Lunes 15, Abril 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Nacionales

“El Presidente y yo somos de beso en la mejilla”

Víctor Hugo Morales Zapata, legislador del PAC, se confesó con DIARIO EXTRA y conversó con la directora Paola Hernández

Víctor Hugo Morales Zapata, diputado del Partido Acción Ciudadana, el hombre que saluda al presidente Luis Guillermo Solís con un beso en la mejilla, ese mismo que durante tres semana ha estado en el centro del huracán político, se confesó con DIARIO EXTRA.

 

En su conversación no se guardó nada, habló sobre quién está detrás de sacar a la luz su pasado penal respecto a una causa de hace 14 años, que le ha traído un sinfín de problemas, desde la solicitud de renuncia a la aspiración de legislador hasta provocar la fractura de su bancada. 

 

Sobre su relación con el mandatario reveló que mantiene fuertes lazos de amistad, los cuales fueron forjados en diferentes campos de acción social donde durante muchos años se desenvolvió. 

 

Morales Zapata tiene sus raíces en el movimiento cooperativo nacional, incluso afirmó que algunos de sus dirigentes han estado detrás de la bronca que se ha vivido desde el 2013 respecto a su pasado legal.

 

Confesó que es tal la confianza con el presidente Solís que “nosotros (Morales y el Presidente) nos saludamos dándonos un beso en la mejilla porque nos nace, somos amigos”, a lo que agregó que es “una relación de afectos”.

 

¿Usted es el hombre de confianza del Presidente? 

 

- Creo que soy un hombre de confianza desde la perspectiva personal y desde la política le he dado elementos para ganar esa confianza y es recíproca.

 

¿Cuándo conoció a Luis Guillermo Solís?

 

- Nos vincula el mundo social y productivo. En algún momento coincidimos con Margarita Penón, Luis Guillermo, José Merino, Mauricio Castro, Albino Vargas y Fabio Chaves, una serie de personas que empezamos a reflexionar sobre la Costa Rica que queremos. Era un proceso de diálogo que se llamó “La Tercera República”, fue durante el gobierno de Abel Pacheco, ahí surge una visión de la nación que queríamos, eso evolucionó en una propuesta que se llamó “Costa Rica Inclusiva y Solidaria (Crisol)”. Ahí voy forjando una relación de amistad con Luis Guillermo Solís. Cuando Luis Guillermo toma la decisión de empezar una carrera por la candidatura presidencial del PAC yo estoy ahí a la par de él junto con Felicia Cuevas, Alberto Salom, Melvin Jiménez, Emilia Molina y otros. Así se tomó la decisión de la manera más precaria.

 

 

SU RELACIÓN CON OTTÓN SOLÍS

 

 

Sobre su vínculo con el fundador del partido de gobierno comentó que lo conoce desde hace varios años, incluso en ocasiones se sentaban en la misma mesa para discutir temas partidarios, pero Morales Zapata indicó que no siempre ha concordado con algunas teorías de quien fue varias veces aspirante a la Presidencia por el PAC.

 

“Tuve muchas dudas de hasta dónde podríamos llegar con el discurso, la personalidad y la falta de empatía y la resonancia de nuestro líder, en ese momento Ottón Solís, y ya hoy es una realidad”, acotó.

 

Agregó que le reconoce el carácter de fundador del PAC, de esa tercera fuerza política que surgió hace poco más de 10 años y que por primera vez llega a Casa Presidencial, aunque agregó que “nunca llegué a ser amigo de él, pero fui cercano en algunas cosas”.

 

Morales Zapata señala a Ottón y su compañera de bancada Epsy Campbell como los principales responsables de lo que está sufriendo, en relación con su castigo del tribunal de ética, el cual lo castigó con separarlo de su militancia política por un año, a pesar de que la sanción fue levantada hace unos meses por un tribunal de alzada. Sin embargo la semana pasada quedó en pie nuevamente.

 

Sobre Ottón insistió en que “hay diferencias en algunos egocentrismos que uno empieza a observar, una situación de fundamentalismo importante. Pero ojo, creo que en su momento fueron muy necesarios”. 

 

 

LA REVANCHA DE LOS COOPERATIVISTAS

 

 

Agregó que cuando fue nombrado en el tercer lugar en la papeleta de diputados de San José, algunos de los dirigentes cooperativistas inmediatamente comenzaron a mover sus fichas para tratar de ensuciar su andar en la política partidaria. 

 

De ahí supuestamente se filtró su pasado penal y los medios de comunicación informaron que aparentemente Morales Zapata no habría informado de una causa de 14 años de antigüedad relacionada con una demanda por presunta malversación de fondos. Suficiente para que explotara la bomba en el PAC, lo cual llegó en lo más caliente de la campaña presidencial.

 

“En el momento que Luis (Guillermo) decide nominarme candidato a legislador, inmediatamente conozco las reacciones que se dan en la cúpula cooperativa. Don Freddy González Rojas convoca de sorpresa a sus allegados, entre ellos al exdiputado del PAC Jorge Gamboa, y en cosa de horas dicen que tienen que hacer una estrategia para que Víctor Hugo no sea ratificado como aspirante. Todo lo fragua Freddy González, quien se asocia con otros actores”, relató. 

 

Dijo también que la furibunda reacción se debió a su pasado en el sector, en el cual llegó al movimiento para enfrentarse con manejos no muy sanos que se estaban haciendo en algunas instituciones, eso provocaría la aparición de algunos anticuerpos. 

 

Morales Zapata señala a González como el autor principal, “el hombre (Freddy) con grandes ansias de poder pero que no las puede resolver a partir de sus propias cosechas, a los líderes que yo me enfrenté en el sector cooperativo los respeto porque siempre tuvieron proyectos.

 

González es una combinación de altísimas aspiraciones, de un privilegio por la ostentación de bienes materiales y carente de propuestas”, incluso lo llamó “líder superficial”. Dijo que aún está ahí por imposición política y el poder económico que ha generado, “a partir de ahí el cooperativismo vive una de las épocas más oscuras”.

 

Pero la oposición a sus aspiraciones políticas también se dieron a lo interno del partido, ya que lo señalaron como un hombre muy cercano a Luis Guillermo Solís, lo cual no sería muy conveniente para algunos.

 

 

NO AL MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA

 

 

“Soy legislador y lo seré hasta el último día del periodo, no me seduce ningún ministerio”, así de firme fue el diputado ante los rumores que los señalan como un posible sustituto del ministro Melvin Jiménez, al cual por su condición de obispo luterano se le cuestionó el nombramiento ante la Sala IV debido a posibles roces con la Carta Magna. 

 

“Descarto el Ministerio de la Presidencia y cualquier otro, mi labor es donde puedo ayudar más al país. A Melvin lo veo muy bien plantado, lo que pasa es que la lectura que se hace desde afuera es la tradicional de un ministro de la Presidencia.

 

¿Qué requiere un ministro de este calibre? Confianza del Presidente, lealtad, también relaciones con sectores sociales, productivos y políticos. Melvin tiene la lealtad del Presidente, la confianza, un enorme bagaje con sectores sociales y algunas carencias en materia política de relaciones con el Parlamento, pero eso se va a superar”, explicó Morales Zapata.

 

Detalló que Luis Guillermo Solís y Melvin Jiménez son dos factores en la transformación que están llevando a cabo y alabó la filosofía de “un día a la vez” que aplica el ministro en cuestión, pues “si en algún momento Jiménez llega a la conclusión de que se agotó, Luis (Guillermo)no va a tener que decírselo, Melvin se lo va a decir”. 

 

Reiteró que las relaciones con sus compañeros las llevan de la manera más normal, “votamos en nuestro conjunto unánime pero tenemos la ventaja de que si tenemos que separarnos del voto, eso no nos divide”.

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Foto: David Barrantes

EMAIL:

Miércoles 20 Agosto, 2014

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA