Miércoles 26, Febrero 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Contratan embarazada para meter droga a cárcel

Mujer detenida en La Reforma, San Rafael de Alajuela

  • Los paquetes de marihuana que llevaba la embarazada quedaron en manos de las autoridades.

  • Este es uno de los decomisos efectuados por la Policía Penitenciaria.

Los narcotraficantes siguen convenciendo, mediante su poder económico, a personas vulnerables para que introduzcan de la forma que sea todo tipo de droga a las cárceles de nuestro país.

El más reciente caso reportado por las autoridades penitenciarias se presentó en el centro penal La Reforma, en San Rafael de Alajuela, donde una embarazada de apellido Corrales intentó meter dos tacos de 132,85 gramos de marihuana que llevaba en su vagina.

La mujer que al parecer tiene 4 meses de gestación se animó a escabullírseles a los oficiales, poniendo en riesgo no solo su vida, sino la de su bebé, cuando se introdujo la ilegal carga, y debido a su condición de embarazo evitar la requisa por medio del aparato electrónico de seguridad llamado “Body Scan”.

Es de conocimiento de la Policía Penitenciaria que los narcos contratan lo que se conoce como “burra” (persona que transporta droga), de preferencia mujeres embarazadas, porque no deben pasar por el detector puesto que los rayos X afectarían al feto; así las cosas, la revisión debe proceder de forma manual, lo que complica la detección de sustancias prohibidas.

Sin embargo, la “burra” no contó con que las autoridades penitenciarias tenían un perro experto en drogas que tras olfatear su cuerpo dio positivo, por lo que fue sacada de la fila y la revisión fue más exhaustiva, lo que obligó a “cantar” la ilegal carga que llevaba en su interior. 

Fuentes cercanas a la investigación manifestaron a DIARIO EXTRA que la traficante habría recibido cerca de ¢100 mil por poner en las manos de un allegado de apellido Acuña los paquetes de marihuana jamaiquina, en apariencia este reo sería un distribuidor en el ámbito C3, donde más se consume droga.

La traficante fue trasladada hasta el Ministerio Público para que proceda como corresponde, mientras que las autoridades penitenciarias, por su parte, le abrieron una medida cautelar que le impide ingresar durante 6 meses a cualquier cárcel del país.

 

NUEVO MÉTODO

 

Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, manifestó a El Periódico de Más Venta en Costa Rica que notan un aumento en el ingreso de mujeres en aparente estado de gestación.

“Han venido mostrando pruebas de embarazo con sellos que son falsos, con el fin de evitar ser pasada por el Body Scan, sin embargo, contamos con la unidad canina y la experiencia de los oficiales, quienes hacen entrevistas para denotar algún grado de nerviosismo o contradicción.

Dicen tener uno o dos meses de embarazo, ya que el estómago no denota un abultamiento, llegan con carnet prenatal que creemos es diseñado por grupos organizados que se están dedicando a eso”, explicó.

Bertozzi agregó que este miércoles irán al Ministerio Público a exponer la situación, pues consideran que se trata de delitos de crimen organizado.

 

SEGUNDO CASO

 

Es más fácil para una mujer introducir algún objeto no permitido en prisión como celulares, cargadores, droga u otro, en el vientre, en la vagina o el ano, mientras que el hombre sería en el ano o el vientre (que no es usual).

Un segundo caso que atendió la policía penitenciaria se dio el 18 de enero en la cárcel La Reforma, donde una mujer apellidada Bonilla, quien aseguró estar embarazada fue descubierta con dos celulares, tres cables USB, 14 chips, un cargador, que llevaba en su vagina para un privado de libertad de apellido Potoy, que está recluido en el ámbito D4 de Mediana Cerrada. 

Los oficiales de La Policía Penitenciaria cuentan con la valiosa colaboración de la Policía de Migración, quienes ponen en cintura el ingreso al centro penal de extranjeros en condición migratoria irregular.

 

PELIGRO LATENTE

 

Silvia Mesén, médico general, explicó a DIARIO EXTRA que en caso de que el paquete de droga se rompa, tanto el bebé como la madre corren riesgo de morir.

“En estos casos, el objeto que se introdujo (la droga y los celulares) estaban bien empaquetados, por lo que la mucosa vaginal, que sangra fácilmente, no tuvo contacto con el feto que por dicha no corrió peligro. 

Mientras que la introducción de objetos podría ocasionar laceraciones a la madre y una hemorragia que acabaría con la vida. En el caso de que fuera cocaína, el riesgo sería mayor en caso de que se reviente el paquete”, comentó.  

La doctora recomienda no introducir objetos al cuerpo humano.

PERIODISTA: Manuel Estrada

EMAIL: [email protected]

Miércoles 22 Enero, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA