Viernes 22, Noviembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Cambio climático, desechos e innovación

Alternativas

El Colegio de Economistas celebró los 50 años de su fundación. Adecuadamente lo hizo con el Congreso “Desafíos y propuestas de solución en materia económica en Costa Rica para los próximos años”
Me honró participar en un conversatorio con doña Ana Isabel Solano y don Fernando Naranjo, moderado por don Fabio Parreaguirre, sobre el tema “Una Economía altamente Innovadora y Circular para Costa Rica”.
Tradicionalmente las empresas producen linealmente: toman recursos de la naturaleza, los trasforman para fabricar sus productos finales y devuelven a la tierra los desechos que resultan del proceso.
La idea de una economía circular es que los desechos se puedan reutilizar, evitando la contaminación y el cambio climático.
Ya hay notables ejemplos. Adidas desde hace unos años fabrica algunos zapatos con plásticos rescatados de los desechos que ensucian los mares, y anuncia ahora una línea de zapatillas hechas para ser rehechas.
Pero estas son excepciones. Los precios de venta de los artículos y los costos de producción -salvo excepciones como los combustibles y el pago por servicios ambientales en Costa Rica- no incluyen ni costos para quien contamina, ni ganancia para quien mitiga.
Por eso, el calentamiento global es una realidad cada día más presente y oprobiosa.
El problema surge por externalidades. De efectos de las acciones de los agentes económicos que no se reflejan en los precios, y que hacen que los costos y ganancias de los privados no coincidan con los costos y ganancias sociales. Salvo excepciones, quien contamina la atmosfera con CO2 no paga un costo por ello; quien preserva un bosque no devenga por esa acción un ingreso adicional.
¿Cómo promover una economía circular?
¿Cómo, con externalidades, preservar un sistema descentralizado de toma de decisiones que permite un mejor uso del acervo de conocimiento diseminado en los millones de personas y de organizaciones de nuestra sociedad global, y a la vez conducir las empresas a una producción circular a través de sus estados de ganancias y pérdidas?
Dos herramientas se han desarrollado en economía para enfrentar esas condiciones. Por una parte, afectar precios y costos con impuestos o subsidios para internalizar las externalidades. Que el que contamine pague y el que mitigue gane.
Una solución diferente, si los costos de transacción son bajos, es definir apropiadamente los derechos de propiedad para que las personas, negociando en busca de su mejor interés, hagan que los costos sociales y no solo los privados sean tomados en cuenta. Así se eliminan los efectos perjudiciales de las externalidades.
Con la acelerada innovación que vivimos en esta Cuarta Revolución Industrial, enfrentamos posibles ganancias muy importantes, si nos preparamos adecuadamente para sacarle buen fruto. Pero también serios riesgos. Es tan grande, acelerada y difundida esta transformación que el cerebro humano difícilmente podrá asimilarla en tan corto lapso, y nos obligará a transformar instituciones, formas de producción, de consumo y de vida.
¿Cómo evitar la concentración de la riqueza y el poder del mundo en unas pocas manos dueñas de las herramientas de este acelerado cambio tecnológico? ¿Cómo generar ingresos a los trabajadores si su productividad marginal es muy baja? ¿Cómo financiar la seguridad social en una economía gig o por encargo?
La acelerada innovación también surge al menos en parte por externalidades, aunque muchos de sus efectos se dan por medio de su impacto en los precios de los factores, y por concentrar la propiedad. Quien mina nuestros datos no nos paga por ello. Las maquinas en hogares y empresas que, mediante el Internet de las cosas, llevan información a sus fabricantes violan nuestra intimidad y tampoco nos pagan. Y de nuevo impuestos y subsidios, o un adecuado diseño de los derechos de propiedad, son las soluciones adecuadas.
Para aplicarlas será necesario contar con acciones de los Gobiernos a nivel nacional y también internacional.

PERIODISTA:

EMAIL:

Lunes 21 Octubre, 2019

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Miguel Ángel Rodríguez

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA