Miércoles 23, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Otra alternativa a los ¢12 mills.

El Gobierno de la República nos anuncia la presentación del proyecto de ley denominado: “Ley para fortalecer el combate a la pobreza extrema mediante la inyección de recursos” que se tramita mediante el expediente legislativo número 21759, en el cual se pretende redistribuir cerca de ¢12.197 millones de los ahorros anuales generados por el tope a las pensiones de lujo mediante la ley n° 9796, para atender a la población más vulnerable del país. Esto mediante transferencia al Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) y fortalecer programas existentes como Crecemos, Avancemos y el Régimen No Contributivo de Pensiones.

Para algunos es bien visto, para otros no tanto. Algunos somos más estrictos con las políticas asistencialistas de algunos programas sociales. Por lo que conviene analizar y proponer opciones que puedan ser discutidas para destinar esos recursos.

Una propuesta sería destinar esos recursos a Conape para que administre un fondo para financiar maestrías en las mejores universidades del mundo en su mayoría en Estados Unidos y Europa, en las carreras denominadas STEAM por sus siglas en inglés, que son aquellas que provienen de las disciplinas como las ciencias, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas.

Esto podría fortalecer considerablemente el nivel educativo de nuestra fuerza laboral, debido a que las Universidades Estatales se encuentran rezagadas en sus planes de estudio, con poca innovación en nuevas carreras y posgrados de carreras que han dejado de ser el futuro, para convertirse en el presente del mercado laboral y la economía global.

Podríamos entonces impulsar a crear nuevas generaciones de profesionales altamente especializados y que regresen al país a impulsar su crecimiento. Podríamos ayudar a unos 200 profesionales por año a estudiar en el exterior aproximadamente.

Los beneficiarios deben ser ciudadanos de clase media, media baja, y sobre todo aquellos que provienen de hogares en condición de pobreza. Esto permitirá una mayor movilidad social, pues es muy difícil para estas personas acceder a estudiar en el exterior y en las mejores universidades. Se podría becar con el pago de la maestría y un préstamo que cubra los costos de manutención y estadía.

De acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que para el año 2030 el 80% de los puestos de trabajo que actualmente tienen más demanda desaparecerán para ser sustituidos por empleos creados por el desarrollo científico de las distintas industrias.

Esto sería algo como el Programa Ciencia sin Fronteras (PCSF), creado años atrás en Brasil, el cual es un programa de movilidad académica internacional del gobierno brasileño cuyo objetivo fundamental es aumentar la presencia de estudiantes, profesores e investigadores brasileños y brasileñas en instituciones de excelencia en el exterior, así como incrementar la presencia de estudiantes y académicos extranjeros en instituciones brasileñas.

Las áreas en que dicho programa se centra son: ingeniería, biotecnología, biomedicina, tecnologías de la información, tecnología aeroespacial, agricultura sostenible, energías renovables, nanotecnología, biodiversidad, ciencias del mar, industria creativa y nuevas tecnologías, entre otras.

Podría tener más réditos para el país destinar estos recursos para un programa de este tipo, y en el mediano y largo plazo, va a permitir con el crecimiento de la economía nacional, el fortalecimiento de los programas sociales Crecemos, Avancemos y el Régimen No Contributivo de Pensiones.

Debemos centrar esfuerzos en hacer crecer la economía de forma sostenida a un ritmo mayor al 6% para poder disminuir la pobreza. Y para lograr ese nivel de crecimiento por periodos de al menos 10 años, es necesario que Costa Rica empiece a desarrollar nuevas industrias del Siglo XXI, las cuales solo vamos a lograr si contamos con una fuerza laboral capacitada en las mejores universidades a nivel mundial.

 

*Máster en Relaciones Internacionales & Diplomacia, Universidad Nacional

 

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 14 Febrero, 2020

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Douglas Salazar Cortés*

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA