Martes 24, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Efectos en la salud: Etiquetado obligatorio de alimentos transgénicos, ¿cuándo?

Jaime E. García G.* / Página Abierta

Con ocasión de la celebración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor (15 de marzo), es bueno recordar al presidente Alvarado su promesa estampada con su firma del acuerdo 9 del documento “Yo creo en el ambiente”, de establecer “la obligatoriedad de informar al consumidor de alimentos para consumo humano o animal que contengan ingredientes genéticamente modificados” (ver: bit.ly/2SYEqLW). Este ofrecimiento también fue hecho por el Gobierno anterior cinco años atrás.

Detrás de estas promesas incumplidas de los presidentes Solís y Alvarado se encuentra una iniciativa ciudadana de recolección de firmas solicitando al Poder Ejecutivo promulgar el reglamento prometido. Iniciando en mayo del 2015, en forma mensual se ha hecho entrega de más de ¡36.500! firmas a la Presidencia de la República, así como a los jerarcas de los Ministerios de Salud, Agricultura y Ganadería (MAG), y Economía, Industria y Comercio (MEIC), responsables de promulgar esta normativa.

Sobre los cultivos y alimentos transgénicos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos advierte que estos “…también pueden afectar la salud humana indirectamente mediante impactos perjudiciales sobre el medio ambiente o mediante impactos desfavorables sobre factores económicos (incluyendo el comercio), sociales y éticos”, así como que: “…también pueden acarrear potenciales riesgos directos para … el desarrollo humano.” (ver: goo.gl/HY6qI)

En este contexto se comprende fácilmente la necesidad de que las etiquetas de los alimentos contengan información adecuada y veraz, para que podamos ejercer, en forma informada, nuestra libertad de elección de los alimentos que decidimos llevar a nuestro organismo, máxime cuando de salud se trata.

Según las Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del Consumidor, “Corresponde a los gobiernos formular, o mantener una política enérgica de protección del consumidor (…)”, que atienda sus necesidades legítimas, entre las cuales se encuentra “c) El acceso… a una información adecuada que les permita hacer elecciones bien fundadas conforme a los deseos y necesidades de cada cual. (…)”. 

En esta materia, la Constitución Política consagra, por medio del art. 46, este derecho humano fundamental, indicando que tenemos el “derecho (…) a recibir información adecuada y veraz; a la libertad de elección (…)”.

Por su parte, la Ley 7472 de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor establece que los derechos de información y elección del consumidor son “fundamentales e irrenunciables”, y por tanto la información que recibe debe ser “(…) veraz y oportuna, (…), con especificación correcta de cantidad, características, composición, (…)”, a la vez que delega el cumplimiento de esa ley en el Poder Ejecutivo (art. 32 y 33).

En concordancia con lo anterior, el reglamento a la citada ley establece también la obligación de los comerciantes “… de brindar información real al consumidor… sobre la naturaleza, la composición, …; así como cualquier otro dato determinante…” por parte de los comerciantes (art. 91 y 92 del Decreto 37899-MEIC).

El derecho a conocer si los alimentos contienen ingredientes transgénicos es una realidad en 64 países de los cinco continentes (ver goo.gl/B8nIhI), por lo que no hay motivo alguno para no hacer efectivo el derecho de recibir la información solicitada que nos permita ejercer nuestro derecho de elección. 

El incumplimiento irresponsable del Poder Ejecutivo en esta materia es claramente un acto contrario a uno de los derechos capitales de los consumidores, cual es -como mínimo- recibir información respecto a la composición de los alimentos que consumimos, ya que solo así podemos hacer efectivo el derecho a elegir de manera informada y con conocimiento de causa y origen los alimentos que llevamos a nuestra boca.

Esta situación fue denunciada ante la Defensoría de los Habitantes de la República el 29/6/18, quien la acogió para investigarla por medio de la Solicitud de Intervención n.° 266637-2018-SI.

En tanto el presidente Alvarado siga faltando a su palabra, seguiremos denunciando ese incumplimiento a través de la recolección de firmas en la Campaña Nacional “Etiquetado de Transgénicos ¡Ya!”.

Quien desee incorporarse a esta campaña por la defensa del derecho a recibir información sobre la naturaleza y composición de los alimentos puede escribir a: [email protected] 

 

*Catedrático UNED-UCR, miembro de la Red de Coordinación en Biodiversidad 

[email protected]

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 19 Marzo, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA