Jueves 21, Octubre 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

En esta época no todo es plata

Editorial

El mes de diciembre ya está entrando en su punto alto. Durante estos días muchos disfrutaron de la iluminación del Castillo de los Sueños, del árbol del Hospital de Nacional de Niños y hasta de la decoración que de las vías capitalinas. Sin embargo, muchos solo están pensando en cómo gastar la plata que van a recibir o en las fiestas que se van a pegar, sin acordarse de que no están solos en este mundo. 

Esto sin pensar en la gran cantidad de familias que, por diferentes circunstancias, actualmente están con una mano adelante y otra atrás. Son muchos los niños que en esta Navidad no van a recibir ni un solo regalito. También muchos adultos mayores estarán solos en estas fechas especiales, sencillamente porque nadie se acuerda que ellos existen.

Quienes tenemos mucho o poco debemos dejar de pensar solo en nosotros y compartir un poquito con quienes más lo necesitan.

No podemos olvidarnos de quienes más nos necesitan, especialmente en esta época. Lamentablemente hay quienes lejos de dar acompañamiento, están pensando en cómo deshacerse de los adultos mayores, a veces llevándolos a hospitales y así poder disfrutar de estos días festivos a sus anchas sin tener que preocuparse por de atenderlos. 

Aunque parezca increíble, algunas personas dejan de darles los medicamentos o les dan comida que tienen prohibido consumir. Con ello les complican la salud por lo que deben dejarlos internados, sin tomar en cuenta que estas acciones negligentes les puede costar la vida. 

Resulta alarmante e indignante ver las estadísticas de todos los abuelitos que son dejados en los hospitales o en los centros de cuido sin que nadie se acuerde de ellos.  

Ese es el panorama en muchas familias costarricenses, ante el apuro de irse de fiesta o de paseo. Los casos más alarmantes se dan con aquellos que por sus padecimientos, requieren atenciones especiales.

A quienes les va bien, la familia los lleva a internar, a otros tan solo los dejan en las puertas del nosocomio con un papel de que no los pueden cuidar. Ante cualquiera de estos dos escenarios es justo y necesario que las autoridades hagan algo y este tipo de acciones sean castigadas. 

Esto es verdaderamente lamentable, porque muchos de estos señores y señoras dieron toda su vida para cuidar a sus hijos y ahora ellos los tratan como si se tratara de muebles viejos. Esto aquí y en China se llama agresión, la cual no puede ser permitida. Por lo tanto, deberían recibir un castigo según lo estipula la ley, ante la poca diligencia o abandono de estas personas.

No son ni uno ni diez los viejitos que son abandonados en estas fechas, las cifras llegan a centenares. El año anterior fueron unos 800, esperemos que en esta oportunidad la cifra disminuya, que hijos, nietos, sobrinos y otros familiares se pongan la mano en el corazón y decidan ellos hacerse cargo de estas personas. 

Muchos no piensan que ellos también van a llegar a esas edades y todo lo que están haciendo ahora le servirá de ejemplo a sus hijos.  Por ello tendrán que mantenerse con el piquito cerrado porque este desamor y negligencia fue lo que les enseñaron a sus pequeños. 

Todos debemos unirnos para que no se cometan estas injusticias, tenemos el deber como ciudadanos de denunciar al vecino o hasta los mismos familiares cuando detectamos que se están cometiendo estas injusticias. 

Aprovéchelos, mímelos y hágalos sentirse útiles, de lo contrario cuando partan no lo lamenten porque el amor se debe demostrar en vida. Debemos aprender a escucharlos, porque sus consejos nos pueden evitar tomar una mala decisión de la que después nos tengamos que arrepentir, sus palabras por lo general resultan sabias.

Todos debemos entender que esta época no es solo ver cuánta plata gastamos. Estos días son propicios para compartir y hacer acciones de bien, nada nos cuesta echarle la mano a quienes más lo necesitan.

Tengamos siempre presente que hoy son ellos los que nos necesitan; mañana no sabemos si seremos nosotros.

PERIODISTA:

EMAIL:

Viernes 09 Diciembre, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA