Miércoles 28, Septiembre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Por fin vamos a sanear los ríos

Con mucha alegría hemos informado al país de los avances de la imponente planta Los Tajos, en La Uruca, que el AyA está construyendo para procesar las aguas residuales de más de 1 millón de habitantes del área metropolitana. Este será el primer gran paso hacia el saneamiento de ríos metropolitanos como el Torres, el María Aguilar y el Virilla, entre otros, pero muy especialmente de la cuenca del río Grande de Tárcoles.


Se trata de una obra que el país esperaba hace mucho tiempo y que por fin se hará realidad, respondiendo a una deuda histórica en la gestión ambiental, pues actualmente solo el 4% de las aguas residuales del país se tratan adecuadamente y el resto se vierten en nuestros ríos, causándoles una enorme afectación.


Por esta razón, Costa Rica dejó de estar en las primeras posiciones del Índice de Desempeño Ambiental (EPI) de la Universidad de Yale, por ejemplo, que este año evaluó nuevos indicadores incluyendo el de tratamiento de las aguas y la gestión de la biodiversidad oceánica. Esto provocó que varios países cayéramos varios lugares en este ranking, entre ellos Costa Rica, Italia, Francia y Noruega, para citar solo algunos.


Sabemos que en la parte verde, relativa a bosques y biodiversidad, Costa Rica sigue siendo una potencia y es reconocida como pionera a nivel mundial, pero en la parte azul, que incluye nuestros ríos y mares, nos hemos quedado rezagados. Por eso, la Administración Chinchilla ha venido impulsando con fuerza la agenda azul, volviendo los ojos al mar y a los ríos.


La planta de tratamiento Los Tajos tiene un costo de $344 millones (175 mil millones aproximadamente) y es un proyecto que se empezó a impulsar desde el gobierno anterior, cuando se aprobó el empréstito de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), que financia el 50% de la obra. Sin embargo, los contratos de construcción se han emitido e impulsado en la presente Administración y en el financiamiento del proyecto están participando además el Banco Nacional ($75 millones), el BID ($53 millones) y el Gobierno de la República con una contrapartida de $41 millones a través del AyA. Es un esfuerzo que se ha venido haciendo de manera callada en estos 4 años.


El sistema incluye la planta de tratamiento que se ubica en La Uruca, así como 300 kilómetros de alcantarillados y colectores que recogerán las aguas residuales de 11 cantones de la gran área metropolitana (GAM): San José, Tibás, Moravia, Vásquez de Coronado, Goicoechea, Montes de Oca, Curridabat, Desamparados, Escazú, Alajuelita y La Unión. Esto constituye el 65% de la población de la GAM, en donde vive la mayoría de los habitantes de nuestro país (casi el 70% del total nacional) y en donde se provoca la mayor contaminación de ríos con aguas domésticas y residuos fecales.
Por eso la construcción de esta planta tiene tanta relevancia y representará un alivio para los afluentes metropolitanos y para la gran cuenca del Tárcoles. Recordemos que el río Grande de Tárcoles recorre 111 kilómetros a lo largo de tres provincias –San José, Alajuela y Puntarenas– hasta desembocar en el océano Pacífico, impactando también el Golfo de Nicoya. Además, su cuenca comprende 2.121 km2 a lo largo de estas tres provincias y por eso su saneamiento es fundamental para los ecosistemas que allí se encuentran.


Por muchos años, y de manera inexplicable, Costa Rica abandonó el serio problema de la contaminación de ríos y el casi nulo tratamiento de las aguas. Pero eso se acabó. La planta de Los Tajos es el primero de muchos proyectos que deben venir en la meseta central y en las provincias costeras. Los ríos, océanos y humedales son parte de nuestra herencia y riqueza natural. Debemos sanearlos y protegerlos, y esa es una tarea no solo del gobierno central sino también de las Municipalidades y de los mismos ciudadanos. Muchos años se necesitarán para recuperar los ríos más contaminados, pero lo lograremos entre todos, con empeño y consistencia.


Paso a paso, nuestra agenda verde será también azul.

 

*Ministro de Ambiente y Energía República de Costa Rica

PERIODISTA:

EMAIL:

Viernes 14 Febrero, 2014

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Por: Dr. René Castro Salazar

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA