Viernes 05, Junio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Nombramientos ilegales dividen Cancillería

Renuncia vicepresidenta de ACDC

  • Esta es la carta de renuncia de Arroyo

Los ánimos entre los diplomáticos de carrera de la Cancillería están más caldeados que nunca.

Andrea Arroyo Mora, ministra consejera, comunicó este jueves su renuncia como vicepresidente de la Asociación Costarricense de Diplomáticos de Carrera (ACDC) a los más de 100 miembros que pertenecen a este gremio.

La dimisión, que tiene fecha del 17 de julio, se traduce en un rechazo a la forma en cómo algunos asociados representados por el embajador Norman Lizano Ortiz, presidente de la ACDC, han defendido los nombramientos ilegales de Adriana Murillo y Carolina Fernández, directora y directora alterna de Política Exterior de la Cancillería.

“La razón de mi renuncia obedece a mi disconformidad en la manera en que algunos miembros de la Junta Directiva asumen responsabilidades delegadas por los agremiados y lo establecido en el estatuto de la misma Asociación (…) principalmente, por la inacción con respecto a las no respuestas y declaraciones de la vicepresidenta y canciller, Epsy Campbell en cuanto a la carrera diplomática”, precisa Arroyo en la carta de renuncia.

La posición de Arroyo responde a que hace una semana, Lizano optó por guardar silencio a nombre de la Asociación respecto a los nombramientos al margen de la ley de las mencionadas.

Al parecer, el cuestionado silencio se debe a la cercanía entre él y la directora de Política Exterior, pese a que tanto Murillo como Fernández se encuentran en un puesto que de acuerdo con el artículo 9 del estatuto de Servicio Exterior de la República (Ley 3530), no les corresponde.

Si la ley se aplicara, solo un embajador (primera categoría, según los escalafones) podría estar en dichos puestos. Murillo es consejera (tercera categoría) mientras que Fernández es primer secretario (cuarta categoría).

Según Arroyo, estas designaciones irregulares no solo provocan un daño a la institucionalidad, sino a los propios ascensos de los diplomáticos de carrera.

Explicó que en la actualidad hay unos 50 funcionarios esperando ser nombrados, pero que por situaciones como la explicada, se quedan a un lado.

PERIODISTA: Marco Antonio González

EMAIL: [email protected]

Viernes 27 Julio, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA