Martes 31, Marzo 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Sistema penitenciario está en emergencia nacional”

Susan Quirós Díaz, secretaria general UNT:

  • Iary Gómez Quesada, gerente general de Grupo Extra, Edgar Morales, Susan Quirós Díaz, Dayanna Montero, Mónica Monge, Adolfo Artavia Segur, junta directiva nacional de UNT; y Paola Hernández Chavarría,

  • “La falta de personal se agrava con la creación de unidades como la canina, investigación especial, o los arcos modulares en La Reforma, porque para todo eso sacan policías del sistema y no contratan

Con la intención de visibilizar las necesidades que enfrenta la Policía Penitenciaria del Ministerio de Justicia y Paz, Susan Quirós Díaz, secretaria general de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), conversó con DIARIO EXTRA junto a varios de sus homólogos sindicalistas.

Actualmente cerca de 2.000 oficiales de este cuerpo policial están afiliados a la UNT desde donde luchan por solucionar las problemáticas a las que cada día se enfrentan en el ejercicio de sus funciones, así como para hacer valer sus derechos como trabajadores.

La siguiente es la entrevista que se realizó a los miembros de la UNT en conjunto con Iary Gómez Quesada, gerente General de Grupo Extra, y Paola Hernández Chavarría, directora de DIARIO EXTRA.

¿La Policía Penitenciaria está olvidada?

-Para nosotros la condición actual del sistema penitenciario nacional debería declararse emergencia nacional. Este tema nos atañe a todos porque muchas veces este cuerpo policial no lo vemos todos, como que está invisible y la sociedad no se percata de la importante función de seguridad nacional que realizan los oficiales.

¿Falta personal, el problema se agrava con los meses?

-En este momento hay un faltante de alrededor de 1.000 policías penitenciarios. Actualmente hay casi 4 mil oficiales y existe el triple de población privada de libertad, cifra que sigue aumentando porque los diputados no hacen más que crear leyes y penalizar con cárcel.

¿Cómo les afecta esa ausencia de recurso humano?

-Hay una gran necesidad de funcionarios en todos los centros penitenciarios y eso se revierte en las condiciones de trabajo de los policías, donde muchos tienen una gran acumulación de vacaciones. Ellos deberían disfrutar de dos periodos al año por el trabajo estresante, contaminante y peligroso que realizan, pero resulta que la mayoría tiene tres y cuatro periodos pendientes.

¿Cómo afecta la falta de descanso en la vigilancia?

-Es un tema que a nosotros nos para el pelo, hemos hecho gestiones como sindicato, denuncias ante el Ministerio de Trabajo, Tribunales, incluso, el Ministerio de Trabajo ha denunciado a la ministra por infracción a la ley laboral. Hay policías que tienen a su cargo la custodia de 300 privados de libertad, pero además tienen que custodiar las visitas, el perímetro, las encomiendas o comidas que llegan, distribuir pastillas y hasta ayudar al personal administrativo.

¿Cómo es el rol de trabajo que deben cumplir?

-Ellos trabajan 7x7, es decir, siete días adentro y siete afuera. Cuando trabajan una semana completa hay un grupo que labora de día por 12 horas; otro solo de noche también durante 12 horas. Además, hay otro grupo que trabaja de forma rotativa en turnos de 8 horas. Ellos entran de 8 a.m. a 4 p.m., otro equipo de 4 p.m. a 12 medianoche y a esa hora entra el primer grupo hasta las 8 a.m.

¿Son policías casi reos pues duermen y viven en las prisiones?

-Los policías están a disposición del patrono, entonces tienen que quedarse a dormir, incluso, si hay alguna emergencia en la noche fuera de su horario tienen que levantarse. A veces hay abusos, a los jefes se les ocurre hacer un simulacro de fuga y entonces los despiertan. Ellos no pueden salir a nada, para esto tienen que solicitar autorización de la jefatura, la regla es que no salgan salvo casos excepcionales.

¿Los aposentos son insalubres tenemos entendido, viven mejor los reclusos?

-Se ha tenido que presentar recursos de amparo para obligar a la administración a hacer remodelaciones en algunos dormitorios de los policías. Las condiciones han mejorado un poco, pero es tanto el descuido que lo que hacen no se ve. Por ejemplo, en el Vilma Curling las policías duermen en un dormitorio pequeño donde están los sanitarios y baños. Además, tienen una pila que usan para lavar los trastos, ropa, y el trapo del piso.

¿Los fortines son aposentos inhumanos, deben orinan y defecar en tarros?

-En los fortines no tienen agua potable, no hay servicios sanitarios por lo que orinan en un tarro y defecan en papel periódico. Un día una compañera me llamó llorando del CAI Carlos Luis Fallas en Pococí y me contó que se orinó en los pantalones. Venían planteando que no querían servicios sanitarios porque mientras los oficiales entraban descuidaban el puesto, entonces que en lugar de eso estaban los relevos.

¿Ustedes llevaron al Ministerio de Salud y qué paso?

-Sí, nosotros llevamos al Ministerio de Salud a La Reforma para que realizara una inspección en todos los fortines e hicieron una serie de recomendaciones y no han cumplido en muchas cosas. No obstante, en Liberia ya se están poniendo servicios sanitarios a los fortines y en San Sebastián ya existen.

¿En cuáles cárceles es más urgente atender estas problemáticas?

-En todas es prioridad y urgente atenderlas, nosotros queremos que tengan la clara la idea de lo que significa la escasez de personal. Esto tiene impacto en las condiciones de trabajo de los policías y hay una vulnerabilidad de la seguridad, que es algo que nos interesa a todos los costarricenses. Un ejemplo de esto es el hecho de que haya solo un policía en un dormitorio donde deberían estar cuatro oficiales, pero ahora por la escasez de personal solo existe uno.

¿Qué pasa cuando habilitan nuevas unidades o se construyen nuevos espacios en los centros penales?

-La falta de personal se agrava con la creación de unidades como la canina, investigación especial, o los arcos modulares en La Reforma, porque para todo eso sacan policías del sistema y no contratan nuevos. Estamos de acuerdo que se hagan esos espacios, pero no dicen que van a contratar más oficiales, sino que con los mismos que se tienen descuidan otros puestos donde algunos se quedan sin vigilancia, lo que representa un peligro para todos.

¿El convenio en que el Ministerio de Seguridad Pública les prestó 50 policías ayuda en algo a mitigar esos sobre horarios?

-Trataron de resolver un poco firmando ese convenio donde prestaron 50 policías para La Reforma, cifra que no significa nada pues al dividirlo en dos escuadras son 25 para cada una. El convenio dice que van a estar en los fortines y en horario diurno por 10 horas. Además, que no se someten al régimen de disponibilidad pese a que les pagan por ese rubro. En principio nos quedamos esperando a ver cómo funcionaba porque nos dijeron que iban a tratar de sacar las vacaciones pendientes, pero no fue así.

¿El hacinamiento carcelario?

-Ha bajado el nivel de hacinamiento por esas nuevas instalaciones que han hecho, pero el hecho de que trasladen a los privados de libertad y que haya menos policías, porque es con los mismos que trabajan, entonces lo que hacen es implicar un peligro más latente ya que se vulnera la seguridad. Sí ha bajado el hacinamiento, pero a costa de los derechos de los policías y la inseguridad institucional.

¿En cuanto al tema salarial, cómo lo califica?

-Con el aumento que le hicieron al Ministerio de Seguridad Pública en diciembre dejaron por fuera a la Policía Penitenciaria y ahora sigue siendo además de todo lo anterior, la Cenicienta, la que tiene malos uniformes que no tiene chalecos y todo lo demás, pues es la policía peor pagada. Actualmente el salario base de un oficial es de ¢328 mil.

¿Cómo califican el trabajo del ahora exjefe de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi?

-Entre lo que había y Bertozzi hubo un gran cambio que se sintió en la policía, uno tiene que ser consecuente, no es lo que quisiéramos, pero con la administración de él mejoraron muchas cosas en el sistema. Por ejemplo, mejoró el derecho de descanso respetando las 8 horas que les corresponde a los policías.

¿Y el trabajo de Marcia González, exministra de Justicia y Paz?

-Para nosotros su labor no tuvo ningún impacto, ni positivo ni negativo en las condiciones laborales de los trabajadores penitenciarios, es muy lamentable que se vaya un ministro y no haya hecho nada.

¿Qué le piden a Fiorella Salazar, exviceministra de Seguridad Pública y nueva Ministra de Justicia y Paz?

-Esperamos que efectivamente comprenda que para poder cumplir con el objetivo que se supone que ellos tienen de reinserción de la población privada de libertad a la sociedad, tiene que empezar por valorar el trabajo de quien los atiende día a día y mejorar las condiciones y los derechos humanos de esas personas, porque no se puede tratar de curar a alguien cuando el enfermero es el que está enfermo. Que trabaje en dos ejes, respeto y mejoramiento de las condiciones laborales de los privados de libertad y también para los trabajadores de la institución.

 

EXTRADIRECTO

 

• Sistema penitenciario: Un desastre total

• Policía Penitenciaria: Discriminación

• Ministerio de Justicia: Ineficiencia

• Hacinamiento carcelario: Desafío

• Derechos humanos: No para los trabajadores.

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Foto: Randall Sandoval

EMAIL: [email protected]

Miércoles 26 Febrero, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA