Lunes 28, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Se requiere una educación sexual integral no ideologizada”

Monseñor José Rafael Quirós, arzobispo de San José:

Iary Gómez, gerente general de Grupo Extra; y Sandra Cordero, asistente de dirección en DIARIO EXTRA, conversaron con Monseñor José Rafael Quirós, arzobispo de San José, sobre algunos temas polémicos

El arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós, conversó antes de la celebración de la Navidad con Iary Gómez, gerente general de Grupo Extra; y Sandra Cordero, asistente de dirección en DIARIO EXTRA. Esta es la segunda parte de la entrevista donde monseñor Quirós explica su posición sobre temas polémicos que se generaron en este 2017, como es el caso de las guías sexuales del MEP y la controversia con Canal 13 ante la cancelación de las transmisiones de las misas y el rosario. 

¿Cuál es su valoración ante lo sucedido en el Sinart?

-El asunto tuvo una respuesta en la carta que le enviamos al señor Presidente de la República, donde le manifestamos que se estaban violentando los derechos de la libertad religiosa, de las personas que se benefician de los bienes del Estado, en este caso de la televisión del Estado y de los trabajadores del canal a quienes se les impidió pronunciarse públicamente como creyentes, con expresiones como “que Dios lo acompañe” y que la “Virgencita es la Patrona de Costa Rica”, deben tener derecho a darlas y no hay limitación alguna Constitucional. Yo felicito a los trabajadores que se manifestaron en contra de esto. Esperamos que pronto restauren las imágenes de la gruta que quitaron y que las coloquen de nuevo. Es importante destacar ese sentimiento religioso de parte de nuestro pueblo que sintió que la situación no iba por buen camino.

¿Cuál es su posición sobre establecer el Estado laico?

-Desde el Concilio Vaticano II se ha tenido claridad donde la posición es apoyar el Estado laico. Pero una cosa es un Estado respetuoso del hecho religioso, que no se declare neutral cuando haya persecución religiosa o alguna tendencia ideológica que vaya contra la moral. Ahí el Estado no puede ser neutral. También apoyamos un Estado que garantice la libertad religiosa o entre en mutuo acuerdo o negociación con la Iglesia para llevar a cabo proyectos sociales de bien común que beneficien a la población. Es muy distinto a un Estado laico a lo que en cierta manera se dio en el Sinart como un Estado laicista, excluyente del hecho religioso. Buscamos un Estado respetuoso de la conciencia religiosa.

¿Qué hacer ante la falta de valores en general y criminalidad que resiente el país?

-Es hora de despertar y buscar las verdaderas causas de esta situación, ya no es solo sentarse a oír lo que sucede o que lo aceptemos como parte de lo ordinario, la muerte a nadie le causa satisfacción, solo en casos de enfermos desahuciados. Vemos hoy manifestaciones de lo que muchas veces el ser humano insiste de querer borrar el nombre de Dios para vivir de acuerdo con lo que considera y hacerlo libremente. Es el momento como sociedad que debemos poner un alto, a lo que se impulsó en algún momento donde se decía que nadie debe tener límites, es decir una libertad mal entendida, un libertinaje y una sociedad que le quita la autoridad a los padres y pone a los hijos en contra de ellos.  

¿Cómo trata la Iglesia de acercar a la juventud a esos valores que se han perdido?

-Tengo una experiencia muy positiva de las visitas pastorales en las parroquias, donde me encuentro con jóvenes muy dispuestos a participar en la vida de la Iglesia y preocupados muchos de ellos, tanto en los colegios y universidades, donde sienten que por ser creyentes no tienen espacios. Y ahora se nos viene un acontecimiento muy importante que es la Jornada Mundial de la Juventud, donde se les va a pedir una participación muy directa, para la preparación de ese acontecimiento. Aquí en el país tendremos los días previos, el día de las diócesis, donde peregrinos del todo el mundo vendrán a Costa Rica y Nicaragua para vivir esa experiencia de fe, para prepararse para la jornada que será en Panamá. Pero sí reconocemos que hay otro grupo de jóvenes que está permeado por esa mentalidad laicista y alejada del hecho religioso, de la vida religiosa, y que muchas veces se cree es un poder que domina, pero la verdad es que no es así.

La Iglesia y el papa Francisco han hablado de temas que antes no eran tan comunes, como por ejemplo el cambio climático… 

-Así es, de hecho, los invito para que todos aquellos que no lo han hecho, lean la encíclica ‘Laudato si’ y darnos cuenta lo que el Papa nos enseña y pide. Esto es fundamental en momentos en que aún estamos a tiempo en rescatar la casa común, y el Santo Padre nos solicita que nos preocupemos por ello y nos demos cuenta de que no es un invento sino una realidad. Ya los efectos los comenzamos a ver en el país. El cambio climático nos afecta y es algo muy real, entonces desde la Iglesia estamos motivando a tomar actitudes distintas y prácticas diferentes en torno al tratamiento de desechos, el uso de la energía, sobre todo en la práctica en las parroquias y a nivel formativo en las catequesis.   

¿Hay alguna posibilidad de que el Santo Padre venga a Costa Rica para la jornada de la juventud dado que está tan cerca?

-La invitación al Santo Padre la hicimos desde el inicio y cada vez que tenemos la oportunidad lo invitamos, pero su agenda es muy apretada y él va respondiendo a las distintas necesidades a nivel mundial.

Sobre el tema político-electoral, ¿ya usted se ha reunido con los candidatos?

-Al inicio cuando se fueron definiendo las candidaturas conversé con algunos, pero últimamente no tanto. Pero de nuestra parte estamos abiertos al diálogo.

¿Cómo toma la Iglesia los candidatos que se autodenominan cristianos?

-Es una práctica que se ha venido introduciendo en el país y ahí están participando los evangélicos con sus partidos políticos, es algo que yo respeto totalmente.

¿Qué opina cuando algunos de estos políticos autodenominados cristianos utilizan a Dios para acercar a la gente?

-Repito que respetamos su posición, pero el quehacer político es como tal y la fe la vivimos en la dimensión comunitaria, lo político lo dejamos hasta ahí el asunto.

También sobre este tema, si hay segunda ronda electoral, esta sería el domingo de Resurrección en Semana Santa, ¿cómo actúa la Iglesia con esta coincidencia?

-Bueno desde el punto de vista religioso no hay ningún cambio, sencillamente celebramos la resurrección del Señor, según lo establece la liturgia y la única dificultad sería en relación con la procesión del Resucitado que no hay posibilidad de manifestaciones fuera de los templos y demás, pero no hay mayor dificultad. 

Con respecto a las guías sexuales que impulsa el MEP, ¿a la Iglesia se le tomó algún parecer?

-No hemos recibido ninguna consulta. Solo la política nacional de sexualidad, el Consejo Superior de Educación sí pidió un criterio y oficialmente la Conferencia Episcopal contestó que no podía avalar esa política nacional en cuanto no estaba de acuerdo con los principios doctrinales de la Iglesia. Creo que el MEP debe tener la capacidad de escuchar criterios distintos y razonablemente decidir, ante todo es la razón y la ideología no puede imponerse a la biología. Además, un país de formación cristiana entiende lo que es el plan de Dios conforme a la vida humana.      

¿Hay posibilidad de algún diálogo?

-De nuestra parte sí, pero yo creo que los más interesados que son los padres de familia quienes ya se han manifestado (se refiere a la caminata a favor de la vida y la familia del 3 de diciembre anterior), la señora ministra debe comprender que esa voz es fundamental y que se entienda que el Estado no puede sustituir aquello que por derecho natural toca a los padres de familia. Porque debemos dialogar sobre qué educación sexual se requiere y necesitan los niños y los jóvenes, una educación sexual integral no ideologizada y que verdaderamente se eduque. Por ejemplo, a los jóvenes que hacen piques en las calles, lo que debe haber es educación, pero no para decirles cómo pueden evadir a la policía, pues pareciera eso es lo que se quiere aplicar a la educación sexual, diciendo tenga relaciones, pero con condón para que no haya embarazo adolescente. Entonces se trata de formar a la persona integralmente y eso incluye el aspecto espiritual. 

¿Qué opina la Iglesia sobre la ideología de género?

-Hay quienes dicen que nosotros la inventamos, basta leer párrafos de los programas y el decreto del Señor Presidente donde ahí se indica. 

¿Se acusa que la Iglesia recibe mucha ayuda del gobierno?

-No buscamos ni defendemos privilegios, el único es el privilegio de servir. Estamos en las zonas rurales apoyando a los campesinos que se sienten apabullados por la realidad que están viviendo, les cuesta producir y en el mercado no se les reconoce su labor. También estamos presentes en la educación. Cuando se dice que la Iglesia recibe millones en colegios subvencionados, cuando en realidad los que cuidan de esa infraestructura y las facilidades que ahí se reciben, son las congregaciones religiosas y las diócesis, el dinero que destina el MEP es para el pago de los docentes. 

¿Cómo está promoviendo la Iglesia las vocaciones sacerdotales?

-Gracias a Dios en el ministerio sacerdotal el Señor sigue llamando a jóvenes y la invitación es a los muchachos, para que sean valientes, que respondan, que no le tengan miedo al llamado. Al igual que todo estado de vida, implica renuncia, sacrificio, pero cuando se hace con alegría bien vale la pena. Siempre he manifestado que los demás no deben preocuparse por la elección que yo hago, a quien opta por el matrimonio le respeto y le alabo y de igual forma la opción del celibato que está respaldada por una norma.   

¿Qué opinión tiene sobre esta directriz del Vaticano para que los sacerdotes que tienen hijos por fuera no puedan ejercer?

-Es necesario diferenciar para tenerlo claro, en el ser humano en las promesas que este hace, puede darse la infidelidad a esa promesa. El celibato sacerdotal es una promesa que se hace ante el Señor, muy seria, pero la debilidad humana a veces traiciona y hace que se cometa alguna infidelidad y como resultado puede darse un hijo. Y desde la normativa de la Iglesia, aquel sacerdote no podría cumplir por el ejercicio del ministerio, con todas las obligaciones naturales hacia esa criatura. Hoy en relación con las nuevas situaciones que puedan darse la instrucción es poner atención a eso, pero el sacerdote que haya cometido esa infidelidad ante los ojos del Señor y por la misericordia divina tiene la oportunidad de arrepentirse de su pecado y reivindicarse. Mirar la responsabilidad que debe asumir, pero puede continuar en el ejercicio del ministerio y observando el compromiso celibatario que asumió, y en ese sentido aquella falta no es un delito que diga por esto debe expulsarse del estado clerical. 

¿Y cómo hace ese sacerdote para cubrir las necesidades de ese niño, le paga una pensión?

-Para eso el sacerdote recibe una subvención, que no es un salario, pero en ese caso debe hacerse responsable con esa subvención. 

¿Se ha valorado eliminar el celibato?

-En nuestra Iglesia Católica existen católicos del rito oriental, donde hay hombres casados que son ordenados sacerdotes y en el rito latino, se han hecho reflexiones de considerar esto, pero vuelvo a lo dicho, es una opción personal. Los muchachos cuando inician su proceso formativo se les hace ver la realidad y que la opción del matrimonio es igualmente buena, pero con el celibato no se está diciendo que ministerio sacerdotal esté por encima, sino una opción personal y un carisma o regalo de Dios a la persona, que significa lucha y sacrificio igual a los casados en orden a la fidelidad. Y esto (el celibato) ha sido una riqueza inmensa de total disponibilidad para el servicio de la evangelización. Y por ello la oración que pedimos por nosotros los sacerdotes de igual forma que lo hacemos por la familia.

 

EXTRA DIRECTO

 

• Familia: núcleo de los más altos valores cristianos

• Austeridad: actitud para recibir al Señor

• Ideología de género: algo que hoy existe y mañana desaparece

• Elecciones nacionales: esperanza del pueblo en responder a sus necesidades.

• Encuentro de la juventud: acontecimiento que debe mover los corazones de los jóvenes para seguir a Jesús

PERIODISTA: Bharley Quirós Navarro

CRÉDITOS: Foto: David Barrantes.

EMAIL: [email protected]

Miércoles 27 Diciembre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA