Martes 23, Octubre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Asesinan gran distribuidor narco mientras almorzaba

De 8 disparos en una soda de Rohrmoser

  • Este joven, dueño de una soda cercana, fue detenido por estar en la escena y contar con orden de captura

  • Mientras el cuerpo de Venegas estaba cubierto, la empleada de la soda donde la víctima almorzaba continúo repartiendo casados

  • El sujeto estaba de espaldas a la acera y fue sorprendido mientras se disponía a comer

  • El carro del fallecido fue registrado por la policía

En el conocido triángulo del bulevar de Rohrmoser en Pavas, dos sicarios sin identificar acabaron de 8 disparos con la vida de Antony Venegas Arias, vecino de la zona, el cual estaba almorzando a eso del mediodía en la Cafetería El Triángulo

En el hecho también resultó herido el dueño del local, un cubano identificado como Pedro Quintero Fallán de 66 años de edad.

Los hechos se dieron en un abrir y cerrar de ojos y ante una docena de testigos, como empleados de empresas cercanas y peones de construcción que laboran en un edificio ubicado al frente de la escena.

 

TESTIGOS

 

Muchos de los presentes se mostraron temerosos y pocos hablaron con las autoridades, ya que la zona es cercana a la localidad de Pavas, donde asesinatos de este tipo intimidan a la población.

Sin embargo, varios de ellos narraron a DIARIO EXTRA que Venegas Arias llegó antes del mediodía en su carro marca Toyota, placas BKQ-570.

El sujeto dejó el carro a la vuelta de la cafetería, como si presintiera lo que iba a suceder, y una vez en el local se acomodó en unas de las bancas ubicadas en la acera, sentado de espaldas a la calle comenzó a conversar con el dueño del local, el cubano Quintero Fallan.

 

DISPAROS

 

Mientras la hora de almuerzo continuaba con normalidad dos jóvenes que viajaban en una motocicleta color negra tipo panadera, vestidos con ropa juvenil y menudos de carne, llegaron a la esquina del triángulo en Rohrmoser, uno de ellos se bajó ya portando lo que al parecer era un arma 9 milímetros y sin que la víctima se percatara y casi a quemarropa comenzó a disparar de forma nerviosa y descontrolada.

Venegas Arias recibió 8 impactos de bala, mientras que el cubano dueño de la soda, víctima colateral, presentaba dos balazos.

El fallecido cayó de espaldas y el cubano malherido comenzó a gritar por ayuda y asistencia de la Cruz Roja y bomberos que llegaron a la escena.

“Al llegar a la escena hay un paciente sin vida y otro con dos impactos de arma de fuego en abdomen y tórax. El abordaje fue rápido y se trasladó al centro médico”, indicó Cristopher Calderón, paramédico de la Cruz Roja.

 

SICARIOS

 

Rápidamente, decenas de oficiales destacados en las oficinas de la Fuerza Pública, Delta 1, ubicada a escasos 200 metros de la escena, tomaron el lugar e hicieron resguardo de las evidencias, así como la recolección de testimonios de testigos que vieron cómo los dos sicarios huyeron por una de las varias vías de acceso al lugar.

“Él es conocido de la zona, hijo de unos de los afiliados a la cooperativa, que llegó a comer al puesto de comidas de Don Pedro y cuando se escucharon las ráfagas de bala se vio a un joven delgado, que estaba cerca de la víctima y salió huyendo, abordó una moto que manejaba otro hombre y se perdieron de vista. Tratamos de darle ayuda al muchacho, pero había recibido varios disparos en la cabeza”, explicó un testigo que labora en un negocio cercano, que por temor a represalias no quiso ser identificado.

 

FAMILIA

 

El edificio que alberga la cafetería donde se dio la ejecución es la central de radio de la Cooperativa de Taxis Rohrmoser, donde el padre de la víctima es afiliado y cuenta con varios taxis que dan servicio en la zona.

Precisamente, el padre Venegas Arias llegó a la escena luego de conocer que el carro Toyota de su hijo se mantenía en el lugar.

Unos aretes con el logo de la marca de Michael Jordan y una gruesa cadena de oro macizo fueron parte de lo que reconoció un funcionario de la cooperativa; mientras que el angustiado padre también ratificó que se trataba de su hijo.

 

SOBREVIVIENTE 

 

Según información que manejó la Fuerza Pública en el lugar, la víctima sería un reconocido distribuidor a gran escala de droga de la provincia de Guanacaste, el cual se había adueñado de importantes puntos en playas de zonas costeras, donde mediante la venta de droga a extranjeros logró crear una poderosa organización que dominaba amplios sectores como Tamarindo y Playas de Coco.

Venegas Arias inclusive ya había sobrevivido a un atentado ocurrido el 22 de abril del 2016, en la localidad de Chirco de Santa Cruz.

En esa ocasión, el carro del ahora occiso fue impactado en múltiples ocasiones mientras el sujeto viajaba con dos nicaragüenses que también resultaron heridos.

En ese atentado, Venegas recibió tres impactos de bala, en cabeza, cuello y espalda, logró sobrevivir porque manejó hasta el hospital de Santa Cruz para recibir asistencia médica.

En ese entonces, los agentes de homicidios del OIJ de la provincia lo ligaron con la conocida banda de los Paveños.

Las autoridades del Fuerza Pública realizaron varios dispositivos en sitios estratégicos de ingreso y salida de Pavas para lograr la ubicación de los sicarios, que se presume sean de la zona.

PERIODISTA: Gustavo Retana

CRÉDITOS: Fotos: Issac Villalta

EMAIL: [email protected]

Jueves 19 Octubre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA