Domingo 29, Marzo 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

¿De qué sirve un colegio profesional?

Esta es una discusión que también debería estar en la palestra porque así como el gobierno daña el mercado con sus interferencias, los colegios profesionales también con sus fijaciones de precios o tarifas.

Tal vez usted se pregunte o no comprenda al punto que queremos llegar. Pero vamos por partes, dijo Jack.

Primero, no parece suficiente con tener que estudiar entre cuatro y seis años quemándose las pestañas para poder tener un cartón que dice que usted sabe y tiene plenos conocimientos para ejercer su profesión. Aquí viene el primer pero. Algunos colegios dicen “con eso no es suficiente, para poder ejercer usted tiene que estar colegiado”. Como si eso mejorara la calidad de profesional.

Por ejemplo, ¿qué los hace pensar que un examen o prueba es un excelente filtro para saber la calidad de profesionales? Hay algunos que pueden pasarlo de pura chiripa, tal vez una persona que se esforzó mucho no logra pasarlo o quizá no tiene el dinero para pagar la cuota de afiliación.

Porque eso es lo que parecen, son clubes de profesionales. Ser parte o no, no hace a las personas mejores profesionales o más éticas. Los colegios profesionales actúan muchas veces como mercantilistas que protegen a los más ineptos fijando tarifas ridículas.

Y si el profesional no cumple con las reglas o las tarifas se expone a sanciones absurdas, desde montos económicos hasta la suspensión de su “licencia” para poder ejercer. De hecho, don Eli Feinzaig en una columna para otro medio escrito publicó un artículo que invito a leer, llamado “La insensatez de la colegiación obligatoria”, de la cual obtenemos este extracto.

"Algunas de las peores políticas económicas adoptadas desde la creación del entonces llamado Colegio de Licenciados en Ciencias Económicas y Sociales, hace 47 años -las más clientelistas, las que crearon los abusos salariales del sector público, las que encarecen la canasta básica a punta de aranceles y arreglos cuasi monopolísticos-, fueron diseñadas, promovidas, defendidas y adoptadas por distinguidos economistas costarricenses afiliados al Colegio”.

Seamos serios, señores. Si queremos un libre mercado no solo de bienes, sino también de servicios, tenemos que emparejar la cancha y eso va también por eliminar organizaciones como los colegios profesionales, que se atribuyen potestades que no tienen.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 25 Marzo, 2020

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Sebastián Trejos

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA