Martes 29, Noviembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Golpe al bolsillo aleja universitarios de aulas

Orientadores abogan por impactar acompañamiento

En la UCR, apuestan a la dotación de becas para mantener a los estudiantes activos

Muchos costarricenses se están alejando de las aulas universitarias debido a la situación económica que vive el país, principalmente porque prefieren permanecer en sus puestos laborales para cumplir con sus obligaciones familiares y personales.

El Estado de la Educación, en 2013, indicaba que solamente el 47% de los estudiantes matriculados lograron alcanzar un título universitario.

En el Colegio Profesionales de Orientadores (CPO) hacen un llamado a los centros universitarios para que les den importancia a los procesos de orientación, con el fin de que los jóvenes logren ubicar sin problemas la carrera que les gusta y no la dejen más adelante.

Incluso señalan que varios meses después, al no llevar estos procesos, descubren que la elección realizada no era la mejor, generando un riesgo de perder el gusto por el estudio.

“Esto les afecta mucho y es un golpe para el estudiantado que inicia la universidad, es encontrarse ante la realidad de haber tomado una decisión poco analizada”, comentó Luis Paniagua, presidente del CPO.

 

CASOS CONCRETOS

 

DIARIO EXTRA conversó con dos jóvenes que abandonaron sus estudios por distintas razones, principalmente por motivos económicos o laborales.

Diana Villavicencio contó que, luego de terminar su bachillerato universitario, optó por cursar la licenciatura, sin embargo, por situaciones del día a día, decidió suspenderlo por un periodo de ocho meses, hasta encontrar una buena solución.

“Yo soy casada, tengo una hija pequeña y como en todos los trabajos, uno asume responsabilidades y no tenía tiempo para la universidad. Llegó un momento en donde tuve que escoger qué quería para mi vida, entonces, suspendí el tema de la licenciatura”, dijo la mujer.

Otro de los casos es del de Francisco Argüello, él no tuvo mucha motivación con el panorama que tenía estudiando una carrera de ciencias sociales. 

“Yo estudiaba una carrera de ciencias sociales, pero hablo inglés y portugués, entonces, empecé a trabajar en transnacionales que me dan buena paga, caso contrario a lo que estudiaba, pues, para encontrar trabajo, tenía que laborar gratis o ganar poco. Por los idiomas me pagaban bien, me motivé más en el trabajo que con la carrera”, explicó.

 

DESERCIÓN BAJA EN LATINOAMÉRICA

 

Consultados sobre el problema, en varias universidades privadas manifestaron las principales causas que podrían provocar que las personas opten por no regresar a las aulas, aunque en la Universidad San Marcos destacaron que efectivamente en el país hay deserción, pero el porcentaje de quienes abandonan las aulas es uno de los más bajos en Latinoamérica.

“En el mercado privado no tenemos datos oficiales de deserción, pero en nuestro caso, hemos tenido disminución, en este aspecto por los cursos virtuales, debido a que el 90% de los estudiantes son personas que trabajan o tienen responsabilidades familiares”, comentó Javier Brito, gerente de Producto Regional de la Universidad.

Cindy Madrigal, gerente de Relaciones Públicas de la Universidad Latina y UAM, señaló que temas económicos, laborales y las bases académicas con las que muchos ingresan a las universidades, influyen en la deserción.

Tanto Brito como Madrigal, concuerdan en que se debe brindar facilidades económicas a los jóvenes. En el caso del primero, cree que se le puede sacar más potencial a Conape.

 

AMARRE CON SISTEMA DE BECAS

 

Una apuesta que hacen en la Universidad de Costa Rica (UCR) para mantener a los estudiantes en sus aulas, es por medio de la dotación de becas. Ellos consideran que este es un factor fundamental para la permanencia y graduación de los jóvenes, incluso, señalaron que tener una beca aumenta en un 20% las posibilidades de obtención de un título.

“En el 2017 el presupuesto para becas pasó a ¢24.400 millones, uno de los más altos para becas no reembolsables en términos per cápita de toda América Latina. Más de 22 mil estudiantes en la UCR son becados”, indicaron en el centro universitario.

“Cerca de 15 mil estudiantes cuentan con beca categoría 5, la cual tiene beneficios como transporte, alimentación, préstamo de libros, residencias estudiantiles, reubicación geográfica y gastos en salud. Además, existe un montó económico para gastos de carrera, si está en situación de pobreza extrema”, finalizaron.

 

 

Diana Villavicencio

 

“Fue una decisión complicada, el estudio es un reto personal y no quería quedarme solo con el bachillerato, quería crecer para bien mío y el de mi familia”.

 

Francisco Argüello

 

“Donde estudiaba tenían pocas actividades que involucraran a los estudiantes con la carrera, nos llevaban a foros, pero muy pocos. Los profesores también se desanimaban”.

PERIODISTA: Sergio Jiménez

CRÉDITOS: Foto: Archivo

EMAIL: [email protected]

Lunes 14 Mayo, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA