Lunes 24, Junio 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Opinión

¿Se puede ahorrar hoy?

Osvaldo Corrales Jiménez*

Se ha vuelto a poner de moda el tema del ahorro personal o en el hogar. Sin embargo, la inflación y la devaluación del colón, así como la presencia de salarios miserables, impiden a muchos el “ahorro efectivo”.

Muchos economistas y asesores financieros insisten que sí es posible el ahorro hasta de un 10 % de los ingresos ordinarios (entendidos como salarios). Pese a lo anterior, el asunto se vuelve relativo, dado que aun cuando se tiene una tabla de salarios que asigna distintos montos mínimos en correspondencia a los oficios y profesiones, esta escala salarial no siempre se ajusta a las necesidades muy propias de cada familia ni a la capacidad real adquisitiva representada por los factores monetarios. 

Además, sin confrontamos los salarios del sector privado con los del sector público, veremos que los funcionarios del Gobierno, según la antigüedad en el puesto, adquieren jugosos privilegios que duplican y hasta triplican los ingresos con respecto a los del sector privado. Aun así, irónicamente muchos empleados públicos y sindicalistas reclaman al Gobierno que el dinero no les alcanza ni para las necesidades básicas. La sabiduría de nuestros antepasados decía: “El que más gana más gasta”, o sea, eso refleja muchas veces la actitud hedonista o del despilfarro.

Retomando el asunto del ahorro, a las clases pobres o las personas con trabajo informal les es imposible siquiera apartar un 10 % para un fondo de ahorro. En ese caso, lo que a veces queda es recortar los gastos innecesarios. Asimismo, si las personas ganan mucho y todavía dicen que el dinero no alcanza, también deberían de quitar gastos suntuarios y ejercitar la voluntad de rechazar más tarjetas de crédito que les ofrezcan.

De todas maneras, el endeudamiento irresponsable y el lujo no ayudan en nada a la sociedad, dado que implican desigualdad de clases y además constituyen un asunto de responsabilidad ambiental, pues hemos de reflexionar que nuestro planeta, conforme albergue mayor población, se enfrentará poco a poco ante la dificultad para atender las necesidades energéticas y productivas crecientes. Irónicamente, la falta de conciencia y educación en el tema demográfico hace que millones de personas de países pobres, continúen con la procreación desmedida de más personas. 

Algunos dicen que es un derecho de las parejas ser padres, entonces surge la contradicción entre lo que se entiende como derechos frente a oportunidades de buena calidad de vida, la cual merece toda persona que nace. Lo anterior no debe dar pie a justificar el aborto o fomentar indiscriminadamente los anticonceptivos (muchos realmente viles). 

Eso sí, el apego espiritual y la convicción del valor de la moderación en la sexualidad podrían ayudar bastante. Lamentablemente, a la mayoría de personas poco o nada les importa cuestionarse esos asuntos. 

 

*Comentarista de temas cotidianos

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Viernes 17 Junio, 2016

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA