Lunes 13, Julio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“La prioridad es entrar a la OCDE”

Dyalá Jiménez Figueres, ministra de Comercio Exterior:

  • Dyalá Jiménez Figueres, ministra de Comercio Exterior, y el viceministro Duayner Salas conversaron con Iary Gómez, gerente general del Grupo Extra, y Sandra Cordero, asistente de Dirección de DIARIO E

  • “Uno puede tratar de pedir exclusiones en la Alianza, pero yo diría que no hay garantía porque es una negociación”

La firma de un nuevo tratado de libre comercio (TLC) no es algo que esté visualizando la nueva ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, al menos en el corto plazo. 

Considera que la prioridad en este momento debe ser el ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Jiménez indicó que las exportaciones y la inversión extranjera directa constituyen hoy un 72% del Producto Interno Bruto (PIB). 

Acompañada del viceministro Duayner Salas, conversaron con Iary Gómez, gerente general del Grupo Extra, y Sandra Cordero, asistente de Dirección de DIARIO EXTRA. 

¿Vamos por otro TLC?

-Somos de los países más diversificados del mundo, yo no veo que tengamos que frenarnos, pero de momento no estamos viendo ningún TLC, estamos con mucha energía en OCDE, trabajar con el MEIC, MAG, estamos como llegando, viendo cómo está la casa. 

¿Qué resultados trae de la Alianza Pacífico?

-Lo que yo rescato como lo más positivo es que Cancillería y Comex representamos a Costa Rica en este viaje, porque Alianza del Pacífico es más que un tratado de comercio, abarca mucho más. 

¿Cómo se visualiza el tema?

-Hemos decidido a lo interno del gobierno conversar sobre todos los temas con mucha pausa, pero con mucho detalle, a ver cuál sería el mejor camino para Costa Rica. A lo externo lo que más me impresionó es que este bloque es el inicio de algo más grande que creo yo va a tener mucha fuerza. A mí me tiene con mucha ilusión porque muchas veces el proceso es tan importante como el fondo. El proceso de diálogo empezó con buena marcha. 

¿Somos observadores?

-Sí. Hay 55 países observadores, Costa Rica es uno de ellos. 

¿Cree que pueda verse mal que el país participe en este tipo de procesos cuando no es parte del bloque?

-No creo, porque nosotros todos los años hemos participado. Todo el gobierno pasado participamos. 

¿Hay algún resultado concreto de nuestra participación?

-El que le comenté de que vamos a iniciar un proceso de diálogo muy pausado, pero muy afincado al estudio, la evaluación de beneficios, que no es por sectores, no es solo TLC, sino qué beneficios nos trae hasta en inversión extranjera ser parte de un bloque. México en turismo aumentó un 65% de turistas colombianos al ser parte del bloque. 

¿Qué implica tener esa comunicación más fuerte en torno a la Alianza?

-Tener reuniones interinstitucionales, con sectores e incluso con las cámaras. 

¿Hay una oportunidad de negociación con la Alianza?

-La Alianza empieza como un acuerdo marco, nace entre países con similares valores, que es parecido a la OCDE, son países democráticos que respetan las libertades, que respetan los derechos humanos, hay una serie de valores que están buscando en sus socios. No es cualquier país, no es puramente comercial. 

¿Y eso que hablan de una adhesión?

-Hay un capítulo de comercio que tiene todas las secciones típicas de un TLC, esa es la parte donde hay una cierta adhesión. Uno no puede ir a negociar y decir no va a entrar servicios, yo solo quiero que entren bienes, eso no se puede negociar, pero después bilateralmente con cada país uno empieza a decir (…) Hoy por hoy el 92% de las líneas arancelarias tienen que estar libres. El país escoge qué 8% va a negociar aranceles y qué años se puede negociar. 

¿Hay exclusiones?

-Pocas. Azúcar, etanol, creo que hay otros productos, uno podría tratar de negociar exclusiones, el que no llora no mama. Uno puede tratar de pedir, pero yo diría que no hay garantía porque es una negociación. Yo diría es una mezcla de adhesión a la parte del cuerpo del instrumento jurídico, pero bilateralmente la parte comercial. 

¿Entonces podríamos tener que ceder en aspectos en que particularmente no lo hacemos?

-¿Usted sabía que el 97% con Chile y México está libre ya? Colombia es el que menos libre tiene, que es 70 y pico por ciento de las líneas arancelarias, entonces uno diría que sería que es donde está más difícil la negociación, pero bueno, toda negociación empieza con posiciones. 

¿Con esos países tenemos un déficit comercial, es decir importamos más de lo que exportamos?

-No sabría decirle con cuál. Se lo puedo dar el dato, se lo puedo buscar. 

¿Con México hay un desbalance?

-Sí, puede ser que con México tengamos desbalance. 

¿Y con Colombia si se llegó hasta un 77% es porque entiendo nos era perjudicial en otros productos?

- ¿Desfavorable? No sé, si somos economías similares. Le cuento una anécdota, Suiza y Francia con los quesos, Suiza estaba sumamente protegida porque no quería dejar entrar quesos franceses, finalmente los dejó entrar y se fortaleció todo el tema del queso de los suizos. Entonces qué significa la protección, es un tema casi filosófico. Más bien proteger sin acompañar no es lo mejor para los ciudadanos, me parece a mí. Lo que es importante es que todos sientan que el gobierno está negociando por todo el país. 

¿Hay una resistencia cada vez que Comex dice “voy a salir a negociar”?

-Hay un asunto de percepción muy importante, casi que más importante que la realidad y otro es los números. Desde que se firmó Cafta, por ejemplo, el sector agropecuario ha crecido un 3% anual sostenidamente, el 75% del empleo del sector agro es exportador y el 70 y pico por ciento de los usuarios de Procomer son pymes. Entonces sí, el zapatero cerró y está enojado porque cuando necesitaba a alguien que lo ayudara a reconvertirse, nadie estaba. 

¿Van a convocar sesiones de trabajo?

-Ya estamos hablando con todos, ya llevamos dos sesiones de talleres MAG, Procomer, Comex, donde vamos a potenciar nuestras capacidades. Procomer tiene una unidad donde está viendo nuevos mercados. A veces pasa que cuando uno está trabajando en una cosa, se le olvida a informar, nosotros vamos a tratar de hacerlo. 

La Cámara de Agricultura parece tener un buen concepto de usted. ¿Es ventaja en comparación con otros jerarcas?

-Es que yo no le rehúyo a hablar de las cosas. Yo no le rehúyo a hablar de los problemas y siento que don Juan Rafael Lizano tampoco, entonces eso es muy rico. 

¿Diría a los arroceros, frijoleros, ganaderos que es una oportunidad para ellos o no?

-Yo empecé hace menos de un mes, pero la idea es ir viendo sector por sector, qué sensibilidades hay, porque me parece que no es lo mismo el productor pequeñito y el grande. Hay que tener cuidado. También hay problemas de competencia, cómo ayudamos a bajar los precios un poco o que se unan varios productores para vender, todas esas cosas es lo que vamos a ver. 

En esto no es solo entrar, se tiene que ver un montón de temas, aeropuertos, aduanas, migración, trámites, entre otros. ¿Estaremos preparados?

-Yo creo que la Alianza más bien nos hace más grandes, entramos en un bloque de 220 millones de personas, agregamos nuestros casi 5 millones, entonces podemos negociar con otros tratados de libre comercio. Japón va a estar más interesado en nosotros si estamos unidos, podemos pedir inversión extranjera directa, porque una empresa que viene a producir a Costa Rica va a tener la misma regla de origen si la produce en México, Colombia…

Yo lo que digo es que no podemos competir si no tenemos las mismas condiciones que esos países.

-Bueno, es que hay que aspirar a ser mejores. 

¿Hasta dónde nos exige la OCDE para poder entrar?

-Lo que vemos de la OCDE es la oportunidad para hacer un montón de cosas que hemos dicho, es como un atajo. Las calificadoras de riesgo, por ejemplo, dirían es un país que tiene más eficiente el Estado, que tiene regla fiscal, estadísticas fiables, entonces pueden más bien decir los bonos de este país valen más de lo que creen. Los montos en la inversión, que yo lo veo más así que como un gasto, son recuperables. 

¿Y por qué entrar a un organismo para hacer lo que igual nos corresponde como país?

-Porque los países que son 37 ya, Colombia y Lituania acaban de acceder este año, son países que uno aspira a ser parte de ellos, son democráticos, respetan los derechos humanos. Son países que han logrado de una manera sostenible lograr un desarrollo social, ambiental y económico y están en constante reforma. Es hablar de tú a tú con los países más serios, más sostenibles, no todos son más ricos que nosotros, hay como cinco países con PIB menor a nosotros. No es un molde. 

¿No es un club de países ricos?

-Yo diría que es un club de países serios. 

La ANEP decía que uno puede meter a varios de los países OCDE en listas de desigualdad.

-Colombia y Chile redujeron su pobreza en más de la mitad en los últimos 10 años, por citar un ejemplo, México no recuerdo, son países que no son perfectos, pero están constantemente mejorando. ¿Y por qué no hacerlo solos? Porque tenemos una institucionalidad muy pesada que nos hace hacer los cambios muy despacio. La OCDE nos da las recetas, es como ir a un chequeo médico, no le dicen la medicina, pero sí le dice el parámetro, el diagnóstico. Una vez que uno entra hay evaluaciones cada dos años.

Pero no hay sanciones. ¿Qué hace uno con que lo evalúen?

-La vergüenza con otros países. ¿Y cuál es la sanción si no entramos? Que no tenemos evaluación cada dos años.

¿Y para eso no está Mideplan?

-No. Mideplan está para ver que se cumpla el Plan Nacional de Desarrollo. ¿Y cuál es la sanción si no se cumple?, ninguna. La OCDE tampoco va a arreglar todos los problemas de Costa Rica. 

¿Cuántos comités son?

-Son 22 comités de diferentes temas, de los cuales ya hemos pasado 12. 

¿Cada cuánto tienen que estar yendo a la OCDE?

-Dependiendo de las reuniones de esos comités, generalmente son dos veces por año, pero van diferentes funcionarios del Estado. Van poquitos. El porcentaje del presupuesto del Comex en esos viajes ha sido mínimo. Es una cuestión de costo-beneficio. En otras carteras, cada jerarca lo va a definir.

Igual hay que pagar la membresía a la OCDE, creo es menos del 1% del PIB.

-Es menos del 1% del presupuesto.

¿Ya saben ustedes cuánto es?

-No, pero es muy poquito. Es una cuota fija que entiendo yo es como de $1 millón por año más una cuota que depende del PIB, que se sabe hasta que ingresemos. 

Tenemos el 80% de avance y ustedes no han definido eso para decirle al presidente Carlos Alvarado. ¿Lo que ocupamos es tanto?

-Realmente es marginal, eso no mueve la aguja. No quiero darle números porque todavía no sabemos. 

¿Y qué tan difícil es cumplir con los compromisos, por ejemplo, en educación, cómo alcanzar el nivel de las pruebas Pisa, si tenemos un recorte presupuestario? Y así en salud, aduanas, competencia y todo. 

- En realidad no son compromisos con la OCDE, son compromisos que el país se está planteando. 

¿Y los escáneres?

-La idea es que los escáneres abarquen puertos e incluso aeropuertos. Queremos que el sistema ofrezca lo que el país necesita. Estamos trabajando en un calendario.

PERIODISTA: María Siu Lanzas

CRÉDITOS: Fotos: Jesús Ramírez

EMAIL: [email protected]

Miércoles 08 Agosto, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA