Sábado 20, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

De cementos y campañas políticas

Marcela Chacón

Cuando se destapó el enredo del ahora conocido “caso cementazo”, comenzamos a ver una danza de víboras que ha ido in crescendo y que hace palidecer a la celebración del Nag Panchami de la India, en la que miles de serpientes – incluyendo cobras – son capturadas y dejadas sin agua o alimento durante varios días en preparación para la gran fiesta, en la que son liberadas y adoradas por inmensos grupos de personas. Y palidece no solo por el veneno que tantos han estado destilando entre dientes desde las distintas trincheras durante las últimas semanas, sino que además por la compleja y desconcertante forma en que cada uno va lanzando su mensaje.

Si trato de seguirle el hilo a todo lo acontecido, termino inevitablemente topándome de frente con una invisible Torre de Babel en la que se pierde cualquier posibilidad de comprender en su totalidad el alcance de este asunto, que no solo es una vergüenza para el país dadas las aparentes implicaciones de muchos personajes políticos de todos los colores, sino que más peligroso aún, que podría ser el disparador para una falta de credibilidad colectiva en nuestro sistema bancario.

Mal, vamos muy mal… mensajes en la televisión nacional que nos perfilan como la Grecia centroamericana, un mercado persa en el primer poder de la República que se enreda en sus propios mecates con algunos diputados cuya ética deja mucho que desear, cierta junta directiva que me hace recordar que por algo menor sucedió lo que sucedió en el extinto Banco Anglo, candidatos a la Presidencia de todos los sectores y bandos aprovechando esta desafortunada situación, para venderse a la sociedad costarricense como los nuevos “mesías” que nos salvarán de la corruptela que nos ahoga, y asesores de imagen al servicio del mejor postor, son tan solo una muestra del confuso y abominable panorama que el famoso “cementazo” ha venido a desatar. 

Por supuesto que en este país todos nos conocemos o somos familia porque no somos más que un pequeño pueblo con ínfulas de grandes ligas. Y estoy segura de que más de uno habrá coincidido inocentemente en cenas y reuniones con el imputado de este caso. Pero de ahí a lo que se alega sobre supuesto tráfico de influencias, financiamiento de campañas políticas, aparente contubernio con algunos altos jerarcas del Banco de Costa Rica y vacaciones todo incluido para otros funcionarios, hay una enorme diferencia.

Se nos escapa el país. Se nos va entre los dedos y nos quedamos impasibles observando los acontecimientos desde nuestra cómoda posición. No vaya a ser que cuando finalmente decidamos tomar acciones y frenar este desastre ya no haya vuelta atrás.

Por la Costa Rica que todos decimos querer, ojalá se investigue y sancione pronto a todos los implicados en este desafortunado asunto y que retomemos las riendas que hemos dejado a la buena de Dios. Feliz martes a todos.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 05 Septiembre, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA