Sábado 14, Diciembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Cambio climático, turismo y eco-innovación

MS.c Giovanni Rodríguez Sánchez

El turismo costarricense ha mostrado ser una de los sectores de mayor crecimiento en la economía nacional, su liderazgo en la generación de divisas y empleos directos e indirectos ha quedado patente en más de tres décadas. Su contribución al PIB es de aproximadamente el 7%, en el año 2018 produjo alrededor de 3.832 millones de dólares de acuerdo con el ICT. Su importancia en nuestra economía es innegable, pero eso significa evidentemente que también tiene una serie de responsabilidades ineludibles. 

En la última década, organismos internacionales alrededor del mundo han insistido en la necesidad de descarbonizar la economía, pues hay evidencia científica cada más aceptada de que se producirán cambios de entre 1,5 y hasta 2,0 grados centígrados, lo que sin duda significa que debemos tomar medidas urgentes en todos los sectores para generar estrategias que mejoren nuestra calidad de vida y mitiguen esos cambios de temperatura. Se sabe que el turismo es responsable de al menos 6% de los gases efecto invernadero, sobre todo por las emisiones de los aviones y en general del sector transporte. El turismo es una actividad económica que se mueve especialmente por medio de combustibles fósiles, de ahí la necesidad de generar estrategias y cambios que traten de mitigar el impacto de la actividad turística con respecto al cambio climático.

En ese sentido, las empresas que realicen una operación más cercana a los estándares de sostenibilidad contribuirán directamente en la reducción del efecto invernadero, de ahí que las ecoinnovaciones pueden jugar un papel importante en los cambios hacia modelos de negocios más sostenibles. En esta línea de acción, las ecoinnovaciones deben entenderse como los procesos en los que las empresas producen valor agregado de sus bienes o servicios, mejorando el rendimiento y la rentabilidad, generando mejores productos y servicios para los clientes y en el proceso producir el menor impacto posible en la biodiversidad y el medio ambiente en general. 

Por lo anterior, las empresas de turismo deben realizar acciones directas para mitigar el impacto de su operación por medio de medidas inmediatas, por ejemplo, en la disminución de la huella de carbono. Es bien conocido que el país tiene una certificación llamada Certificado de Sostenibilidad Turística (CTS) que trata de acercar las empresas turísticas hacia la sostenibilidad. Hay alrededor de 400 empresas turísticas con esa certificación en todo el país, no obstante, podrían o más deberían ser muchas más. 

La responsabilidad directa en las temáticas de cambio climático demanda que las empresas turísticas generen una serie de acciones de corto, mediano y largo plazo, que mitiguen el cambio climático y fortalezcan los caminos hacia una transición energética sostenible. En ese sentido, pequeñas acciones de las empresas de turismo, tales como emplear y comprar localmente, utilizar medios de transportes más sostenibles, disminuir el consumo de agua, energía, entre otras cosas, significarán una ayuda fundamental para el planeta. La industria turística sin duda puede y debe ayudar hacia el cambio climático y la transición energética, dado que su responsabilidad es directa e innegable, por ello las empresas turísticas pequeñas, medianas y grandes deberán hacer los mayores esfuerzos, es un asunto ético, pero también forma parte de las estrategias empresarias del sector. El cambio climático llegó para quedarse, así que habrá que hacer cambios sí o sí.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 03 Diciembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA