Lunes 21, Octubre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Los poderes del tomate

Los poderes del tomate

El tomate no solo es bajo en calorías, también es una buena fuente de vitaminas C y K. Tiene un alto contenido de antioxidantes y es una de las mejores fuentes del fitonutriente llamado licopeno, el cual está estrechamente relacionado con la mejora de la inmunidad y la reducción del riesgo de cáncer. 

Aunque la mayoría de las personas correlaciona el licopeno con los tomates de color rojo intenso, se cree que se presenta en cantidades igualmente altas en los tomates orgánicos amarillos, verdes o naranjas.

Las investigaciones demuestran que cuando se administran suplementos de licopeno a hombres que tienen cáncer de próstata ayuda a reducir el tamaño de los tumores y detiene la propagación de las células cancerosas.

Aunque el licopeno es el más investigado en relación con los beneficios nutricionales del tomate y la prevención del cáncer de próstata, también es beneficioso para la defensa contra otros tipos. Una fuerte evidencia indica que una mayor ingesta de este fitonutriente ayuda a proteger contra los cánceres de pulmón, estómago, colon, oral, de mama y cervical.

Además los tomates suministran muchas otras formas de antioxidantes y una amplia gama de vitaminas, además de potasio y fósforo.

Los tomates son dulces, sabrosos y muy versátiles en la cocina, por eso son una buena opción. Sin embargo hay muchas otras razones por las que se debería consumir con más frecuencia y es que estos frutos rojos no solo están llenos de vitamina C, son bajos en calorías y están libres de grasa, sino que también están llenos de todo lo necesario para gozar de una buena salud.

Una porción de tomates rojos maduros está llena de ricas fuentes de vitaminas A, C, K, ácido fólico y potasio. La cantidad de sodio, grasas saturadas, colesterol y calorías son muy bajas. Están llenos de tiamina, niacina, vitamina B6, magnesio, fósforo y cobre, esenciales para una buena salud. En una sola porción pueden proporcionar 2 gramos de fibra, que es el 7% de la cantidad diaria recomendada.

 

MÚLTIPLES BENEFICIOS

 

Promueven la salud de la piel: al igual que las zanahorias y el camote, los tomates contienen betacaroteno, el cual contribuye en la protección de la piel contra el daño solar. También son ricos en licopeno, que ayuda a reducir la sensibilidad de la piel a los rayos UV, uno de los principales contribuyentes de las líneas finas y las arrugas en nuestra piel.

Fortalecen los huesos: gracias a su rico contenido en vitamina K y calcio proporcionan el impulso que necesitan nuestros huesos para funcionar de la manera adecuada, ya que estos minerales ayudan a fortalecerlos y repararlos. El licopeno (pigmento rojo) que se encuentra en los tomates, así como las zanahorias y sandías, mejoran la masa ósea y sirven como una excelente opción natural para combatir la osteoporosis.

Combaten el cáncer: los tomates son agentes naturales para combatir el cáncer y probablemente uno de los alimentos más deliciosos que puedes comer. Su concentración de licopeno ayuda a reducir el riesgo de sufrir diversos tipos de cáncer, incluyendo el de próstata, boca, garganta, faringe, cervical, estómago, esófago, rectal, colon y ovario. Esto se debe a sus propiedades antioxidantes (vitaminas A y C), lo que ayuda a combatir los radicales libres que causan el daño celular.

Mantienen estable el azúcar: son ricos en cromo, eso los convierte en excelentes reguladores del azúcar en la sangre. 

Mejoran la salud de los ojos: la vitamina A, uno de los nutrientes que se encuentran en los tomates, mejorará la visión y la ceguera nocturna. Según estudios recientes, también reducen el riesgo de sufrir degeneración macular, la cual es una condición seria e irreversible de los ojos.

Impulsan la salud del cabello: la vitamina A que se encuentra en los tomates también puede aumentar la salud de tu cabello. 

Evitan los cálculos renales y biliares: se pueden prevenir mediante el consumo de tomates, sobre todo si se comen sin las semillas.

Alivian el dolor crónico: como son ricos en bioflavonoides y carotenoides, agentes antiinflamatorios, su consumo puede reducir considerablemente el dolor.

Ayudan en la pérdida de peso: los tomates están llenos de agua y fibra, lo que los hace un excelente alimento para perder peso porque dan una sensación de llenura por más tiempo. Además son perfectos para comer pequeños bocaditos entre comidas o en ingredientes como ensaladas, guisos o sándwiches. Su consumo no solo te dejará saciado, sino que también aportará grandes beneficios a la salud.

Nutrición en la medicina tradicional: en la medicina tradicional estos frutos han desempeñado un papel en la desintoxicación, protegiendo y estimulando el hígado, promoviendo niveles más altos de energía, ayudando a los riñones, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y apoyando el reemplazo de células de la piel. El jugo de tomate se ha recomendado desde hace mucho tiempo para mantener el flujo sanguíneo alcalino y ayudar a mantener la resistencia contra las enfermedades. Los tomates también se consideran un excelente remedio para todo tipo de problemas hepáticos y digestivos, como la dispepsia, la diarrea y la disentería. Un remedio tradicional para reducir la disentería era consumir una combinación de tomate, ajo y jugo de lima. Históricamente, debido a que el tomate es rico en vitamina C, se ha usado para prevenir el escorbuto. También se consideran útiles en los meses calurosos de verano como una forma de aumentar la hidratación y prevenir los golpes de calor.

 

CÓMO ELEGIRLOS

 

Busca tomates maduros en los mercados de los agricultores o en una tienda especializada, aunque se dice que lo ideal es elegir los orgánicos cuando sea posible. Los que están listos para comer deben ser suaves, pero aun así algo firmes. Por lo general cuanto más suaves se vuelven, más maduros están y más dulces saben. 

 

CÓMO COCINARLOS

 

Las propiedades protectoras del licopeno, especialmente cuando se trata de la prevención del cáncer, son más beneficiosas y absorbibles cuando se consumen con un alimento rico en grasa. Por eso es una buena idea comer tomates junto con grasas saludables como el aguacate, el aceite de oliva o de coco, las nueces y las semillas, o los pescados grasos como el salmón, ya que los carotenoides son nutrientes solubles en grasa. Esto significa que obtienen la máxima absorción solo cuando los comes con una fuente de grasa natural. También puedes agregar un aderezo real a base de aceite a tu ensalada u otras formas de grasa a las comidas a base de verduras (incluidas las que tienen hojas verdes o verduras crucíferas, que también contienen nutrientes solubles en grasa) para aumentar la absorción.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Lunes 12 Agosto, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA