Jueves 05, Diciembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

2 narcos pelean mujer a muerte

Celos desatan guerra en el Caribe

  • Agentes del OIJ de Guácimo realizaron tres allanamientos.

  • Uno de los sujetos fue detenido y llevado a la Fiscalía.

  • Diablo, quien está en fuga, posa con armas pesadas.

Dos narcotraficantes que operan en el Caribe costarricense están en una guerra a muerte y no precisamente por los estupefacientes, sino por una hermosa mujer que era la novia de uno de ellos y el otro se le fue arriba.

Se trata de Diablo, sujeto que habría enamorado a la pareja de su archienemigo Pechuga, quien víctima de los celos no se quedó de brazos cruzados y empezó la venganza a punta de plomo contra su rival en asuntos de amores y los miembros de la organización que este lidera.

Fuentes confidenciales informaron a DIARIO EXTRA que Pechuga tenía el control absoluto del mercado de las drogas en Pococí, Guácimo, Pocora, Río Jiménez y Guápiles. Inclusive es dueño de las plazas de San Ramón, Alajuela.

De repente apareció Diablo, quien administra las plazas que dejó un hombre que está privado de libertad y conocen como Pecho de Rata, por lo cual los atentados empezaron a dejar muertos y heridos.

Pechuga envía gente de Pavas al Caribe para que ubique a Diablo y todo aquel que se relacione con él. En uno de los tantos seguimientos sus pistoleros hieren a algunos hombres de Diablo que estaban en el Bar Juankas, cuyo propietario al parecer les guardaba algo.

En otra ocasión los pistoleros de Diablo emboscan y logran impactar a Pechuga en el tobillo, sin embargo escapa de la lluvia de plomo y se refugia en su escondite, donde descansa y no va al hospital a que le traten la herida. 

Esto provoca que se le inflame el pie, lo cual lo alarma, y por medio de su abogado se comunica con las autoridades para decirles que va a curarse, pero teme por su vida.

Los judiciales le indican que se trata de un asunto de salud, que no lo detendrían, por lo que accede a ir con todo y chaleco antibalas, rodeado de sus guardaespaldas, sin sufrir ningún atentado.

 

LO MÁS PRECIADO

 

Un pistolero de Diablo que permanece en fuga logró balear a un familiar cercano de Pechuga, lo que incrementó la intensidad de la batalla que libran ambos líderes.

Fieles a la organización delictiva compuesta por al menos una veintena de hombres, los de mayor rango no admiten menores de edad, pues argumentan que fácilmente hablan de información sensible, por lo que buscan jóvenes discretos.

De acuerdo con la policía, los sicarios que utilizan armas AK-47 prefieren ejecutar a sus víctimas frente a civiles, en horas de mayor concentración de gente, suben fotografías y videos para hacerle ver a su rival la forma en que actuaron. 

Según las autoridades, miembros del grupo de Diablo habrían asaltado un camión remesero en mayo, lograron robar ¢1.100 millones aproximadamente y alrededor de $200.000 en efectivo, dinero que al parecer en su mayoría se destinó a comprar armas de fuego, motocicletas y vehículos de segunda.

Por dicho atraco se investiga a dos custodios que permanecen en prisión preventiva y un tercero que goza de medidas cautelares.

La policía no descarta que la guerra siga en el Caribe y cuando eliminen a uno de los dos narcolíderes los homicidios cesarán.

 

ACCIÓN POLICIAL

 

Agentes del OIJ de Guácimo realizaron tres allanamientos en La Emilia, Guápiles; Los Geranios, Río Jiménez; y Pocora en busca de sospechosos de un doble homicidio el 4 de noviembre en Toro Amarillo y los pistoleros que balearon a Pechuga.

El día del crimen cuatro personas estaban reunidas dentro de un automóvil y llegó otro vehículo, del que se bajaron dos hombres que dispararon fusiles AK-47 y pistolas contra Jorge Díaz Cruz, de 20 años, y Jeilan Herrera Carranza, de 25, quienes murieron.

Tras la acción policial de este jueves se detuvo a un joven de apellido Rodezno y 22 años en su casa, ubicada en Guápiles centro. Dos sujetos permanecen en fuga, sin embargo según las autoridades están plenamente identificados.

PERIODISTA: Manuel Estrada

CRÉDITOS: Fotos: Isaac Villalta

EMAIL: [email protected]

Viernes 15 Noviembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA