Sábado 21, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Ticos no confían ni creen en el Presidente

Según estudio elaborado por estratega Iván Barrantes de índice

Un estudio sobre la situación política que vive el gobierno, dirigido por el estratega político Iván Barrantes y realizado por la empresa Índice, apunta una grave crisis de liderazgo que envuelve al presidente Carlos Alvarado.

Según Barrantes, desde que realiza estas mediciones (diciembre anterior de forma periódica) es la primera vez que el mandatario supera en nota negativa la mala calificación que los entrevistados hacen sobre el gobierno y la situación país. 

Es decir, la población ha comenzado a perder confianza y credibilidad en la figura del presidente, hecho que el estratega califica como peligroso, al señalar una clara pérdida de liderazgo en apenas año y dos meses al frente de la administración pública.

 

CRÍTICAS SE PERSONIFICAN

 

Los encuestados calificaron la situación general del país como muy mala (45%), mala (29%), regular (23%) y buena (3%). Es decir, un 74% del total la ve negativa y apenas un 3% positiva.

Cuando se les preguntó por la labor del gobierno los resultados son muy similares: un 74% piensa que todo está mal o muy mal y solo un 4% dijo que es buena (ver recuadro 1).

El dato que alerta sobre la crisis de liderazgo es cuando se le pregunta a la gente cómo evalúa la labor de Carlos Alvarado. Un 79% señala que es mala o muy mala y apenas un 7% la califica como buena (ver recuadro 2).

Barrantes menciona que cuando un gobierno inicia siempre existe el beneficio de la duda, pero en este caso es llamativo que esta tregua no dudara ni un año.

Explica que el punto de quiebre pudo darse en agosto con la discusión y aprobación de la reforma fiscal, cambios que a su criterio se hicieron pero sin explicar de buena manera a la población su necesidad e incluso los beneficios que traerá. 

Barrantes cree que la caída de la credibilidad del mandatario hace que su desgaste sea mucho mayor. 

“Lo que sucede es que las críticas se personifican en el propio presidente y eso es peligroso, porque lo que se está revelando es que el liderazgo no funciona. El capitán al mando del barco no tiene peso, no tiene rumbo”, agregó.

 

PERSONALIDAD

 

El politólogo Sergio Araya aduce que si bien la imagen de Alvarado es muy negativa, aunque estadísticamente no es tan significativa, refleja una clara alineación de su figura y el accionar del gobierno. Además concuerda en que se cuestiona el liderazgo del jerarca.

Araya cree que esto puede explicarse por el tipo de personalidad de Carlos Alvarado.

“Este presidente nunca se caracterizó por ser muy empático con la gente. Hay que recordar que la primera ronda la ganó Fabricio Alvarado y el hoy presidente quedó de segundo, con solo el 21% de los votos emitidos, cuando en la primera ronda Luis Guillermo Solís obtuvo el 30% de los votos. 

Eso muestra que no era una figura que sí tenía ese nivel de apoyo y empatía que disfrutó su antecesor, es una figura poco carismática, tecnócrata y no ha logrado hacer clic con sectores grandes de la población, salvo con sectores jóvenes con los que tiene afinidad por esa condición etaria que comparte”, explicó Araya.

Ambos analistas concuerdan en que Alvarado no tiene el carisma, ni el verbo ni la empatía con el pueblo como el expresidente Abel Pacheco y el propio Luis Guillermo Solís, aunque a este último se le disminuyó tras el Cementazo.

 

RECLAMOS
CIUDADANOS

 

El estudio consultó a los ciudadanos cuáles son los tres principales problemas del país y qué les disgusta más del gobierno. 

Llama la atención que el desempleo, el IVA o los nuevos impuestos de la reforma y el alto costo de la vida sobresalen como las tres principales preocupaciones de la gente y disgustos hacia la administración (ver recuadro 3). 

Para Barrantes esto refuerza la incapacidad que tuvo la gestión para “vender” la reforma fiscal.

“El talón de Aquiles del gobierno ha sido la reforma fiscal, que si bien es una solución que el país necesita, se debió explicarle a la gente el porqué de las cosas, si se van a meter más impuestos y una serie de medidas, por lo menos dígame en qué me benefician”, mencionó.

Sumado a la falta de norte para dar soluciones a estos reclamos del pueblo, el estratega señala que el Ejecutivo y sus jerarcas se desgastan en dar prioridad a temas que no son de la preocupación del colectivo.

“Siento que el oficialismo en su visión progresista invierte tiempo en temas que no son importantes para las masas. Lo que uno siente es que no hay un norte y si lo hay no lo están comunicando bien, lo cual es igual a que no exista”, apuntó Barrantes. 

Esto podría explicar por qué cuando se le pregunta a los entrevistados qué calificación de 1 a 10 le dan al gobierno en el primer año, la administración apenas obtiene un 3.

 

CALIFICACIÓN
DE JERARCAS

 

Destaca también el castigo que la gente le da a la labor de los jerarcas dentro del gabinete.

Cuando se les preguntó cuál jerarca ha hecho mejor su labor, un 59% indicó que ninguno.

Resalta que la primera en aparecer es la fiscala general Emilia Navas (que no forma parte del gabinete), seguida del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). 

El primer jerarca que aparece en la lista es el ministro de Seguridad, Michael Soto, después el titular de Transportes, Rodolfo Méndez Mata.

A la pregunta de cuáles son los jerarcas que no han hecho bien su labor, nuevamente la figura del presidente aparece de primera con un contundente 63%, seguido por el ahora exministro Édgar Mora (45%), la vicepresidenta Epsy Campbell (38%), el ministro de la Presidencia Rodolfo Piza (38%) y la ministra de Hacienda Rocío Aguilar (33%) (ver recuadro 4).  

Por último se les consultó qué es lo que más le ha gustado del gobierno. Nuevamente un contundente 68% señaló que nada, es decir el gobierno no tiene logros tangibles en la percepción de la gente y si los tiene no los logra posicionar.

 

EL ESTUDIO

 

El estudio en que se basan estos resultados, según Barrantes, no puede catalogarse como una encuesta, ya que no está reflejando un momento de la realidad, sino una investigación de mercado que se mantiene en el tiempo identificando tendencias sobre hechos puntuales. 

“Su objetivo es tener el termómetro país, la evolución del escenario político-electoral y los temas coyunturales del momento. El objetivo del estudio es entender la tendencia e ir desarrollando hipótesis de trabajo. 

En ningún momento pretende ser una foto exacta de la realidad y mucho menos predictiva. Digamos que es una especie de termómetro”, indicó el analista.

En este caso particular la evaluación inició desde diciembre del 2018 y se realizó cada dos meses, con entrevistas personales en una muestra de 300 personas mayores de edad, representativas de todo el país. 

Tiene un margen de error máximo permitido de +/-5.65% trabajando con una confiabilidad del 95%. Los resultados de esta nota corresponden a junio. 

La empresa Índice es la misma que se utilizó en la campaña electoral del expresidente Luis Guillermo Solís. 

Iván Barrantes trabajó en los últimos 10 años como consultor independiente en diferentes áreas de estrategia y desarrollo negocios. 

También en el ámbito de estrategia política en campañas de Chile, Argentina, Costa Rica, Guatemala y Honduras.

PERIODISTA: Bharley Quirós Navarro

EMAIL: [email protected]

Jueves 11 Julio, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA