Lunes 20, Enero 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Deportes

“Estoy un paso más cerca de la NBA, pero no es garantizado”

Ian Martínez, tico que jugará para la Universidad de Utah:

  • Ian Martínez indica que no sabe cuánto tiempo debe pasar para llegar a la NBA

  • En Estados Unidos vive junto a sus padres y hermanos

Ian Martínez, hijo del exbasquetbolista costarricense Henry Martínez, sorprendió a propios y extraños hace unos días al firmar con la Universidad de Utah, donde jugará el torneo de la NCAA.

Muchos lo ven como el primer tico que llegará a la NBA, lo cual es una ilusión para el jovencito de 18 años, quien tienen los pies muy bien puestos sobre la tierra. De este y otros temas habló en detalle con DARIO EXTRA.

 

¿Cómo está el tema de los estudios y el deporte?

-Estoy en mi último año del colegio. Hace unos días se hizo oficial mi firma con la Universidad de Utah, yo lo hice antes de tiempo, aún quedaba espacio para eso. Con el colegio todo va bien, tomando las clases correctas para ser elegible para la universidad. Vamos en el camino correcto para llegar donde tengo que llegar, este es el camino para jugar en la NCAA (baloncesto universitario).

¿Cuándo lo veremos en NCAA?

-Eso sería como en el mes de junio. Yo me gradúo en la última semana de mayo y después de ahí me voy a la universidad, las clases no empiezan en ese mes, pero los que hacemos deporte sí tenemos que estar en la universidad para el verano, con el fin de adaptarnos mejor y conocer la vida de un universitario.

Muchos dicen que al jugar NCAA queda un paso de la NBA, ¿cómo lo analiza?

-Sí, es un paso más cerca de la NBA, pero eso no está garantizado. Yo entiendo que la gente en Costa Rica no está muy informada, a mí me pasaba lo mismo cuando estaba allá, pero no es garantizado que yo voy a jugar un año en NCAA y después voy a pasar a la NBA, no se sabe cuánto tiempo se va a tomar, puede ser un año, dos, tres, cuatro, nadie sabe, solo queda trabajar.

Para poder dar el salto en el primer año todo depende de cómo le vaya a uno, así como los scouts (visores) de la NBA y las recomendaciones. Además, uno tiene que ver si está en una buena posición para irse, en mi caso me gustaría terminar la carrera universitaria (educativa), por eso hay que analizar muy bien si se presenta una oportunidad de ir a la NBA.

¿Tenía otras ofertas aparte de la Universidad de Utah?

-Yo tuve muchas ofertas, tuve como 20 ofertas, las analicé, pero todo consiste en si el lugar al que uno se va es un buen sitio. Si usted va con el sistema que juegan, si hay buenas relaciones con las personas. Yo voy mucho con eso, en la relación con las personas, los couches, los compañeros, la gente de la universidad. Es importante tener buena gente alrededor de uno, porque tuve que lidiar en un pasado con gente que no creyó en mí, que no me quería apoyar, Utah me hizo sentir que ellos de verdad creen en mí.

Utah tiene un muy buen programa, los entrenadores son muy buenos, es la segunda universidad en desarrollar jugadores para la NBA. Sé que tal vez no tenga un MVP (jugador más valioso de una temporada), pero no todo se trata de ser una súper estrella, eso es algo que la gente no entiende, no todos entienden que cada jugador en la NBA tiene un rol y eso Utah lo trabaja muy bien, forma jugadores que saben lo que tienen que hacer.

¿Es una ilusión llegar a la NBA?

-¡Claro! (se queda sin palabras), hay muchas cosas que la gente no sabe, cosas que pasan detrás de las cortinas, son cosas que la gente no ve, piensan que todo es felicidad y amor, pero hay mucho que pasa detrás. Desde pequeño esa fue mi ilusión (jugar en la NBA), ha sido un largo camino, pero acá vamos.

¿Qué cosas pasaron tras cortinas?

-Problemas personales, hace unos años no fue fácil, yo no tenía ofertas cuando llegué, a mí no me querían desde un principio. Cuando llegué no tenía a mis papás conmigo, no tenía apoyo de la gente, no creían en mí, cosas así. La gente piensa que uno siempre tuvo todo y ahora que se van viendo los frutos creen que todo se puede obtener sin trabajar. No es así. 

¿Qué quiere estudiar en la universidad?

-No lo tengo del todo definido, pero me gustaría estudiar algo relacionado con administración, o administración internacional.

¿Cuáles son los consejos de su papá, que se encuentra con usted en Estados Unidos?

-Simplemente mantenerme enfocado en lo que tengo que hacer, no distraerme, porque cualquier distracción me puede llevar muchos pasos atrás después de trabajar tan duro.

¿Cuáles son las impresiones que ha dejado en el baloncesto colegial?

-Cuando la gente importante del baloncesto aquí; los que hacen los rankings, los entrenadores, los visores, lo ven por primera vez hay que dejar una muy buena impresión, pero más allá de eso hay que demostrar que uno es un buen muchacho, un buen compañero, tanto fuera como dentro de la cancha, porque eso le va a marcar el futuro a uno. Lo que pasa es que hay gente que podría invertir muchos millones en uno y por eso hay que ser una buena persona.  

 ¿Hay posibilidad de verlo jugando en Costa Rica con la selección?

-Claro que me gustaría, pero ese no es mi enfoque ahorita. Me encantaría representar al país, pero eso pasará en su momento, ahorita mi enfoque está en otra dirección.

PERIODISTA: Andrés Zárate Sánchez

EMAIL: [email protected]

Viernes 22 Noviembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA