Miércoles 20, Noviembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Drama envuelve a familias desalojadas

En el Triángulo de la Solidaridad

  • Los últimos inquilinos del Triángulo de la Solidaridad cuidaban sus pertenencias entre los escombros

  • Recogen chatarra para venderla y reunir el dinero que necesitan para el pago de un alquiler

  • Auxiliadora Muñoz y su hija vigilaban sus pertenencias y piensan en un futuro que pinta incierto

  • Víctor González recoge juguetes y peluches de lo que alguna vez fueron las casas de ese asentamiento humano

El Triángulo de la Solidaridad, asentamiento humano ubicado en Calle Blancos, Goicoechea, fue el hogar de más de 300 familias, pero 10 aún deambulan entre los restos de lo que alguna vez fueron sus viviendas. 

Estas familias aún no tienen qué comer, no tienen adónde ir y por más que buscan apoyo en el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) para recibir el subsidio de vivienda, la respuesta que encuentran no es la que esperan. 

Los que aún permanecen en el precario mantienen la esperanza de que alguien se apiade de ellos y pueda ayudarles a tener una mejor calidad de vida. 

Incluso dijeron sentirse abandonados por el gobierno en la promesa de conseguir un lugar dónde vivir. 

Desde el martes, cuando las autoridades procedieron a desalojar lo último que quedaba del asentamiento para la construcción del tramo norte de la autopista de Circunvalación, estas personas quedaron a la intemperie y apenas se levantan buscan dónde hacer sus necesidades fisiológicas. 

 

INSPECCIÓN DEL TERRENO 

 

DIARIO EXTRA visitó el Triángulo de la Solidaridad este miércoles para ver cómo se encontraba el terreno que alguna vez fue uno de los predios más relevantes de la Gran Área Metropolitana (GAM). 

Lo que encontramos fueron familias cubriéndose del sol, otras recogiendo los escombros y algunas limpiando los polvos de las estructuras que se quedan en el lugar. 

Vecinos como Auxiliadora Muñoz esperaban el momento que los recogieran para retirarse del lugar y ubicarse en su nuevo hogar, en Guadalupe de Goicoechea. 

Relató que si bien es cierto recibió la ayuda para el alquiler, considera que es insuficiente y con ¢150.000 o ¢200.000 no les alcanza para vivir. 

Lo que más le costó fue llevar las escrituras para buscar clasificación y tener acceso al subsidio.

 

HACE 20 AÑOS 

 

Víctor González Castro narró que llegó al precario hace 20 años, cuando el lugar era apenas un charral, y se afincó en el sitio que tiempo más tarde se extendería tras la construcción de viviendas. 

Dijo que se dedica a la sastrería, pero que con lo que gana no le alcanza para vivir. Explicó que vive con una hija de 20 años y lamentó que ellos, siendo los primeros en llegar al sitio, fueron abandonados por el gobierno y las dirigentes que se encargaron de los traslados.

Los palos de lo que alguna vez fue su casa son los únicos que se encuentran intactos en la infraestructura.

Aseguró que desde que empezaron los desalojos tiene que soportar el fuerte calor en el día y el intenso frío por las noches, además debe acomodar sus pertenencias, que aún se encuentran bajo los escombros. 

Espera que alguien le ayude para levantarse y empezar de nuevo.

 

SE CUBRE COMO PUEDE 

 

Otra cruda realidad es la que vive Karla Juárez, quien llegó al asentamiento hace 15 años y aseguró que todas las promesas que les hicieron para tener una casa nueva fueron falsas. 

Denuncia que al gobierno le importa poco el tiempo que permanecieron en ese lugar y que no les ayudó a todos. Además narró que tiene dos hijos nacidos en Costa Rica y uno en Nicaragua. 

Relató que desde el martes juntan chatarra para reunir el dinero que les permita alquilar una casa porque asegura sentirse en el abandono. Se queja porque familias con menos tiempo en el precario ya cuentan con subsidio de alquiler y se olvidaron de ella. 

Esta mujer se protege de las inclemencias del tiempo como puede, aunque para ello deba utilizar tres palos y una cobija que le sirve de techo. 

 

ATENCIÓN A FAMILIAS 

 

El Diario del Pueblo gestionó la consulta con el IMAS sobre el estado de estas familias y si tenía conocimiento de los casos. 

En la institución reiteraron que las familias que se ubicaban en los asentamientos Finca Los Lobo y Triángulo de la Solidaridad tenían una orden sanitaria de desalojo. 

Agregaron que para la entrega del subsidio debieron cumplir con requisitos como la búsqueda de una casa de habitación y la constancia de alquiler.

“Todas las familias que se ubicaban en el Triángulo de Solidaridad pueden presentarse de manera inmediata en la Unidad Local de Goicochea del IMAS con la orden sanitaria de desalojo girada por el Ministerio de Salud para una atención inmediata y ágil, sin necesidad de sacar una cita”, informaron.

PERIODISTA: Greivin Granados

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Sábado 14 Septiembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA