Sábado 08, Mayo 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

“Magistrado me mandó a jubilar por teléfono”

Jueza denuncia corrupción en Poder Judicial, San José

  • María Victoria Salas Ruiz denunció que en el Poder Judicial hay corrupción por lo que le están haciendo

  • Ernesto Jinesta, presidente de la Sala Constitucional, se sacude las insinuaciones en su contra

  • DIARIO EXTRA tiene copia de la denuncia que interpuso la jueza por lo que considera actos que deben investigarse

  • Salas aseguró que mantuvo conversaciones con el magistrado y su esposa, quienes le recomendaron jubilarse

Una jueza identificada como María Victoria Salas Ruiz denunció que en el Poder Judicial hay corrupción, luego de que el presidente de la Sala Constitucional, Ernesto Jinesta, la llamó por teléfono para recomendarle que se jubilara.

En febrero de 2016 trabajaba en los Tribunales de Guápiles y por motivos de salud pidió un traslado porque no puede tener contacto con aires acondicionados, ventiladores y polvo, por esa razón solicitó una cita con el consejo superior.

"Lo que pedí fue el traslado de mi plaza como jueza a San José, fue por mi salud, sin embargo en ese tiempo tenía que mantenerme incapacitada, le dije que no hacía nada en mi casa.

Mi problema es de condiciones, no porque esté enferma, por lo que presenté mi solicitud y en mayo del 2016 me llamaron de la Sala Constitucional diciendo que estaban interesados en ofrecerme un nombramiento interino", narró.

Kathia Salas, jefa de despacho, contacta a la jueza y le pregunta si acepta empezar de una vez.

"Estaba feliz porque volvía a trabajar, pero me mandaron al departamento de Medicina del Trabajo a una valoración y el médico dijo que en la zona donde estaba me afectaba.

Recomiendan ubicarme en San José y que Salud Ocupacional diga dónde. Para el 10 de febrero mando un correo y Kathia Salas me contesta que tenía que esperar lo que el consejo superior resuelva", agregó.

"El 7 de marzo me llega un oficio y me dicen que no puedo trabajar en la Sala Constitucional, nada más era buscar una oficina donde sentarme, no había voluntad institucional. El 16 de marzo Kathia llega a la oficina con unos papeles y me dice que trae la gestión que le hice al jefe de ella (Jinesta). Solo necesitaba saber dónde iba a trabajar, pero no me respondió.

Kathia me dijo que buscara opción en otro lado. ¿Usted no ha pensado en jubilarse permanentemente? Era la primera persona que me lo decía. Le digo llorando: ‘Es que no tengo por qué jubilarme, tengo nueve meses de trabajar. Necesito condiciones, tengo dos chiquitos’. Pensé en replantear una reconsideración y mantenerme en el puesto.

Me dijeron que en el cuarto piso me podían colocar. Me di cuenta que Kathia no me contó las cosas como eran, fue a ver la oficina y estaba perfecta, la idea es clonar una plaza para cortar el nombramiento y que la otra quede libre”, explicó.

 

DENUNCIA HECHO

 

El fundamento de la denuncia dentro de la narración de hechos, de la que DIARIO EXTRA tiene copia, dice que es posible extraer conductas que calzan en la previsión típica de los delitos de falsedad ideológica, prevaricato, incumplimiento de deberes y tráfico de influencias.

Salas asegura que solo pretende trabajar en condiciones que no afecten su salud.

“Jinesta me llama a mi celular y me dice que la plaza es de la presidencia de la Corte y que no podía hacer nada, le dije que el tema lo ve el consejo superior y me dijo: ‘¿Usted no ha pensado jubilarse permanentemente?’. Le respondí que solo necesito condiciones. 

Dos horas después me llama la esposa de Jinesta, que es la jefa de mi hermano, me dice que tenga cuidado lo que voy a poner en el recurso de amparo que podría comprometer a Ernesto, a ella y la familia. Le dije que era solo de condiciones, me dijo que me acordara que mi hermano trabajaba con ella”, recalcó.

La jueza agrega que nunca les ha pedido un favor a ellos y solo quiere trabajar.

“Nunca pedí que nombrara a mi hermano, él y yo no tocamos temas laborales. A Ernesto no le pedí mi nombramiento, a mí me llamaron, es un tema laboral y me dicen que tenga cuidado, que el consejo superior me puede jubilar.

Algunos funcionarios me dijeron que a mí me jubiló un magistrado y lo hicieron por corrupción, por poder, por un puesto. Es un acto vergonzoso, aberrante y muy doloroso. Es un doble duelo, profesional y personal”, narró.

Con los ojos llorosos y acompañada de su abogado, Salas dijo que existen más casos de corrupción, pero a la gente le da miedo denunciar.

“Me quedo en mi casa con un salario de no más ¢400 mil brutos, me llegarían ¢225 mil líquidos por ser funcionaria nueva (5 años y 10 meses), sin embargo tengo una maestría, soy docente universitaria y en la escuela judicial, tengo dos especializaciones y 200 horas de capacitación.

Transcribieron lo que les interesó. No hay un solo dictamen que recomiende que tenga que jubilarme. La plaza no me interesa, solo quiero trabajar. Omitieron información que tenían los dictámenes, ponen que tengo enfermedad crónica y progresiva pulmonar y que no era idónea para trabajar en el Poder Judicial”, denunció.

 

MANO NEGRA

 

De acuerdo con la funcionaria, en cuatro semanas la jubilan y espera saber quién está detrás de lo que es un hecho que deja dudas.

“El amparo que presenté nunca caminó, cambió de letrado, a pesar de que había un rol. Irónicamente una profesora del Ministerio de Educación Pública interpuso un recurso por mi mismo padecimiento por un tema de reubicación, la Sala lo acogió en 15 días y obligó al Ministerio a reubicarla.

El dictamen que tenía era de un médico general y el mío duró un mes para que le dieran curso, tres meses y no tenía sentencia. Sabía que estaba manipulado, por lo que desistí por recomendación de mi abogado y lo hice mediante un contencioso”, recalcó.

Salas fue más allá y reitera que le pusieron una enfermedad en los pulmones que es grave y que no padece, ya que en ningún dictamen lo indica.

“Me recomendaron que pidiera los dictámenes médicos, el primero es diferente al original y el segundo dice que la enfermedad en los pulmones que nunca he padecido es grave. Para juez 4 me dijeron que era idónea, me contrataron con Sjögren (trastorno autoinmune en el cual se destruyen las glándulas que producen las lágrimas y la saliva, lo que causa resequedad en la boca y los ojos), dicen que alcanzo el 67% de mi capacidad. Pretendieron notificarme de mi jubilación por teléfono, a pesar de que tienen todos los medios para hacerlo como corresponde”, detalló.

 

MAGISTRADO SE SACUDE

 

Jinesta aseguró que la plaza que Salas ocupa no es de la Sala Constitucional, “le pertenece al centro de apoyo de la presidencia de la Corte. No sabía que los problemas de salud que tiene son tan graves, por razones de salud le dimos privilegio en una de las ocho oficinas para que trabajara.

Hicimos esfuerzos para que la mantuvieran, llamamos a Salud Ocupacional y dijeron que era imposible hacer un recinto, pido que le den teletrabajo en su casa y que se lo den inmediatamente, lo que autoriza el consejo y se le manda equipo de cómputo”.

El presidente de la Sala Constitucional agregó que no puede jubilar a nadie, como dicen.

“El Consejo Médico Forense dice que le impide trabajar en el Poder Judicial y la jubila para mejor servicio al público. El consejo superior decidió junto al departamento de Gestión Humana, que son los únicos que pueden jubilar a un funcionario.

Los órganos competentes resolvieron. No veo corrupción, no hay injerencia en temas de jubilación, se hicieron los esfuerzos para mantenerla trabajando. Ella no pertenece a la Sala, no he hablado con ella”, recalcó. 

La jueza presentó la denuncia ante la Fiscalía General de la República, donde hasta el momento no le dan audiencia a su abogado. 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL:

Lunes 11 Diciembre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA