Jueves 09, Julio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Se dispara compra de computadoras y herramientas

Para ayudar a hijos estudiantes y buscar nuevos trabajos

  • En La Adela, San José, venden tecnología a buen precio

  • La tecnología es muy requerida en estos días

  • Las herramientas son muy buscadas en las casas de empeño

La necesidad de buscar recursos para el sustento de sus familias y continuar educando a sus hijos en forma virtual, ha llevado a muchos ciudadanos a las compraventas para adquirir herramientas y computadoras a bajo costo, pese a que a situación está difícil en medio de la pandemia. 

Así lo confirmaron dueños y gerentes de estos establecimientos, como algunas personas consultadas en días pasados, tras un sondeo que hizo DIARIO EXTRA por estos negocios.

Sus visitas a estos establecimientos son, además, para pagar intereses sobre artículos empeñados en los últimos meses.

Otro detalle surgido de la investigación, es la baja en los empeños como en las ventas de artículos, durante este periodo de emergencia.

Cabe recordar que una buena parte de la población en el país usa las casas de empeño o compraventas, como mecanismo de capitalización inmediata para sobrevivir, como es comprar comida y pagar servicios esenciales como alquileres, electricidad, teléfono y agua.

Los propietarios y gerentes de estos establecimientos no descartan para los próximos días una ola masiva de gente en busca capitalizarse rápidamente empeñado joyas y pantallas. Esto para hacer frente al impacto económico de la pandemia que ha limitado casi todas las actividades económicas. 

 

TELETRABAJO Y CLASES VIRTUALES

 

Edén Delgado, dueño de la compraventa Pawn Shop en San José, señaló que a la fecha muchos se han acercado a su establecimiento para gastar el bono Proteger en computadoras a bajo costo. Lo anterior con el objetivo de contar con esa herramienta esencial para que sus hijos puedan estudiar en forma virtual, tras la imposibilidad de asistir a clases por la pandemia. Mencionó que, pese a ese detalle, la gente ha bajado los empeños y solo llega a pagar los intereses de los artículos empeñados semanas atrás porque no tiene dinero ni trabajo.

“La gente se está cuidando mucho, nuestra actividad se ha contraído porque no están viniendo a empeñar ni a comprar. Los que están viniendo son los que tienen artículos empeñados y solo llegan a retirar o bien a pagar los intereses. Otros que están llegando son los que están en teletrabajo y requieren computadora a bajo precio. Algunos gastan parte del bono Proteger en estas compras”, narró el empresario. 

Insistió que la inclusión del bono Proteger ha incrementado las compras, pues de lo contrario poca gente se acercaría en estos momentos de crisis a adquirir artículos.

“Otras personas tienen miedo de salir a la calle y prefieren quedarse en casa, lo cual también afecta las compras”, detalló.

En cuanto a las pérdidas afirmó que son altas y considera que la recuperación será muy lenta.

“Para que tenga una idea, acá facturábamos ¢2 millones mensuales porque es un negocio pequeño, ahora facturamos entre ¢600 mil y ¢800 mil, es decir, casi un 60% menos.  Esto es una actividad que se sustenta en las ventas, si no tenemos ventas no podemos comprar. Si hay liquidez podemos comprar”, dijo.

 

TECNOLOGÍA Y HERRAMIENTAS

 

Por su parte Zenia Roque, gerente de Compra y venta La Adela en San José, expresó que tras la pandemia la gente se alejó de su negocio. Sin embargo, reconoció que a partir de la llegada del bono Proteger sumado a la inclusión de las lecciones virtuales en escuelas y colegios, la gente está haciendo más uso de las computadoras por lo que es un artículo que lo buscan mucho ahora.

“Las familias están usando plataformas como WhatsApp y correos para recibir las instrucciones de los profesores, por eso han venido a buscar tecnología. Buscan tabletas y celulares con más de tres guigas de capacidad, así como Laptops”, expresó.

Roque explicó que la mejor tecnología está por encima del monto del bono Protegero, pero las personas suman recursos de ahorros y se llevan lo mejor. Otras familias más humildes con el bono les alcanza para computadoras más sencillas, pero que igual sirven para hacer las tareas.

“Si buscan algo básicos anda entre los ¢80 mil a los ¢100 mil, si desean algo con más capacidad les va a salir entre los ¢150 mil y ¢200 mil.

También mencionó que ha notado como algunas personas llegar a adquirir herramientas para trabajar en construcción al haber perdido su empleo en otras labores.

“Vienen a buscar taladros o esmeriladoras. La gente las necesita para hacer lo que llaman “camarones” porque necesitan generar recursos de alguna manera”, reiteró.

Sobre las pérdidas dijo que están a tablas, apenas para llevar el barco, pero aún no tienen muchas tras la posibilidad de abrir de lunes a viernes. “Nuestras mayores ganancias ha sido siempre los fines de semana, pero al estar cerrados apenas estamos con los gastos”, comentó.

“Ha bajado mucho el empeño, subieron un poco las ventas por esto de la tecnología y la entrada del bono Proteger. Antes que saliera esa ayuda del gobierno, la gente estaba muy socada de la faja, sin plata, por eso empeñó después de Semana Santa. Desde que empezaron a dar el bono Proteger comenzaron a subir un poco las compras”.

 

PéRDIDAS 

 

Consultado Norman Moya, gerente de Casa de empeños La Cueva, detalló que, pese a la crisis, aun a la fecha los costarricenses no han ido en masa a empeñar sus objetos personales, algo característico en el inicio de año de cara a enfrentar la famosa “cuesta de enero”.

Aclaró que para marzo y abril de 2020, hay un bajonazo en relación con estos mismos meses en 2019, pero dentro de la normalidad, aunque están seguros que si la situación sigue así, no descartan un repunte de empeños y préstamos en las próximas semanas.

“Han venido a empeñar un poco más objetos de oro y electrodomésticos de diferente tipo. La gente conserva más sus cosas en oro y plata, por ser la forma de financiar sus necesidades en algunos momentos”, dijo.

Sobre las pérdidas adelantó que solo entre el mes de marzo y buena parte de abril, con el pico más alto de la pandemia, perdieron ¢100 millones.

 

 

EL PUEBLO OPINA

 

Keneth Javier Sánchez Solís

Alajuelita

 

“Todavía no he aplicado al bono Proteger, pero venimos a comprar cosas buenas y baratas, nos gusta la tecnología. Soy comerciante y las ventas se me han venido abajo bastante”.

 

León Vargas 

Artista

 

“Buscando sobrevivir de la mejor manera, aún no me dan el bono. Estoy buscando algo para mis hijos, hay precios accesibles con la crisis. Yo me he dedicado a un emprendimiento y sobrevivía de eso, pero tras las medidas sanitarias todo cayó”.

 

José Alberto Marín González 

Pavas

 

“Esto es muy grave y hay que tener cuidado. Laboro en una fábrica de plástico en Pavas. Trabajamos normal y vine a la casa de empeño a pagar intereses. Quiero hacer una crítica pues se ve gente como si nada en la calle, incluso comiendo”

 

Johnny Fonseca Mora

San Juan de Tibás

 

“Soy comerciante, pero todo ha bajado. Me preocupa ver tanta gente en la calle”.

 

Carlos Gutiérrez

Barrio México

 

“Vine a pagar unos intereses. Trabajo en construcción. Esto está fatal, tengo tres proyectos parados desde hace más de un mes. Mandé a toda la gente que trabaja conmigo para la casa. Esto está feo”.

PERIODISTA: Ariel Chaves González

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Viernes 22 Mayo, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA