Lunes 06, Abril 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Alimentos que es mejor no congelar

Vida

En épocas tan atareadas como esta, en que se busca la forma de ahorrar tiempo en algunas áreas como la cocina, congelar alimentos es una buena opción que permite disponer de productos por más tiempo.
Esta forma de mantenerlos se ha vuelto gran aliada de muchos, a tal grado que se olvidan de que ciertos alimentos no responden bien a ese proceso por la pérdida de sabor y textura, a pesar que las bajas temperaturas, y en especial las de congelación, son el aliado perfecto para evitar la proliferación de patógenos en los alimentos, porque a pesar que no los destruye evita que se multipliquen. La aplicación de calor, entre otras medidas, sí destruye microorganismos.
Es más, cuando se descongela y se alcanzan de nuevo valores de temperatura ambiente o templada, el desarrollo de patógenos se reanuda y estos pueden multiplicarse de forma peligrosa.
Los alimentos más perecederos, es decir, los más susceptibles de contaminarse por patógenos, precisan técnicas de conservación para evitar su deterioro. Es el caso de las carnes, pescados, mariscos, leche, vegetales, alimentos frescos, platos preparados, frutas o lácteos. Para evitar que los patógenos se multipliquen, deben mantenerse a temperaturas de refrigeración o congelación. Sin embargo, no es aconsejable congelar ciertos alimentos o comidas, con lo que mantenerlos a temperatura de refrigeración sería suficiente para su conservación, más limitada pero segura.
No está indicado congelar pasteles o tartas. Es preferible consumirlos frescos o mantenerlos en el frigorífico de dos a cuatro días antes de consumirlos de nuevo. El problema de congelar productos como los pasteles recae en su descongelado, por su tendencia a agrietarse. Además, pierden su textura y consistencia y quedan afectados en características como sabor y aroma. Lo mismo sucede con los guisos, debido a su composición. Lo habitual en estos alimentos es que la parte con más grasa quede en el fondo y forme una masa sólida. Cuando se descongela, no siempre se logra el mismo sabor. En caso de congelarse o mantenerlos en el frigorífico, ambos alimentos deben consumirse antes de una hora a temperatura ambiente.
Para la mayonesa, no está indicada la congelación, ya que al descongelarla tiende a formar una masa sólida sin apenas gusto ni textura. Lo mismo ocurre con los huevos: basta mantenerlos en el frigorífico. No obstante, pueden congelarse siempre y cuando no estén con su cáscara. La clara del huevo es la parte que mejor responde a la congelación.
Las frutas, las verduras y los vegetales en general tienen una gran cantidad de agua en su composición. Al congelarse, se forman cristales de hielo de tamaño muy grande, que pueden dañar el producto. Esto provoca la ruptura de las paredes celulares de los vegetales, lo que significa una pérdida de la estructura inicial. El resultado final, una vez descongelados, es un aspecto desagradable y un sabor muy distinto al original.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Lunes 16 Marzo, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA