sangre para alcanzar la posición erecta, los trastornos en los vasos sanguíneos, como la aterosclerosis, pueden causar impotencia. 

También puede estar producida por un coágulo de sangre o bien por una cirugía vascular que impida el flujo arterial hacia el pene.

En el 75% de los hombres impotentes que presentan un funcionamiento neurológico y hormonal normal la sangre llega al pene de manera correcta, pero sale con demasiada rapidez.

En ciertos casos, la impotencia tiene su origen en trastornos hormonales. Las bajas concentraciones de testosterona pueden provocarla. 

Sin embargo, los valores bajos de hormona masculina, que tienden a aparecer con el envejecimiento, están más estrechamente relacionados con una disminución del impulso sexual.

 

TRATAMIENTO

 

La impotencia, generalmente, se puede abordar sin cirugía. La clase de tratamiento depende de su causa y del estilo de vida de la persona.

La terapia de reemplazo con testosterona beneficia a las personas cuya pérdida de impulso sexual se debe a valores anormalmente bajos, puede ser administrada vía inyectable o aplicada en un parche cutáneo. 

La impotencia también puede ser tratada con inyecciones de fármacos específicos autoadministrados directamente en el tejido eréctil.

Los efectos secundarios serían hematomas y dolor. Además, las inyecciones pueden causar una erección dolorosa y persistente conocida como priapismo.

 

Fuente: Manual Merck 

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 03 Junio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA