Sábado 21, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Doña Rocío y doña Edna: ¡Váyanse!

Albino Vargas Barrantes*

Señora Rocío Aguilar Montoya: usted debe abandonar el Gobierno de la República, dejando cuanto antes el Ministerio de Hacienda.

Durante 4 años, de 2013 a 2017, usted formó parte del Comité de Inversiones de Aldesa, cuyo máximo jerarca financiero-empresarial, Javier Chaves Bolaños, al momento de escribir este artículo, estaba bajo rejas, detenido.

No sabemos si él tendrá la “suerte” del gran estafador, del mismo conglomerado empresarial, el señor Yankelewitz (Yanber), al que le dieron casa por cárcel.

Doña Rocío: Usted tiene información privilegiada de lo que pasó con la plata de los cientos de inversionistas de Aldesa; usted debe conocer adónde fueron a parar los 200 millones de dólares hoy “perdidos”.

Usted, doña Rocío, debe presentarse de manera voluntaria ante el Ministerio Público luego de abandonar su cargo y declarar todo lo que sabe sobre las inversiones de Aldesa, durante esos 4-5 años de ejecución de las maniobras financieras que hacía el señor Chaves.

El principio constitucional de presunción de inocencia le asiste, pero su permanencia en este ya muy desprestigiado Gobierno la deslegitima en grado sumo.

Ya, de por sí, su conducta política deja mucho que desear, si consideramos su ilegal proceder al saltarse la Constitución, disponiendo recursos para pago de deuda pública al margen de la propia Asamblea Legislativa. 

Usted forma parte selecta de esos poderes fácticos, ideológico-hegemónicos que han venido controlando la política macroeconómica-fiscal de los últimos Gobiernos; y que se le impone a la gente pese a que esta votó por otra cosa radicalmente distinta. 

Doña Rocío: su fundamentalismo ideológico en materia fiscal está llegando a extremos intolerables, pues aparte del fracaso de su más preciada creación, el combo fiscal (ley 9635); usted insiste en extremizar el ataque salarial al empleo público con el Decreto Ejecutivo No. 41729-MIDEPLAN-H, firmado por usted junto a su lugarteniente ideológica, en su aversión patológica al empleo público, doña Pilar Garrido Gonzalo, la ministra del Mideplan. 

Sabemos del malestar de propios compañeros suyos, del Consejo de Gobierno, que refunfuñan y hablan a sus espaldas de sus draconianas medidas fiscales extremas y extremistas. 

Doña Rocío: Alvarado no la va a destituir. Él no manda en este ámbito de la política pública de lo macrofiscal de corte neoliberal. ¡Déjelo! Ya lo ha hundido lo suficiente.

Tal vez yéndose usted (y todo lo que usted representa), a lo mejor él decide “reconciliarse” con sus estafados políticos: por ejemplo, los miles de empleados públicos vilipendiados por usted y por sus congéneres ideológicos (como “los Aldesa”), que le creyeron a Alvarado y su cuento de evitarle al país “el reino de Satanás”.

Y a usted, doña Edna Camacho Mejía, le corresponde renunciar al jugoso puesto en el BID. No se puede usted desligar de la aventura, presuntamente delictiva, de su señor esposo. 

Además, usted deja su cargo de ministra de Coordinación Económica con gran fracaso de gestión de su parte.

Su ideología (que es la misma de doña Rocío), demuestra la perversidad de una economía que no centra su accionar en la persona humana. El Papa Francisco viene reiterando este señalamiento.

Doña Edna, usted se iría al BID cuando ya se superó la cifra del millón de personas trabajadoras costarricenses en la informalidad; dato más que dramático y contundente de su fracaso como ministra de Coordinación Económica.

¡Váyanse ambas! El neoliberalismo es un espectacular fracaso. Lo acaba de decir un personaje muy conocido por ustedes dos: Joseph E. Stiglitz, Premio Nobel de Economía: un arrepentido del neoliberalismo.

Desde una perspectiva estrictamente política, ambas siempre han tenido el apoyo del Grupo Nación y su prensa emblemática, La Nación.

Al estar ustedes vinculadas a Aldesa, quiérase o no; y, al tener La Nación tres personajes ligados a ella, cuyas casas fueron allanadas, para nosotros este será el caso Aldesa-Nación.

Esos personajes son Eduardo Ulibarri, Luis Mesalles y Mario Montealegre. Los tres, como ustedes dos, de la misma camada. Los cinco giran vinculados al caso Aldesa-Nación.

 

*Secretario General Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP)

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 12 Junio, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA