Sábado 26, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Las copias del discurso

El presidente Donald Trump se convierte así en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido a juicio político, después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1999. Richard Nixon renunció en la investigación en 1974 antes de que su proceso llegara al voto de artículos. Los acusados fueron absueltos después de juicios en el Senado.

El proceso de destitución contra Donald Trump se inició a raíz de que un informante denunciara ante el Congreso de los EE.UU. que el presidente Trump, junto a otros funcionarios de su gobierno, habría presionado a líderes de Ucrania para que investigaran al ex vicepresidente y precandidato presidencial demócrata Joe Biden y unas actividades empresariales relacionadas con su hijo Hunter Biden. Pues bien, un impeachment es un proceso en el que tanto la Cámara de Representantes como el Senado se convierten en una gran corte para juzgar al presidente, vicepresidente y funcionarios civiles. La Cámara ejerce como investigador y fiscal, mientras que el Senado hace las veces de jurado y juez.

El histórico juicio se inició el martes 21 de enero después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, presentara al Senado las supuestas evidencias y pruebas que amerita el proceso. Los senadores tienen que decidir sobre los cargos que la Cámara, controlada por los demócratas, le impuso a Trump, tales cargos son “abuso de poder y obstrucción al Congreso”. Se requieren dos tercios de los votos en el Senado estadounidense, controlado por republicanos, para separar al presidente de su cargo.

El Partido Republicano controla 53 de los 100 escaños, el Partido Demócrata 45 y 2 independientes, los demócratas necesitaban que al menos 67 senadores votaran por la destitución del presidente, esto significa que, además de los 45 votos de su propio partido y apoyo de 2 independientes, requerían que 20 republicanos cambiaran de bando. El viernes 31 de enero el Senado bloqueó la iniciativa demócrata de citar a más testigos por 51 votos a 49. Intentaron convocar a John Bolton, exasesor de seguridad nacional, por la información caso ucraniano, de hecho, no hablaría bien del presidente debido a que no fue despedido en buenos términos.

Al final, absolvieron a Mr. Trump por ambos cargos. Los demócratas de la Cámara de Representantes sabían que el “juicio político” no prosperaría, pero parece que el asunto era manchar la imagen del presidente para facilitar el camino a la presidencia del candidato demócrata. Estos saben que no cuentan con un contrincante de peso ni carismático, como dicen algunos: esto parece una sacada de clavo, lo intentaron con el Rusiagate en 2016, y no pasó gran cosa, ya faltando poco para las nuevas elecciones 2020 vienen con el Ucraniagate.

Lo interesante, el presidente Trump a pesar de los vientos huracanados del juicio en su contra, siguió trabajando normalmente: siempre tuiteando, haciendo campaña política de reelección, firmó la primera fase del acuerdo comercial con China, firmó la aprobación por parte del Senado de un nuevo pacto comercial con Canadá y México, hizo discurso sobre el Estado de la Unión en el Congreso, mantuvo agenda de visitas de mandatarios a la Casa Blanca, pues, se mantiene ocupado. Otro asunto, algunos estadounidenses dicen que el juicio político se parecía a uno de país “república bananera”. Un senador asegura que las acciones de Trump fueron “inapropiadas”, pero no tan graves para relevarlo de la presidencia. Otros, que el tal proceso de destitución es muy político, en pleno año electoral. Al final de la trama, la congresista demócrata Nancy Pelosi, que es una de las responsables del juicio político, rompió las copias del discurso presidencial, notoriamente molesta. Antes de esta escena, se dio la negativa de Trump a estrecharle la mano. Pues bien, el sonado caso del proceso de “impeachment” ya quedó para la historia.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Viernes 14 Febrero, 2020

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Lic. Roy Levell Brown

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA