Martes 31, Marzo 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

“No me arrepiento, montaron un circo”

Marvin Brenes, sentenciado por femicidio, habló con DIARIO EXTRA:

  • El sentenciado dice que la verdad lo hará libre.

  • Brenes explicó a DIARIO EXTRA cómo halló a Andrea inconsciente en la tina.

II PARTE

 

Como les contamos en la entrega de este jueves, Marvin Brenes, sentenciado a 50 años por la muerte de su esposa Andrea Fernández, aseguró que ha sido un proceso complicado por la presión de los medios y reitera estar tranquilo en el ámbito preferencial donde permanece.

Brenes decidió conversar con DIARIO EXTRA en la cárcel de San Sebastián, donde espera que su nuevo abogado José Pablo Badilla logre algo favorable en la apelación que prepara.

 

MUERTE Y MISTERIO

 

Continuando con su relato, Brenes adujo que un día agarró a su hija y salió del baño para vestirla y sucedió uno de los episodios donde su esposa Andrea Fernández resultó herida.

“Cuando vuelvo a verla estaba llorando, cambié a la bebé en el cuarto, pasaron 20 minutos, escucho un chorro, le toqué la puerta, la llamaba y nada que respondía Andrea, por una hendija en la puerta me fijé, pero no la vi, se veía el inodoro.

Le decía que me abriera, si estaba bien, me doy vuelta, me fijo por la celosía y estaba tirada en la tina, sentí un vacío, me regreso, trato de abrir la puerta que lo hacía para afuera. Cogí un cuchillo, lo metí, abrí y cuando entro lo boté, ella estaba encogida. La señora que nos alquiló nos dijo que tuviéramos cuidado con el jacuzzi, veía hacia la puerta, me acerco, le hablo, tenía los ojos abiertos, no respondió”, aseguró.

El condenado describe las lesiones que le encontró en el cuerpo a su expareja.

“Tenía una cortada en ceja izquierda y labio derecho, lo raro es que no tenía sangre en la tina, solo una gota, me meto a la tina, trato de alzarla y no puedo, estaba pálida, salgo, llamo a la mamá, le digo a como pude que Andrea estaba en el baño y no respondía.

Para mí la muerte de Andrea es un misterio, no logro explicar, salí pegando gritos, la única forma de sacarla era arrastrándola, la saqué a como pude, todavía me digo que fue un error que cometí, tenía que haberla dejado en el baño, pero ella era mi esposa. ¿Qué hace uno si es su mamá, su hija, su pareja la que está en una situación así? ¿La deja en el baño muerta o la ayudaría? Yo sí le ayudaría. Digo que es un error sacarla, me llevó a lo que estoy viviendo ahorita”, afirmó.

Brenes mencionó que la jaló metro y medio, y el OIJ confirmó que había señal de arrastre.

“Empecé a darle resucitación cardiopulmonar, lo hice y no volvía, estaba llorando, le dije a mi hermana que no se fuera, un paramédico llamó a Fuerza Pública, me sientan en las gradas, una tía de Andrea me preguntó qué le había hecho, golpeé el suelo con el puño, fue otro error. Es culpa mía porque no pude hacer nada.

Me fui en el carro del cuñado al hospital, en el camino me cuestionaba qué había pasado, llegamos a emergencias, veo la camilla pasar donde iba Andrea, la mamá estaba al fondo gritando. Era como una película, todavía no me explico si estoy durmiendo, no sé qué pasa conmigo, mi madre se hinca, me dice que va a ser mamá toda la vida, me pregunta si la maté y contesté que no”, explicó. 

El sentenciado recuerda que cuatro policías lo tenían custodiado. “El suegro me dijo que eso era lo que quería, matarla, venían de Jacó y estaba alcoholizado. Cuando entra le hacen TAC de cabeza a los pies y en el documento médico sale sin fracturas. 

Me detienen, quedo firmando tres meses y algo, en la autopsia sale que tenía fractura, pero dónde se quebró. Pasaron cosas muy extrañas. Contratamos dos médicos, uno declaró y el otro fue coaccionado para que no lo hiciera, tuvo que ser por Fiscalía o por la familia de ella, dos días antes de que declarara, llegó y señaló que no iba a hablar”, contó.

 

“LA VERDAD ME HARÁ LIBRE” 

 

Brenes también tocó temas como arrepentimiento, exposición y suicidio con respecto a la situación que está viviendo.

“No me arrepiento de nada. Todo lo que me ha pasado ha sido una prueba de Dios, he perdonado, me han utilizado como un producto, como el mejor caso de femicidio, el muchacho de Facebook de las conyugales, todo lo que han hecho, hasta mi sobrina de 4 años pone fotos diciendo que es cómplice de un asesino.

Me ha costado mucho, en el juicio no hablaron con la verdad, pero la verdad me hará libre. No me veo cumpliendo la totalidad de mi condena, sé que viene apelación, Dios me va a ayudar”, expresó.

El privado de libertad mencionó que por más presión y adversidad no piensa en el suicidio como salida. 

“Hay errores médicos que ahí están en el proceso y a los jueces no les importó. No he pensado en matarme, el suicidio es la acción más valiente de un cobarde y no lo soy. Me afecta el tema emocional, psicológico.

Mi abogado me dijo que iba para afuera, al final el resultado fue otro. Desde el día que Andrea murió su familia nos ha hecho a un lado, a la bebé no puedo verla, solo por fotos y ellos no aceptan ningún tipo de ayuda”, concluyó.

 

MANIPULACIÓN 

 

El condenado la emprendió contra el abogado de la familia de su exmujer, de quien asegura montó un show en su contra.

“Montó un circo, lo importante era generar rating, fui un producto de ellos, nunca tuvo una versión sólida de lo que sucedió. Dijeron que mi caso es el más especial del país, que era femicida y que mi familia es sociópata, que modificó la escena, que mi mamá hizo que Andrea quitara las medidas”, aseguró.

Este joven publicista dice que le ha costado mucho entender el motivo de las situaciones que han sucedido.

“Les dije a los jueces que no se dejaran manipular por los medios, muchos me dijeron que lo que pasó iba a pasar, que iba a ser condenado y así fue, no me esperaba tantos años sinceramente.

Me ofrecieron un proceso abreviado (aceptar los cargos con una condena baja y no ir a juicio) y las tres veces les dije que no, no iba a aceptar algo que no hice, me fui fuerte, muchos conocidos me decían que era tonto, que me iban a dar más, les expresé que no me importaba porque soy inocente hasta el día que me muera”, concluyó.

PERIODISTA: Manuel Estrada

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: mestr[email protected]

Viernes 21 Febrero, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA