Domingo 15, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Le asesinan novia y lo arrestan por narco

Lideraba banda que operaba en Paraíso, Cartago

  • A Ronald Elizondo, líder de la banda, lo pegaron en los allanamientos

  • Yukensy Quesada recibió un impacto en la cabeza y falleció en el hospital de Cartago

  • En la casa del capo encontraron un arsenal

  • Los agentes decomisaron dinero en efectivo

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizó 19 allanamientos en distintas partes de Cartago para desarticular una megaestructura narco.

En total detuvieron a 16 personas en Orosi, Birrisito, Llanos de Santa Lucía, Oreamuno y otros sitios.

Lo que llamó la atención es que el líder de la estructura, que tenía prácticamente un monopolio en la Vieja Metrópoli, es un sujeto de apellido Elizondo, conocido como “Dueño de Llanos”, a quien atacaron a balazos en Caballo Blanco, hecho en el que murió su esposa.

Fue justamente después de ese episodio que el OIJ actuó con la intención de acabar con el negocio ilícito.

“Este caso se relaciona con una organización criminal que opera desde hace varios meses en Cartago y que se dedicaba a la venta de crack y marihuana.

El líder de esta organización fue identificado durante el desarrollo del caso como Ronald Elizondo Elizondo y es una de las personas que logramos detener como consecuencia de los allanamientos que se realizaron”, explicó Walter Espinoza, director general del OIJ.

El jerarca judicial añadió que se detuvo también a 15 individuos, entre ellos a dos mujeres que participaban en la organización como testaferros.

 

JERARQUÍA DEFINIDA

 

Espinoza comentó que este caso es de suma importancia debido a que la estructura narco había monopolizado la venta de drogas en el centro de Cartago y tenía búnkeres en varias zonas, aunque estaba asentada con fuerza en Llanos de Santa Lucía.

Para el desarrollo de su actividad contaban con una organización definida, con jerarquía, disposición de funciones y distribución de roles.

“Tenían varios búnkeres en los Llanos de Santa Lucía, esos búnkeres eran atendidos por sujetos que se dedicaban exclusivamente a la venta de drogas, otros asumían el papel de distribución de los distintos puntos de venta.

Otros se dedicaban a la recolección de los dineros que se obtenían como consecuencia de la actividad comercial ilegal y otras personas de la organización se dedicaban a la función de administrar y verificar que toda la actividad ilegítima fungiera y funcionara conforme su líder Elizondo Elizondo señalaba”, explicó Espinoza.

El grupo criminal contaba con el apoyo de terceros que prestaban su nombre para que se diluyera los fondos en el sistema financiero, de modo que lo legitimaran y alejaran de la actividad de la cual provenían.

“Es un caso muy importante no solo por la gran cantidad de lugares a los que accedimos sino también por la cantidad de personas detenidas, que fueron 16, y por el impacto que tiene en la sociedad cartaginesa en virtud de que este grupo últimamente estaba monopolizando la actividad de tráfico de drogas y estaba generando una escala de violencia en la provincia”, añadió.

El director del OIJ señaló que la agrupación probablemente se relacionaba con actividades ilícitas de otra naturaleza.

En los espacios allanados ubicaron al menos 25 armas de fuego que eran usadas para protegerse y mantener el monopolio en caso de que otra banda quisiera adueñarse de los territorios.

Además decomisaron dinero en efectivo y dosis de droga, específicamente marihuana y crack.

 

TIROTEO 

 

El 7 de setiembre en la tarde se reportó un tiroteo en Caballo Blanco de Paraíso, cerca del restaurante Nila.

Según informaron las autoridades, a los ocupantes de un vehículo Kia Sportage blanco los iban siguiendo, pero su conductor, el hoy detenido Elizondo, se dio cuenta.

Ante esto trató de ingresar al parqueo del restaurante con la intención de poner a salvo a su hijo de 6 años, una amiguita de él y a su pareja, una joven de apellidos Quesada Moya.

Pero antes de lograr su objetivo, dos sujetos se pusieron frente a ellos y abrieron fuego contra el automotor.

“Cabe destacar que el líder de esta organización, Ronald Elizondo Elizondo, el sábado en la tarde conducía un vehículo por el sector de Caballo Blanco de Cartago con dirección a Paraíso y en el automotor viajaban tres personas más.

Una adulta de 25 años identificada con los apellidos Quesada Moya y dos menores de 6 años. El vehículo es alcanzado e interceptado por otro automotor y desde este les disparan en múltiples ocasiones”, explicó.

En la balacera resultó herida Quesada y la niña amiga de la familia, por ello Elizondo condujo a toda velocidad hasta el hospital de Cartago en busca de ayuda.

Quesada recibió un disparo en la cabeza y la menor uno en el hombro izquierdo.

Justamente afuera del nosocomio las autoridades judiciales hicieron la inspección del Kia Sportage y recolectaron indicios para iniciar la investigación, hasta conversaron sobre lo ocurrido con Elizondo.

 

MATAN NOVIA

 

En la balacera del sábado, los gatilleros tenían como objetivo a Elizondo, pero al disparar en múltiples ocasiones las balas hirieron en la cabeza Yukensy Guadalupe Quesada Moya, de 24 años, así como a la niña de 6 en el hombro izquierdo.

Elizondo condujo hasta el Hospital Max Peralta, donde atendieron a la joven.

Sin embargo, sus familiares recibieron el domingo la lamentable noticia de que ella tenía muerte neurológica.

Es por esto que tomaron la decisión de desconectarla el lunes en la madrugada.

El fallecimiento de Quesada Moya lo confirmó el Organismo de Investigación Judicial.

“La persona identificada con los apellidos Quesada Moya falleció en el hospital de Cartago”, mencionó Espinoza.

DIARIO EXTRA trató de conversar con la familia de la occisa, sin embargo no se logró contactarla.

Quesada Moya tenía un hijo de 6 años con Elizondo Elizondo, quien es amiguito de la niña que resultó herida en el ataque, sin embargo, está fuera de peligro. 

El OIJ de Cartago continúa las investigaciones por este caso con el objetivo de determinar quiénes fueron los gatilleros.

PERIODISTA: Sharon Cascante

CRÉDITOS: Fotos: Joaquín Salas/OIJ

EMAIL: [email protected]

Martes 10 Septiembre, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA