Jueves 18, Julio 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

¡Por fin…! ¡Costa Rica empieza a despertar!

Prof. Julio Vindas Rodríguez*

Poco a poco está quedando clarísimo que el pueblo costarricense no es ningún tonto, y que además es una sociedad tan noble, trabajadora y digna que no se va a dejar engatusar tan fácilmente una vez más; y esto lo estamos viendo en los últimos días ante las constantes amenazas del Gobierno, cómo el pueblo sin ningún temor se ha volcado a las calles, con las recientes marchas, manifestaciones y protestas ciudadanas (todas de forma pacífica), por parte de diferentes organizaciones sindicales, apoyadas por amplios sectores de la sociedad civil, fuerzas vivas cantonales, un amplio sector de transportistas conscientes e inconformes y ¡oh, sorpresa maravillosa!, hasta estudiantes de escuelas y colegios, ¡qué soberana demostración de dignidad!; y todo a pesar de los desesperados esfuerzos del Gobierno de turno por manipular y extraviar la opinión pública, a pesar de la constante insistencia en “bombardear” con mentiras y falacias el inconsciente colectivo de la población; con el único y farsante objetivo de hacer creer y convencer a la ciudadanía de sus aparentes “buenas intenciones”, cuando realmente en el fondo pretenden darle la estocada de gracia a nuestro invaluable Estado de Derecho y ponerle la lápida a un Sistema Democrático forjado a través de décadas de esfuerzo, sacrificio y honorabilidad, y entregar “en bandeja” nuestro querido país en las sucias manos de un capitalismo privatizador y salvaje, como muy bien lo definió el mismo Papa Francisco.

Debo confesar que hasta yo mismo casi había perdido la esperanza, y sinceramente pensaba que este país, quizás por estar más pendiente de los teléfonos celulares y de los campeonatos de fútbol, ya había perdido esa inherente perspectiva de consciencia social que siempre ha caracterizado al tico, y extraviado casi en su totalidad el contacto con la alarmante realidad en que nos han sumido los políticos de turno…  ¡pero no!; esta vez me siento entusiasmado de que a esta Patria le llegó por fin una inmensa bocanada de aire fresco, un grito que dice ¡presente!, y que emerge desde lo más profundo del ser costarricense, que aún se niega a dejarse convertir simplemente en “siervos menguados”, sin criterio ni consciencia de su lugar en el mundo, y arrastrados sin brújula ni dirección, por el ventarrón absurdo de una implacable codicia neoliberal.

Sé que aún hay muchos que -influenciados por el muy bien montado mecanismo de desinformación, que este gobierno ha puesto en marcha-, siguen culpando a los movimientos sindicales y organizaciones de educadores, de causar “desorden social”, cuando la realidad ha sido que, hasta ahora, han sido las únicas organizaciones que se han atrevido a dar la cara y a desafiar a un gobierno que claramente está al servicio de las clases dominantes de este país; para defender no solo los derechos de su gremio en particular, sino también los derechos e intereses de las clases más desposeídas de nuestra Amada Nación (incluidos todos aquellos que por desconocimiento, o manipulación del mismo Gobierno, aún las señalan y las culpan), pero ya verán que el tiempo nos dará la razón, solo tratemos de que para entonces no sea demasiado tarde.

Espero que muy pronto sectores más amplios de la ciudadanía abran los ojos, porque solo unidos podremos revertir esta injusta e inhumana situación; pero tenemos que luchar juntos, mano a mano, hombro a hombro, empujando entre todos los vagones de la historia; porque solo cuando se defienden los intereses de todos, no tiene cabida el miedo, ni la incertidumbre, ni las vacilaciones, ni la hipocresía, ni la doble moral; solo la libre expresión y la franca transparencia de un alma dolida por su tierra secuestrada, un alma despotricando esperanzas a mansalva e invocando un futuro fraterno, igualitario y diáfano, en este exacto y único corazón amenazado que aún le queda a esta Patria… ¡Que es de todos!

 

*Poeta y músico

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 11 Julio, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA