Martes 30, Noviembre 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Refinería: el señuelo para explotar gas y petróleo

Mientras en el mundo entero la industria petrolera busca reinventarse y ya viene de regreso, en Costa Rica apenas comenzamos nuestro camino hacia la refinación de petróleo y mayor dependencia del hidrocarburo.


La tendencia mundial de las transnacionales es deshacerse de las refinadoras por las pérdidas que generan, cerrarlas para mejorar la rentabilidad financiera, disminuir la sobre- producción y trasladarlas a países del tercer mundo debido a la contaminación. También se ha constatado que se busca estatizar parte de la industria petrolera del refinamiento con la finalidad de socializar las pérdidas.


En el mundo existen casi 700 refinerías y se ubican cerca de lugares donde hay petróleo. La zona de refinería por excelencia es el Golfo de México. Por ejemplo, está Coatzacoalcos, que tiene índices de cáncer mayores a la zona de Hiroshima tras la bomba nuclear.


Estados Unidos también tiene sus zonas petroleras, usualmente alrededor de las comunidades afroamericanas. Allí se quejan de una suerte de “racismo ambiental” que ha implicado años de contaminación y desastres de las refinerías.


Las refinerías tratan de ubicarse, además, cerca de los oleoductos o sitios de extracción para evitar costos en el traslado el crudo. Conforme se agota el petróleo esto tiene más relevancia, pues se debe invertir más energía para extraer petróleo.


Extracción de gas y petróleo. Una de las preguntas que surgen es, entonces, ¿a quién se le ocurre instalar una refinería en un país donde no hay petróleo, ni existen vecinos que lo tengan. La respuesta clara está en el acuerdo firmado entre China y Costa Rica que incluye la refinería: extracción de gas y petróleo en nuestro país.


El problema es que se pone la carreta delante de los bueyes. Primero la refinería y después vemos si se puede extraer gas o petróleo.


En octubre del 2007, el gobierno firmó un acuerdo con la compañía estatal china China Nacional Petroleum Corporation (CNPC) para construir una megarefinería (ver http://www.oilwatchmesoamerica.org/doc/contrato%20petrochina-recope.pdf). Este acuerdo incluye la posibilidad futura de exploración petrolera en Costa Rica con Petrochina. Ese interés fue reafirmado en noviembre 2008 y el embajador de China en nuestro país, Wang Xiaoyuan, aseguró, en aquel momento, que “siempre está la posibilidad de cooperar en este campo”.


Estas pretensiones de buscar petróleo no se han concretado aun, porque los chinos dejaron claro que esperan a que se resuelvan las causas que las petroleras Mallon Oil y Harken Energy tienen pendientes en diversos tribunales. A Mallon y Harken se les había otorgado las licitaciones en las únicas zonas con probabilidades de existencia de hidrocarburos: el Caribe y la zona norte del país.


Para los chinos queda muy claro que estamos en el “patio trasero estadounidense” y que hay que hacer un desplazamiento más discreto de las compañías estadounidenses para darle la bienvenida al imperialismo chino, que se está expandiendo vorazmente sobre las reservas energéticas y sobre las materias primas de la región.


Tecnología obsoleta. Los chinos están construyendo refinerías en el tercer mundo deshaciéndose de una tecnología obsoleta y contaminante, aunque disfrazada de tecnología de punta, y obteniendo ganancias que les permiten regalitos como estadios, carreteras y otras formas de “cooperación”.


En los negocios los chinos son poco comunistas y nada éticos. Su conducta en África y Asia va mucho más allá de los desastres ambientales y sociales que han dejado otras transnacionales. Por ejemplo, está la destrucción voraz de la Amazonia o el Orinoco en América y el comportamiento político, militar y económico en Sudán y toda África de la estatal petrolera china.


El “des-negocio” o la estafa que se propone en relación con la refinería china en Costa Rica no se puede explicar más que por el negocio que viene amarrado con la explotación de gas en el Norte y El Caribe.


Que nadie se dé por sorprendido. Que la refinería seria el señuelo y la punta de un negocio donde se juega nuestro futuro socio- ambiental.


*Presidente FECON y docente UCR, [email protected]

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 04 Junio, 2013

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Por: Mauricio Álvarez M

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA