Viernes 05, Junio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Freno al gasto público en veremos

Empresarios no cargarán con desaplicación de regla fiscal

El país se encuentra en una disyuntiva. La atención del Covid-19 y una inminente recesión económica nos dejarían en el mismo punto donde estábamos antes de la reforma fiscal

El gasto en la atención de la emergencia por el Covid-19 debe alcanzar un 0,3% del Producto Interno Bruto (PIB) para que el gobierno logre desaplicar la regla fiscal.

Se trata de un mecanismo establecido en la Ley de las Finanzas Públicas para controlar el crecimiento del gasto y la deuda pública. 

El problema es que no se sabe si el Banco Central de Costa Rica revisará a la baja el crecimiento del PIB, eso hace que sea difícil establecer un cálculo. 

Fernando Rodríguez, economista de la Universidad Nacional (UNA), dijo que si se hace con base en la estimación del PIB actual, el gasto en la atención del Covid-19 debería superar los ¢120.000 millones para desaplicar la regla fiscal. 

Hasta ahora las autoridades no dan un estimado del presupuesto previsto para el manejo de la emergencia, que se decretó el 16 de marzo. 

Priscilla Piedra, socia de Impuestos de Deloitte, explicó que el otro supuesto para no aplicar la regla fiscal es que el país entre en una recesión económica o experimente un crecimiento económico inferior al 1%. 

La abogada dijo que en caso de presentarse ese escenario el Banco Central deberá elaborar un informe y se requiere una declaratoria del ministro de Hacienda y el Presidente de la República. 

En ambas situaciones el Poder Ejecutivo debe comunicar a la Asamblea Legislativa que no se podrá cumplir con la aplicación de la regla fiscal y hacer un replanteamiento del gasto.

DIARIO EXTRA intentó conversar con un vocero del Ministerio de Hacienda, pero al cierre de edición no hubo respuesta. 

El economista Leiner Vargas es del criterio que la regla fiscal se posponga por los próximos dos años porque habrá una imposibilidad técnica para cumplirla.

“Esa regla fiscal se diseñó de previo al coronavirus, la norma no debería ser tan estricta hasta que volvamos a la relativa normalidad que teníamos”, indicó.

En cuanto al crecimiento exponencial de la deuda lo que recomienda es que el país entre en una renegociación de sus obligaciones. “Nadie va a estar en condiciones de pagar en los términos pactados. Hay que renegociar esos pasivos. El escenario es que estaremos menos ricos y más endeudados”, dijo. 

Para Vargas lo más importante es la atención de la crisis de salud, garantizar la alimentación de la gente y mantener la capacidad productiva de las empresas. 

“Si por zocarnos la faja vamos a terminar con un 40% de pobreza y un 35% del parque empresarial arruinado, eso no se recupera ni los tres años siguientes”, comentó.

Agregó que probablemente este año la deuda se ubique cerca del 70% del PIB y el déficit fiscal en un 6%, panorama muy similar al que hubiéramos tenido sin la aprobación de la reforma fiscal con el riesgo que implica para el control de las tasas de interés y la inversión en obra pública. 

Álvaro Sáez, presidente de la Unión de Cámaras, aseguró que todo el mundo está igual.

“Si no se permite mayor endeudamiento para pagar a la gente que se quedó sin trabajo y atender la emergencia, se va a venir una bomba social que será peor.

Lo que sí creemos es que al sector público se le debe poner un impuesto solidario, la empresa privada una vez que pase esto no va a admitir nuevos impuestos”, sentenció.

 

¿QUÉ ES LA REGLA FISCAL?

 

La regla fiscal es un mecanismo incluido en la Ley para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que permite recortar el gasto público cuando sube la deuda. 

 

 

¿QUÉ IBAN A HACER?

 

Si la deuda llegaba a un 60% del Producto Interno Bruto (PIB) se tomarían las siguientes medidas, pero ahora no porque el gobierno pediría la desaplicación de la regla fiscal. El compromiso antes del Covid-19 era:

 

•No ajustar por ningún concepto las pensiones, excepto en lo que corresponde al costo de vida.

 

•No suscribir créditos, salvo aquellos que fueran un paliativo para la deuda pública o estén destinados a utilizarse en gastos de capital.

 

•No realizar incrementos por costo de vida en el salario base, ni en los demás incentivos salariales.

 

•Imposibilidad para hacer rescates financieros y otorgar subsidios de cualquier tipo.

PERIODISTA: María Siu Lanzas

EMAIL: [email protected]

Jueves 02 Abril, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA