Viernes 19, Agosto 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Dejamos de ser pacifistas hace rato”

Michael Soto, ministro de Seguridad:

  • La gerente general del Grupo Extra, Iary Gómez, conversó con el ministro de Seguridad Michael Soto y la directora de DIARIO EXTRA, Paola Hernández, sobre la actualidad de la seguridad del país

  • El jerarca de Seguridad intenta combatir el microtráfico de drogas para bajar la incidencia de homicidios

  • Soto aseguró que la migración de nicaragüenses se volverá mayor y más silenciosa en una frontera muy grande

El ministro de Seguridad Pública Michael Soto visitó DIARIO EXTRA para conversar sin tapujos sobre diferentes temas de interés nacional como el incremento en los homicidios y el narcotráfico, que están manchando la imagen del país.

Soto dejó claro que el mes arrancó feo, pero espera que al terminar el año se cierre con menos de 600 homicidios. El 95% de los asesinatos son perpetrados por costarricenses y, por el panorama que se ha venido presentando, podríamos terminar este mes con 63 homicidios aproximadamente.

¿Todavía podemos creer que somos la Suiza centroamericana?

- Hace rato lo perdimos, hay casos muy tristes que afectan muchísimo al país, no somos una sociedad pacifista, desde el 2012 vienen en ascenso los crímenes. Los principios y valores se obtenían en la casa, la evolución de la criminalidad es similar a la colombiana, sin embargo, estoy esperanzado, aunque sea, de tener un homicidio menos al finalizar el año.

¿En qué paró el asunto de las armerías que cerraron y no se sabe nada de la mercadería restante?

- Estamos haciendo un proyecto de ley para tratar de regular eso, ya que no es muy fácil, comprende un trabajo muy extenuante, solo se le va a permitir registrar un arma de fuego por persona y no como ahora, que hay personas que tienen hasta tres. Darle trazabilidad a 244 mil armas que están registradas es un trabajo de años.

¿Y las personas que son procesadas por violencia doméstica?

- Se les va a retirar el permiso de portar cualquier arma y se les quita la matrícula y se destruye, el costarricense está optando por defenderse, pero existe un riesgo al defenderse. Hay una parte de la sociedad que utiliza las armas para bien, pero hay que regular un poco más.

¿Qué hacer con una situación en que se puede defender?

- Se registran 71 homicidios donde el delincuente mata a la víctima y muchas veces son personas defendiéndose. Si tiene la posibilidad de defenderse, hágalo, pero si no, estaría sentenciando su muerte y eso queremos evitarlo. Vale más la vida.

¿Cuántas delegaciones policiales se están cayendo?

- Hay 65 delegaciones de botar y con el préstamo del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), que son $92 millones, pero, a medias con Justicia, intentaremos hacerlas de nuevo. Vamos a inaugurar la de Parrita, la de Granadilla de Curridabat y la de Puntarenas en enero. Se han hecho delegaciones muy bonitas pero muy pocas, he optado por hacer más para impactar en las comunidades.

¿Abrirán más plazas de policías?

- Buscamos una estrategia para llenar las plazas, para que no vengan de la calle, ya que los procesos de reclutamiento eran complicados. El promedio por mes es de 40 personas que se van por cualquier motivo. Tomamos los cursos básicos y hemos llenado a Fronteras y Vigilancia Aérea, ya que nos dimos cuenta que había plazas vacías. Pedí congelar 500 plazas y con esa plata comprar equipos.

¿Cómo se está trabajando el tema del narcotráfico?

- La mayoría de la droga entra por el Pacífico, hemos decomisado en lo que llevamos del año más de 32 toneladas de diferentes drogas, mientras que solo cocaína sumamos 25 toneladas. Le pedí a la Policía de Control de Drogas que nos dediquemos al tráfico interno, estructuras más pequeñas, y mucho al narcomenudeo, que afecta lo interno del país, que genera homicidios.

¿Presentan problemas los buques que nos donaron?

- Los tres estaban en uso, pero los usamos tanto que tuvimos problemas con uno, que se le jodió la propela y a otro se le fue el pistón, que estamos a la espera de reparación, ya que los repuestos se traen de Estados Unidos. Los buques no son nuevos, tenían bastante uso, lo que se les hizo fue renovar máquinas, implica que se les tiene que dar constante mantenimiento.

¿Reforzarán los cielos? Sabemos que la droga viaja por aire…

- En marzo, el Gobierno de Estados Unidos nos dona cuatro helicópteros versión civil del Black Hawk. Estará el personal durante dos años capacitando a nuestros pilotos.

Al tener Costa Rica más territorio marítimo que en tierra firme, sin que exista una ley para regir los mares, ¿se puede abordar barcos aunque los marineros se nieguen?

- Se debe retomar esa ley. No tenemos un problema especial, igual se abordan, igual se incauta droga, igual se llevan a puerto, es cuestión de mera formalidad, se pueden remolcar, pero la mayoría nos deja revisar.

¿Cómo está el tema de Crucitas?

- Tengo un objetivo especial, que es Crucitas. Meto mucho recurso ahí, logramos limpiar la finca Biboyet, ya que había alrededor de 4 mil indocumentados. Pasan los meses y me reportan que en la finca Calica se ven grupos de personas, que nos cortaban la luz y el agua, que pasaba por mangueras. Ha sido una batalla para que los policías tengan las condiciones básicas.

¿Cambiaron el modus operandi para la extracción de oro?

- Hemos hecho algunos operativos, generó un tema de salud, tenemos 56 casos de malaria. El Ministerio de Salud les daba una pastilla diaria, pero cuando la policía llegaba se iban y dejaban el tratamiento, lo que ha generado una cadena de problemas.

¿Se considera que los oreros trabajan para alguien más?

- Es crimen organizado que llega y compra todos los días a los oreros la amalgama y les pagan ¢15 mil diarios, que para ellos es mucho. El 90% son nicaragüenses, algunos sacan hasta un kilo para llevar el dinero a Nicaragua. Es una finca enorme, cuesta mucho, pero seguimos sosteniendo y haremos un trabajo integral.

¿La crisis de Nicaragua sigue provocando flujo migratorio?

- Ahora se dio una migración por cuestión política, pero se dará una migración por hambre y nos golpeará muy duro. Es probable que el momento venga pronto y sea silencioso. No será político, se verán más nicaragüenses.

¿Por qué ya no hacen allanamientos en la conocida “Tierra Dominicana”?

- Le pedí al jefe de la Policía de Control de Drogas que hiciera un trabajo de investigación de fondo para tratar de limpiar ese lugar y el resultado fue que se desarticuló una estructura de nueve personas, pero eso no significa que no volverá a haber conflictos. Todos son colombianos que tenían el control.

¿Qué no se puede hacer en temas de migración?

- Costa Rica ha ratificado todos los acuerdos de migrantes, a los que piden refugio les crean una condición y se quedan aquí, duran más de un año en resolver y, si lo hacen en negativo, no pueden echarlos y les dicen que vayan a residencias. Lo primero que hacen es tener hijos.

¿Se puede modificar la legislación?

- Sí se puede hacer una expulsión cuando cometen un delito, lo que pasa es que reaparecen días después. La frontera es muy vulnerable, son 300 kilómetros entre montañas, no hay rótulo, van y vienen y no pasa nada.

¿Cómo sigue la corrupción en la Fuerza Pública?

- Me la topé cuando estaba en el OIJ (Organismo de Investigación Judicial) llevando los casos, venían muchos casos de policías de Fuerza Pública, de Guardacostas, que venían en marcha y ya se terminaron. Algunos donde colaboramos siguen en investigación. Lamentablemente, siguen saliendo casos, aplico el margen que me da la ley, tenemos manzanas podridas que se involucran con narcotráfico y facilitan información.

¿A cuánto asciende el presupuesto del Ministerio y qué se hará con ese dinero?

- Es alrededor de ¢253 mil millones, que es el mismo de años anteriores, entiendo que hay un problema grave y tenemos que ser consecuentes. Pedí a la Asamblea que me dejara movilizar algún recurso para comprar carros y armas, renovación de chalecos y me autorizaron a hacer manejos.

¿El salario policial es muy bajo y poco competitivo?

- He hablado sobre el tema con el Presidente. Si la situación mejora, pediría un aumento para el nivel más bajo de la Policía, para que se vuelva más atractivo. Es un salario bajo, quiero que el requisito mínimo sea bachillerato. Con todos los rebajos, a estas personas les llegan por quincena ¢150 mil.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Viernes 21 Diciembre, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA