Viernes 18, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Deportes

Volleyball venezolano resurge para Tokio 2020

Integrantes de su selección aseguran volver de a poco

La selección venezolana dejó de estar en el top 10 y cayó hasta el 36 en medio de la crisis de su país

Caracas, Venezuela. AFP - El voleibol de Venezuela había tocado fondo al desaparecer de la competición internacional por la demoledora crisis económica del país, pero supo salir del foso para entrar en los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

"Vamos a volver a la élite", celebra Emerson Rodríguez, uno de los bastiones de la olímpica selección masculina venezolana.

"Se presentaron muchas cosas que se nos escapaban de las manos, pero nunca perdimos la fe", rememora Rodríguez, espigado opuesto de 2,02 metros de estatura, en conversación con la AFP en Caracas.

Los golpes, recuerda, se acumularon uno tras otro.

El capitán Kervin Piñerúa, "el cabecilla del equipo", murió el 18 de noviembre de 2016 tras sufrir un infarto. Tenía apenas 25 años.

Cuando sus compañeros superaban la tragedia, la Vinotinto dio forfait en la Liga Mundial -actual Liga de Naciones-, máxima competencia anual de países en el voleibol. Retrasos de las autoridades en la compra de boletos aéreos para viajar a Frankfurt, Alemania, causaron que el 2 de julio de 2017 Venezuela perdiera ante Austria por incomparecencia.

Y aunque poco después acudió al Campeonato Sudamericano en Chile, siendo subcampeona, la selección venezolana entró en un limbo.

Dejó de competir por más de un año, ahogada por falta de financiamiento. "Fue un golpe muy duro", dice Rodríguez, de 26 años.

El voleibol no fue el único deporte afectado. Representaciones de boxeo, esgrima y sóftbol fueron víctimas de una epidemia de forfaits.


- "Unión, paciencia y tranquilidad" -


Venezuela, mientras, se desplomaba desde el Top-10 del ranking mundial hasta el puesto 36.

Pero la meta era clara cuando el plantel se reencontró en 2019 a las órdenes del entrenador Ronald Sarti. "Hablamos con él. Necesitábamos preparación para clasificar a los Juegos Olímpicos y él nos planteó que iba a reunirse con quien tuviese que reunirse", relató Rodríguez.

Los esperados recursos estatales, finalmente, llegaron.

El Campeonato Sudamericano de 2019 fue punto de inflexión, con la selección venezolana alcanzando semifinales. ¿Tokio-2020 era posible?

El momento de responder a la pregunta llegó del 10 al 12 de enero pasados, con un cupo en juego en el Preolímpico sudamericano y tres rivales: el local Chile, Colombia y Perú. Brasil y Argentina, las potencias regionales, tenían plazas garantizadas, así que estaban ausentes.

Venezuela venció 3-1 a Chile y luego cayó 3-2 con Colombia.

La última presentación contra Perú requería una combinación de victoria propia y derrota de Colombia ante Chile. "Ganamos 3-0, un triunfo contundente, y tocó esperar", cuenta Rodríguez.

Con "dolor de cabeza" por los nervios, vio el Chile-Colombia por televisión en su hotel: "Me fui a mi habitación rezándole a Dios y a mi mamá (fallecida hace cinco meses), pidiéndoles que hiciera valer el sacrificio que habíamos hecho".

Cuando los chilenos ganaron el último punto ante los colombianos, Rodríguez saltó de la cama y empezó a correr como loco por el cuarto. "¡Fue increíble!", recuerda emocionado.

"Todo atleta quiere estar en los Juegos Olímpicos (...). Somos un equipo joven (...). Ganemos un partido, ganemos dos, los que sean, o no ganemos ninguno, queremos que Venezuela nos vea dándolo todo", promete.

No falta la dedicatoria a Piñerúa. "Todos tuvimos que dar un paso al frente (...), lo asumimos con unión, paciencia y tranquilidad (...). Siempre lo llevamos en nuestros corazones, en cada partido, en cada entrenamiento, y esto es lo que él quería", apunta Rodríguez.


- Vista en el futuro -


Rodríguez y sus compañeros esperan que el respaldo económico siga encendido al apagarse la llama olímpica.

"El objetivo es estar en la Liga de Naciones, en el Mundial, en las grandes competencias, y pensar en el ciclo hacia París-2024", expresa.

No es una utopía. Venezuela ascenderá al puesto 17 del ranking mundial pase lo que pase en Tokio y era una de las potencias del voleibol de Latinoamérica antes de la debacle que vivió.

Solo Brasil, Cuba y Argentina tuvieron más presencias por la región en la vieja Liga Mundial, convertida en Liga de Naciones en 2018.

Y en el historial está una participación olímpica previa: Pekín-2008.

PERIODISTA: Esteban Rojas - AFP

CRÉDITOS: Foto AFP

EMAIL:

26 Enero, 2020

HORA: 02:08 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA