Sábado 03, Diciembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Día Nacional del Boyero: Una celebración a la cultura popular costarricense

Jorge Protti*

Con la participación de más de 250 yuntas provenientes de todos los rincones de nuestro país, este domingo 12 de marzo de 2017 se celebrará el Día Nacional del Boyero en la comunidad de San Antonio de Escazú. La actividad dará inicio a las 9 am frente a la Municipalidad de Escazú, para seguir luego hasta el distrito de San Antonio.

Dicha fiesta se caracteriza por ser una actividad cultural, que permite rescatar las más ricas tradiciones campesinas de nuestro país, teniendo como actividad principal, el desfile de aproximadamente 250 boyeros, provenientes de los más lejanos lugares de nuestro país.

Más de 250 yuntas, comidas típicas, mascaradas, bailes folklóricos y música en vivo, lo transportarán a un pasado no muy lejano. Además se realizará un homenaje al boyeo y al desarrollo del campesinado, pilares de la identidad cultural y nacional del costarricense.

El Día Nacional del Boyero se celebra el segundo domingo de marzo de cada año y por tradición este desfile se celebra en San Antonio de Escazú, aunque vienen boyeros de todo el país.

 Historia. Para el historiador Luis Fernando Sibaja, en el siglo XVII, en lo que hoy es Escazú, existía una enorme estancia denominada Nuestra Señora del Rosario, propiedad de Luis Cascante de Rojas y sus descendientes. De allí procede la referencia más antigua que conocemos del boyeo en el cantón pues, en un documento del año 1658, se hace constar la existencia, en dicha estancia, de dos carretas de madera, dos yugos y dos yuntas de bueyes.

Señala además que en el siglo XVIII hubo profundos cambios en la Costa Rica colonial. Se  dio un crecimiento importante de la población, se fragmentaron muchas de las grandes propiedades y se desarrolló un campesinado mestizo que en sus chácaras producía lo necesario para el consumo familiar. Las familias más acomodadas cultivaban la caña de azúcar y tenían trapiches.

Cabe señalar que en Escazú proliferaron los trapiches y se consolidó la triada formada por boyeros, bueyes y carretas. El utillaje constaba de un trapiche de madera de guapinol con tres mazas, dos pailas o peroles de cobre y dos canoas de cedro. Había también dos yugos, dos carretas, siete bueyes para arar y cargar leña, y dos apreciados bueyes trapicheros.

A mediados del siglo XIX, junto a la caña de azúcar, en Escazú ya era importante el cultivo del café. Esto fortaleció aún más el boyeo como un elemento fundamental de la cultura campesina, y los boyeros y sus carretas pasaron a ocupar un lugar privilegiado en las celebraciones en honor al santo patrono de cada comunidad.

San Antonio de Escazú pilar del boyeo. En el distrito de San Antonio de Escazú, el impacto del proceso de modernización ha sido menor. Tal vez por estar enclavada al pie de las montañas, en un rincón del Valle Central y entre empinados y rústicos caminos, en esta comunidad la tradición del boyeo y la carreta se ha mantenido con más fuerza e inspiró a los campesinos en el noble propósito de conservar y dignificar su modo de vida. En ese ambiente surgió la idea del Día del Boyero, que desde hace 25 años nos permite reencontrarnos con las raíces de nuestra identidad.

Un grupo de vecinos de la comunidad de San Antonio de Escazú se organizaron en el año de 1983 para celebrar el Día del Boyero, sobre la justificación de que los boyeros todos los años le brindan homenaje a San Isidro Labrador, patrono de los agricultores, llevando ofrendas  en agradecimiento por las cosechas logradas durante el año. Consideraron dichos vecinos que ahora debería ser la iglesia la que les hiciera el homenaje. Es así, como en el año de 1.983 nace el Día del Boyero como una actividad local.  

Posteriormente se fue convirtiendo en una fiesta campesina de carácter regional, ya que empezaron a llegar boyeros de Alajuelita, Santa Ana, Aserrì, Puriscal  y por supuesto de Escazú, especialmente de San Antonio.

Tiempo después la actividad tomó más auge y se unieron a esta celebración boyeros  visitantes de Venecia de San Carlos, San Rafael de Guatuso, Upala, San Isidro de Heredia, Santo Domingo  de Heredia, Guàpiles, San Rafael de Alajuela, Puriscal, Guayabo de Mora, Tabarcia, Mora, Tierra Blanca, Guarco, Llano Grande, San Rafael de Oreamuno, entre otros.

Es así, como para el 14 de octubre de 1988 por Decreto Ejecutivo Nº 18483  se declara el segundo domingo de marzo como DÌA Nacional del Boyero.

Dicha promulgación dio pie para que se conforme la Asociación Rescate de Tradiciones del Boyero, organización que a la fecha ha sido la organizadora de ésta fiesta campesina.

Dentro de los estatutos que rigen a dicha organización se plantea, el rescate de las tradiciones campesinas, como la música, bailes, comidas, bebidas, artesanía y otras manifestaciones culturales campesinas propias de la identidad costarricense.

Este evento se ha caracterizado por la gran cantidad de boyeros asistentes, así como, visitantes, nacionales y extranjeros, que asisten para apreciar lo mejor de nuestras tradiciones campesinas.

Como justo homenaje al boyero se les obsequian premios, entre ellos alforjas, sombreros, machetes, sogas y un suculento almuerzo campesino.

Además, ha sido tradición rifar entre los boyeros asistentes una carreta típica, yugos y otra gran variedad de premios.

 

*Periodista

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 07 Marzo, 2017

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA