Lunes 03, Octubre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Gobierno sin energía

El pasado 26 de junio circuló en la Asamblea el rumor de que el Ejecutivo iba a retirar de la corriente legislativa los expedientes 18093, “Ley de Contingencia Eléctrica”, y 17812, “Ley General de Electricidad”, presentados por la Administración Chinchilla Miranda. El primero, considerado como una respuesta inmediata al problema energético nacional está ya en sus últimos trámites de comisión y forma parte de la agenda prioritaria que, de conformidad con el artículo 36 del reglamento, elaboraron las diferentes bancadas. El rumor quedó confirmado el lunes siguiente, cuando se materializó la acción de Gobierno.


El mismo jueves empezó a hablarse de que el presidente Solís había decidido “enviar a retiro” al gerente general de la CNFL, Pablo Cob, considerando que ya había agotado su ciclo al frente de esa importante entidad del servicio eléctrico nacional. Ya el lunes, esa “invitación a retiro” se había concretado y el señor Cob estaba fuera de la institución.


También el lunes una información de “El Financiero” daba cuenta de que el presidente Solís pretende crear en los próximos días un “foro energético”, cuyo propósito es elaborar una matriz energética de largo plazo para el país. El propio ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, confirmó la versión. El foro estará integrado por representantes de los partidos políticos, las cámaras empresariales, sectores académicos y ambientalistas, así como del ICE y RECOPE, y tendrá un plazo de 18 meses para cumplir con el mandato.


La destitución de Cob puede entenderse a partir de que el nuevo Gobierno tiene derecho a ubicar al frente de instituciones claves a personas afines a sus intereses.


No obstante, tratándose de un funcionario de la trayectoria de don Pablo, con muchos años de servicio impecable en la función pública, se exigía que el Presidente o sus voceros dieran explicaciones suficientes a la ciudadanía de la decisión adoptada más allá de argumentar que “el ciclo de don Pablo se había agotado”.


El tema del retiro de los proyectos mencionados es totalmente contradictorio, habida cuenta de que la crisis energética es real, las tarifas crecen de manera asfixiante y no se han presentado alternativas a las propuestas en debate, menos razones que expliquen el retiro. Pero lo que resulta francamente inexplicable es que a estas alturas se anuncie la creación de un foro para “construir una matriz energética de largo plazo”, cuando todos dábamos por descontado que ese trabajo ya lo había hecho don Luis Guillermo y el PAC, incluso antes de la campaña electoral.


Es válido que el Gobierno haga una convocatoria a diferentes sectores nacionales sobre temas específicos, pero de manera consultiva, para recoger insumos que enriquezcan una política determinada, pero nunca para que esos sectores le hagan el mandado y asuman responsabilidades que sólo le competen al mandatario, su equipo y el partido gobernante. Esto es francamente muy serio. Demuestra que don Luis Guillermo asumió el control del país con total desconocimiento de uno de los temas más sensibles de la nación, el tema energético. Cabe preguntarse qué pasaría si, al cabo de los 18 meses, ese foro no logra alcanzar acuerdos. ¿Se queda el país sin matriz energética?


El problema es que este vacío de visión y de acción en este campo no marcha solo.


Ya desde la época electoral, el señor Solís demostró su grave desconocimiento sobre la crítica situación fiscal del país al declarar que promovería una reforma en ese campo pero hasta dos años después de asumido el mando. En contra de su tesis salieron los economistas Ottón Solís y posteriormente el Vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, coincidiendo en que la solución al problema fiscal debía empezar ya.


El propio 8 de mayo, el Presidente firmó el primer decreto declarando de interés público la intervención de 12 puentes y 9 alcantarillas que en su criterio requerían una intervención y solución urgente. Días después, técnicos de LANANME afirmaron que en un período de cuatro años es imposible intervenir todos los puentes señalados en el decreto.


Vacíos preocupantes. Recientemente, y ante la protesta ciudadana y del sector empresarial por las crecentes tarifas de los combustibles, el Presidente conminó a los jerarcas de ARESEP para que le rindieran cuentas de esa situación, en el espíritu de controlar esas tarifas y rebajarlas. Los funcionarios le explicaron en la propia Casa Presidencial que eso era imposible, salvo que se redujeran algunas cargas que pesan sobre las tarifas en combustibles que el Ejecutivo las utiliza para atender necesidades de la red vial y otros rubros. Solís volvió a ver a su ministro de Hacienda, quien coincidió con lo planteado por los voceros de ARESEP y hasta ahí llegó el presidente.


No son muchos los yerros, pero sí muy importantes y sobre temas en los que no cabe ignorancia y menos ausencia de planteamientos claros.


El Presidente llega a su segundo mes de mandato. Es poco tiempo para exigir realizaciones, pero suficiente para descubrir falencias y vacíos, que francamente llaman a preocupación.

 

*Diputado PUSC

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 08 Julio, 2014

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Por: Humberto Vargas C.

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA