Domingo 08, Diciembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

Nutrientes que influyen en la salud de la sangre

Dra. Aldina Chaverri Villalobos*

Nutrientes que influyen en la salud de la sangre

La sangre es esencial para la vida debido a que cumple diversas funciones en el cuerpo humano. Una es transportar los nutrientes a las células, también transporta el oxígeno y los desechos de los procesos del cuerpo. El tejido sanguíneo tiene cuatro componentes: los eritrocitos, los leucocitos, las plaquetas y el plasma. 

Los eritrocitos son los llamados glóbulos rojos, encargados de transportar el oxígeno. Los glóbulos blancos o leucocitos nos protegen de infecciones y son factores clave en el sistema inmunológico. Las plaquetas participan en el proceso de coagulación de la sangre. El plasma es necesario para mantener el volumen de sangre adecuado y que pueda circular la sangre normalmente.

La sangre contiene elementos o nutrientes que tienen un papel fundamental en la salud. Entre ellos se encuentran el zinc, el cobre, el hierro, la vitamina B 12, el folato, la vitamina K y las proteínas.

El zinc: participa en la producción de hemoglobina y ayuda a combatir los radicales libres, participa en el metabolismo de las grasas, carbohidratos y proteínas, participa en el crecimiento y la madurez sexual y en el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Es importante señalar que el exceso de fibra de los productos integrales y los fitatos de los frijoles disminuyen la absorción de zinc (es mejor eliminar el agua de remojo de los frijoles). Y las proteínas de origen animal como las carnes bajas en grasa, más bien mejoran su absorción.

El cobre: participa en la producción de energía, colágeno y elastina, participa en el combate contra los radicales libres. Algunas fuentes de cobre son: los hongos o champiñones, mezcla de frutos secos o semillas, concentrado de tomate.

El hierro: componente de la hemoglobina y la mioglobina, facilita el transporte del oxígeno en la sangre y hasta las células musculares. También ayuda a combatir los radicales libres y así ayudar a prevenir la formación de células cancerígenas. El hierro de origen vegetal (hierro no hemo) se absorbe menos que el hierro de origen animal (hierro hemo). El hierro de origen vegetal (espinacas y hojas verde oscuro, frijoles, lentejas, entre otros) se absorbe mejor si es acompañado con una fuente de vitamina C (limón, naranja, tomate) o una fuente de hierro proveniente de las carnes. El hierro hemo se encuentra en las carnes (res, pollo, pescado, hígado, almejas, ostras).

Vitamina B12: participa en la función del sistema nervioso, metabolismo de una sustancia llamada homocisteína, colabora en la formación de la sangre. La vitamina B 12 está en las carnes, aves, lácteos y huevos.

Folato: influye en la síntesis de ADN y en el metabolismo de las proteínas. Importante en el crecimiento de nuevas células, influye en el metabolismo de la homocisteína. Algunas de las fuentes de folato son el hígado, la lechuga y hojas verdes en general, espinacas, algunos cereales enriquecidos.

Vitamina K: importante para la coagulación de la sangre y para los huesos. Las bacterias intestinales normales producen vitamina K en el intestino grueso. Las verduras de hoja verde como espinacas, repollo, lechugas, brócoli, acelgas también aportan vitamina K.

Proteínas: Se encuentran en las células de todos los seres vivos y son componentes esenciales de la sangre. Tienen gran cantidad de funciones en el cuerpo humano. En forma de anticuerpos son fundamentales para el mantenimiento correcto del sistema inmunitario. Las proteínas están formadas por los componentes llamados aminoácidos y no todos los alimentos contienen el mismo tipo, por lo cual es necesario conocer no solo si el alimento tiene proteínas sino si es de buena calidad o el organismo la puede aprovechar adecuadamente. Las carnes, pescados, huevos, productos lácteos como leche y yogur son proteínas de excelente calidad y muy aprovechables. Las leguminosas como los frijoles, garbanzos y lentejas aportan proteínas, pero para que sean bien aprovechadas por el cuerpo deben combinarse con algún cereal o con algún alimento de origen animal. Una combinación adecuada sería, por ejemplo, el “gallo pinto”.

En general, si el aporte de nutrientes que influyen en la sangre es inadecuado, se producen enfermedades y trastornos como malformaciones (alteraciones en el sistema nervioso central) que se producen durante el desarrollo fetal, enfermedades vasculares, diferentes tipos de anemia, entre otras. En la clínica Adroge S.A. del doctor German Naranjo Montero, le asesoramos en nuestra consulta nutricional. Para obtener su cita, llame al 2257-0098 y con gusto le atenderemos.

 

*Nutricionista en Adroge S.A.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

CRÉDITOS: Dra. Aldina Chaverri Villalobos*

EMAIL: [email protected]

Lunes 02 Diciembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA