Lunes 15, Agosto 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Costa Rica: puente de paso para la ilegalidad

  • En la unidad los agentes cuentan con armas y chalecos, además de computadoras para el análisis criminal

  • En el caso Ramona detuvieron a varios delincuentes nacionales y extranjeros

  • Algunos de los decomisos les han dejado desde armas hasta equipos de comunicación

Comenzaron en octubre de 2011 y son como un equipo de fútbol donde hay combinación de experiencia y juventud, el más viejo tiene 47 años y el más joven 25. 

 

Se trata de la Unidad de Investigaciones de la Policía Profesional de Migración, constituida por oficiales que están a la altura del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y hay quienes se atreven a decir que hasta más.

 

La Ley de General de Migración y Extranjería los faculta para realizar investigaciones en delitos sobre trata y tráfico de personas, y se amplía a casos como corrupción y criminalidad organizada transnacional.

 

Su primera tarea fue limpiar la casa desde adentro. No se puede hacer investigaciones si hay corrupción en tu propia casa, por eso detuvieron a cinco funcionarios, mensaje para los demás de que no se iba a aguantar nada.

 

Estas cinco personas se dedicaban a insertar movimientos migratorios ficticios, es decir registraban el ingreso de las personas al país no por donde se decía sino por otros puntos. Ahí comenzaban a gestionar cédulas de residencia y hasta la naturalización.

 

CASO RAMONA

 

Para los miembros de la Unidad de Investigaciones todo ha sido acumular experiencia y eso les permitió en casi dos años de operar resolver uno de los casos más sonados del país, “el caso Ramona”.

 

Este consistió en desarticular una banda que traía personas de nacionalidad dominicana y nacionalizarlas mediante falsificación de los documentos migratorios. Se incautaron $410 mil (¢205 millones), se detuvo a dos personas y otra que está en fuga.

 

De hecho, este caso trascendió las fronteras, hubo muchos problemas con los contactos en los otros países para obtener la información. 

 

En primera instancia se investigaban el tráfico y la trata de personas, vinieron otras modalidades de crímenes; hubo una persona que llevaba medio kilo de cocaína y fue enviada a Europa, sirvió como burro para el trasiego de droga.

 

Este caso se mantiene en vigencia porque se detuvo a muchas personas posteriormente, pues tenían documentos falsos y pagaban hasta $15 mil (¢7,5 millones). 

 

La investigación se centró en conseguir a la persona que aceptaba casarse con quien quería entrar al país hasta el abogado que le hacía el trámite, el contador público, etc.

 

COSTA RICA, PUENTE A LA ILEGALIDAD

 

El tráfico de cubanos, africanos y dominicanos que usan países de Suramérica para llegar a Costa Rica es otro dolor de cabeza para esta unidad, pues se quedan aquí para brincar a Europa o tratar de llegar a Estados Unidos.

 

Estas organizaciones saben que la facilidad para conseguir los documentos migratorios les facilita hacer todo en tiempos récord y así poner a los ilegales en la Unión Americana. Un ejemplo de ello son los matrimonios por conveniencia, donde se ha logrado demostrar que ni siquiera se debe estar en el país para casarse con un costarricense y obtener así su cédula de residencia.

 

Muchos dominicanos no van a Estados Unidos, ellos se quedan aquí o migran a Europa, los cubanos sí; los africanos y los colombianos buscan Europa, esto porque es más fácil entrar a estos países con documentos falsos que si lo hicieran a Estados Unidos.

 

En Costa Rica es muy sencillo obtener esos documentos. En el caso Ramona había un abogado que conseguía todos los papeles y casaba a la gente desde la cárcel.

 

TRATA: TERCERA ACTIVIDAD
CRIMINAL MÁS LUCRATIVA

 

La trata de personas es la tercera actividad ilícita económica que más dinero genera en el mundo, después del narcotráfico y el tráfico de armas.

 

La gente tiende a confundir tráfico y trata, pero son dos cosas distintas. Usted puede llevar personas de un lado a otro de manera ilegal y está traficando, pero dentro de esto cuando llegan a manos de las bandas se da la trata. 

 

Esto es aún peor porque es cuando aparece la explotación sexual de mujeres. (Ver recuadro)

 

Hay tres casos de trata de personas donde las gentes eran explotadas en el país. Recientemente en el Bar Sol y Luna, en Guanacaste, se rescató a 15 mujeres que fueron traídas al país y aquí se las explotaba sexualmente. 

 

Luego el del Bar Las Vegas, donde se abusaba sexualmente de una dominicana. Otro es el caso de los nicaragüenses explotados en cultivos de naranjas, donde les sacaban el jugo y no les pagaban lo que la ley manda.

 

En total la Unidad de Investigaciones ha cerrado 6 casos en lo que llevamos de 2013, nada mal si se toma en cuenta que involucraban desde narcotráfico hasta trata de almas. (Ver recuadro)

 

SANA COMPETENCIA

 

La Unidad de Investigaciones está compuesta por 16 funcionarios, tiene independencia total para actuar, coordina con el Ministerio Público.

 

La mayoría de los que la conforman salieron de otras dependencias como la Policía de Control de Drogas. Cuentan con vehículos, cámaras fotográficas y chalecos, entre otros instrumentos.

 

Para los jerarcas, cuya identidad no revelamos por seguridad, la creación de este cuerpo investigativo es una sana competencia con otras policías, pues compite con la Unidad de Trata y Tráfico de Personas del OIJ.

 

UN TRABAJO DE SACRIFICIO

 

Para los miembros de esta unidad armar una investigación no es nada sencillo, les toma tiempo, meses y a veces años. Para el caso de Liberia uno de los agentes tuvo que ausentarse de la familia por 4 meses.

 

Eso al final se traduce en un trastorno del ambiente familiar del funcionario, pero su motivación es saber que se desarticuló una banda que explotaba a 15 mujeres. Incluso se logró evitar que otras dos que estaban listas fueran víctimas de ese delito.

 

Estos oficiales, como ocurre con la mayoría de los cuerpos policiales, carecen de recursos, pero son los que tienen la ardua tarea de enfrentar a las redes criminales, y lo hacen con ahínco y esmero, más porque les gusta su trabajo que por la paga que reciben.

PERIODISTA: Alexander Méndez

CRÉDITOS: Fotos: Mariano Ramírez

EMAIL: [email protected]

Lunes 12 Agosto, 2013

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA