Lunes 13, Julio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Narcos y delincuentes sacarían ventaja de pandemia

Desempleo aumentaría la violencia, según experto

  • El experto considera que el arduo trabajo de la policía ante la pandemia generará un desgaste del que se aprovecharía la delincuencia

  • La crisis también traería un aumento en el consumo de drogas

  • Los delitos contra la propiedad se incrementarían debido al desempleo

En medio de la emergencia que se vive a nivel nacional e internacional por la pandemia generada por el Covid-19, las bandas dedicadas al tráfico de drogas y los delincuentes que ejecutan delitos contra la propiedad podrían no detenerse. Por el contrario, estos grupos sacarían ventaja de la situación que enfrenta el país para continuar con sus ilícitos negocios.

Este es el escenario que augura Álvaro Ramos, abogado y analista en temas de seguridad, quien con base en su experiencia explica que este es un comportamiento típico de los grupos delictivos ante crisis como la que enfrentamos actualmente.

De acuerdo con el experto, lo primero que se debe tomar en cuenta es que por ahora y como parte de las medidas sanitarias para contener la propagación del nuevo coronavirus los cuerpos policiales del país trabajan arduamente y sin parar en múltiples operativos.

Para Ramos, tomando en cuenta que esta emergencia por el Covid-19 se extenderá varios meses, estas acciones causarían un desgaste importante en todo el recurso humano, financiero y logístico de los cuerpos policiales.

“Eso hace que se disminuya o erosione la capacidad operativa de las policías, eso es ventaja para el crimen normal, como las bandas dedicadas a los asaltos, aquellos que roban en paradas de buses, los extorsionadores del gota a gota. El crimen normal toma ventaja de ese cansancio natural que va a tener la policía en esta emergencia”, declaró.

El segundo elemento es que, según la experiencia histórica, en emergencias como la que enfrentamos, o bien cuando se vulnera la seguridad de un país, ya sea por desastres naturales, problemas económicos o de salud, los grandes grupos del narcotráfico suelen aprovechar esta coyuntura para que sus negocios crezcan y se multipliquen.

“La experiencia histórica nos indica que los grandes narcotraficantes sacan enorme ventaja de los países cuando están en problemas con su seguridad, en terremotos, invasiones y demás.

Tenemos el ejemplo de Colombia, que en términos de crisis políticas y de insurgencia con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) el narcotráfico tomó ventaja, haciendo grandes carteles que hasta el día de hoy son muy importantes junto con los mexicanos”, explicó Ramos.

Ante esto el experto no descarta la posibilidad de que tanto en Centroamérica, específicamente en Costa Rica, las bandas dedicadas al ilícito negocio de las drogas también saquen su ventaja de la crisis por el Covid-19.

 

CONSUMO DE DROGAS

 

Ramos explica que la ventaja que toman las organizaciones narco durante una crisis nacional se fortalece por el hecho de que el consumo de drogas no disminuye.

Para esto el analista toma en cuenta la experiencia de otras sociedades que han caído en crisis, donde la compra de estupefacientes por parte de los consumidores sigue siendo igual que antes de la emergencia e incluso mayor.

“Una condición de insurgencia civil en una sociedad, ya sea por razones económicas, políticas, o en este caso a causa de un virus, puede más bien generar un mayor consumo de drogas.

Es cierto que habrá una menor capacidad económica de la gente para sostener ese consumo, pero entonces lo que va a suceder, sobre todo en los estratos económicos que queden más debilitados, es que se incrementará la violencia y los delitos comunes para obtener dinero y adquirir la droga”, indicó.

 

MÁS ASALTOS Y ESTAFAS

 

Tal como se mencionó, las bandas dedicadas a los asaltos a viviendas, peatones y otros delitos contra la propiedad también sacarían provecho de la emergencia sanitaria que originó el nuevo coronavirus.

De acuerdo con Ramos, un elemento que se debe tener presente es que a raíz de la crisis por el Covid-19 el desempleo podría crecer, lo que dejaría a decenas de personas en riesgo social y económico.

Esta situación llevaría a muchas de ellas a caer en la ejecución de delitos comunes como los robos, hurtos e incluso un aumento en las extorsiones en los préstamos conocidos como gota a gota.

Todo lo anterior desataría un aumento en los casos, así como en la violencia contra las víctimas.

“Eso va a incrementarse enormemente; es decir, los delitos comunes, los más frecuentes que sufre la población. Particularmente tendría miedo del delito de asalto a mano armada en los hogares y casas. Este es el que más me preocupa de todos, hay una alta probabilidad de que crezca”, añadió.

Asimismo, Ramos menciona la posibilidad de que los delitos cibernéticos alcancen picos muy altos en menor tiempo. Un ejemplo de esto son las estafas por medio de la solicitud de datos bancarios, donde las víctimas más vulnerables serían los adultos mayores.

 

NUEVAS ESTRATEGIAS

 

Gerardo Castaing, experto en seguridad, asegura que para él la emergencia por el Covid-19, en lugar de favorecer, podría afectar o debilitar los grupos dedicados al narcotráfico, así como los que ejecutan delitos comunes.

Explica que se debe visualizar esta situación desde una perspectiva de vulnerabilidad humana y mundial en los aspectos económico, social y político.

En ese contexto las organizaciones criminales en general son empresas que se dedican a un negocio, por lo que las medidas establecidas para enfrentar la propagación del coronavirus más bien podrían entorpecer su flujo normal y comportamiento, lo que representaría un golpe de tipo económico.

Ante este panorama los grupos criminales se verían obligados a realizar un “reseteo” en sus patrones de comportamiento para que sus ilícitos negocios no resulten afectados.

“Estas organizaciones criminales y los grupos de delincuencia organizada son compuestos por seres humanos, lógicamente van a tomar sus decisiones para tratar de que sus negocios, igual que cualquier otra empresa, no se vayan a hundir y tratar de sobrevivir a una situación que es bastante impactante”, comentó.

En cuanto al consumo de drogas aseguró que en nuestro país podría registrarse una disminución, pero no en el porcentaje tan alto que la policía quisiera porque siempre existirá demanda.

Para Castaing esa baja se debería a que el movimiento de drogas en el país se registra en horas de la noche, pero actualmente la restricción vehicular de 10 p.m. a 5 a.m. afecta la distribución de drogas y en consecuencia el consumo en distintos lugares, como los centros de conglomeración humana, que son casi nulos.

“La policía ahorita, principalmente la Fuerza Pública, está enfocada en una situación de evitar la relación social y eso es muy importante. Al tratar de evitar esto están afectando desde el punto de vista policial positivamente a la delincuencia organizada dedicada al narcotráfico”, añadió.

 

SIN RESPUESTA

 

DIARIO EXTRA intentó conversar sobre este tema con Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, para conocer su posición al respecto. Para esto le solicitamos una entrevista a Jaime Sibaja, jefe de la oficina de prensa, sin embargo tras seis días de espera no obtuvimos respuesta.

 

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Fotos: Archivo

EMAIL: [email protected]

Jueves 02 Abril, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA