Jueves 19, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

La primera obligación...

Fernando Berrocal / ...¿Y usted qué opina?

La primera obligación intelectual y política de la Casa Presidencial, en cualquier gobierno y en un sistema democrático de pesos y contrapesos, es tener ideas y propuestas, definir la agenda nacional y liderar la iniciativa pública.

La Casa Presidencial no puede dejar que ningún sector del país o de la prensa le quite esa capacidad política esencial, menos dejar que le paralicen el país. Ese es el ABC del liderazgo y la gobernanza.

Si la Casa Presidencial cede la agenda y la iniciativa, se convierte de hecho en un poder político más, entre otros tantos, con el agravante de que esos otros poderes no representan necesariamente los intereses de la totalidad o la mayoría del pueblo, sino que son la expresión, con más o menos poder, de sus propios y legítimos intereses gremiales, económicos y políticos, pero no por ello representan al país ni a la sociedad como un todo. Esto es fundamental.

Hay que reconocer que la Casa Presidencial dominó la agenda y la iniciativa pública con la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, de línea PUSC, en que demostró ideas, coherencia, fortaleza y capacidad de gestión. Tanto que lograron aprobar esa ley, pese a una enorme oposición popular y una fuerte huelga de educadores. Pero la tortilla se volteó cuando el Ministerio de Hacienda, obligado por la Sala IV, debió publicar las listas de los grandes deudores tributarios. Ahí se perdió toda coherencia y se agigantó la protesta.

La otra iniciativa gubernamental, de línea PAC, ha sido la de la diversidad y remató con la presencia del presidente Alvarado en el Festival LGTBI. Ahí también se le volcó la tortilla a la Casa Presidencial, porque a partir de ese domingo no hay excusa alguna para no atender a todos los sectores del país. Sabiamente dice nuestro pueblo: “o hay para todos o hay patadas”, y así es.

Ahora, y con urgencia, la Casa Presidencial necesita recuperar la agenda y la iniciativa pública. Pero tiene que hacerlo con ideas y propuestas propias, presentando una agenda integral, pragmática y viable de consensos mínimos.  

Ese es el mayor reto político actual del presidente Carlos Alvarado. Ahí hay un vacío de liderazgo que solo la Casa Presidencial puede llenar. Nadie más lo puede hacer. Los sindicalistas presentaron sus 18 puntos e igual lo pueden y deben hacer otros sectores del país y la misma prensa. Se impone un diálogo nacional constructivo y patriótico. El país es de todos sin excepción.

Pero el más obligado a presentar una propuesta integral que sea una salida pragmática y viable a la crisis actual es en primer lugar la Casa Presidencial. 

Para eso el presidente Alvarado ganó las elecciones nacionales y pactó con Rodolfo Piza este gobierno PAC-PUSC. Ellos y ese equipo político y técnico son el Poder Ejecutivo y lo serán por cuatro años. Esa fue la voluntad de las urnas.

Así es la democracia y así es el Estado de Derecho.

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 11 Julio, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA