Lunes 16, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Por qué es bueno consumir fresas

Tal parece que con la llegada de la fresa de Estados Unidos a Europa en el siglo XIX se obtuvieron nuevas variedades que ganaron en tamaño y perdieron en sabor, pero luego se realizaron cruces entre esta y una variedad chilena que ajustaron la balanza, consiguiéndose una fresa grande y sabrosa. De cualquier forma, lo cierto es que hoy día hay más de 600 variedades de esta fruta, que se encuentra entre las 10 más recomendadas por su contenido de antioxidantes.

Las fresas se componen de más de un 90% de agua, con apenas grasas y carbohidratos, por lo que no es de extrañar que sean de las frutas más consumidas cuando se quiere perder peso, y aunque no es necesaria ninguna excusa para comerlas porque son deliciosas, les contamos de los muchos beneficios que proporciona su consumo, lo que sin duda reforzará la buena imagen que se tiene de ella.

 

BUENA PARA LOS OJOS

Con la edad y la falta de nutrientes protectores, los radicales libres pueden causar fuertes daños a los ojos en forma de sequedad, degeneración de los nervios ópticos, degeneración macular, defectos de visión y una mayor susceptibilidad a las infecciones.

Pero los antioxidantes como los flavonoides, los fitoquímicos fenólicos y el ácido elágico, presentes en esta fruta, pueden ayudar a evitar estas situaciones en gran medida. También pueden corregir la alteración de la presión ocular porque contienen potasio, lo que ayuda a mantenerla estable.

 

REFUERZA EL SISTEMA INMUNE

Una sola porción de fresas (unas 8 pequeñas) tiene aproximadamente el 150% del requerimiento diario de vitamina C recomendado para reforzar el sistema inmune y ayudar a curar la tos y el resfriado común. Esta vitamina también es un antioxidante, lo que significa que neutraliza los radicales libres, los subproductos dañinos del metabolismo celular que se crean constantemente en nuestro organismo.

 

COMBATE LA GOTA Y LA ARTRITIS

Las fresas son ricas en antioxidantes y desintoxicantes, que ayudan a tratar la degeneración de los músculos y los tejidos; previendo la desecación del fluido que ayuda a aumentar la movilidad de las articulaciones y la acumulación de sustancias tóxicas y ácidos (como el ácido úrico), que son las principales causas de la artritis y la gota. 

 

CONTRA EL CÁNCER

La ingesta diaria de esta fruta está conectada a una reducción drástica de la presencia y metástasis de células cancerosas, gracias a los muchos flavonoides, vitamina C, ácido fólico, antocianinas, quercetina y kaempferol que posee y que son excelentes antioxidantes y anticarcinógenos.

 

ESTIMULA LAS FUNCIONES CEREBRALES

La vitamina C y los fitoquímicos en las fresas neutralizan los efectos oxidantes y rejuvenecen el sistema inmune. Además son ricas en yodo, lo que es muy útil para regular el funcionamiento adecuado del cerebro y el sistema nervioso. El potasio, que también se encuentra en cantidades significativas en las fresas, también se ha relacionado con la mejora de la función cognitiva al aumentar el flujo sanguíneo al cerebro.

 

COMBATE LA HIPERTENSIÓN

Las fresas son ricas en potasio, un vasodilatador que reduce la hipertensión y la rigidez de las arterias y los vasos sanguíneos, disminuyendo de tal forma la presión arterial al facilitar el flujo de sangre a varias partes del cuerpo y manteniéndolas funcionando a su máximo potencial. Igualmente poseen magnesio, muy efectivo en la reducción de la hipertensión causada por el sodio y otros factores de riesgo.

 

MEJORA FUNCIONES DEL CORAZÓN

Al poseer un alto contenido de fibra, ácido fólico, altos niveles de antioxidantes como la vitamina C y los fitoquímicos forman un paquete ideal de salud cardiaca, ya que reducen el colesterol en las arterias y los vasos sanguíneos. Algunos miembros de la familia de la vitamina B presentes en las fresas también fortalecen los músculos cardiacos y conducen a un mejor funcionamiento del corazón.

 

CÓMO ELEGIRLAS Y CONSERVARLAS

A la hora de elegirlas hay que asegurarse que sean frutas gruesas, brillantes y de apariencia fresca, ya que son alimentos muy delicados y perecederos. No hay que dejarse influir por el hecho de que pesen poco o porque los extremos de sus pedúnculos sean más claros. Deben comprarse con los tallos intactos y no se han de retirar hasta que se hayan lavado para mejorar su conservación.

El calor, el transporte y la humedad son sus mayores enemigos, deteriorándose con suma facilidad debido a su estructura delicada, tierna y poco consistente. Se conservan mejor si se guardan en el frigorífico o en un lugar fresco, oscuro y ventilado, lo más esparcidas posible en una fuente o plato llano. En estas condiciones se pueden conservar hasta cuatro o cinco días si no están muy maduras.

 

TRUCOS DE COCINA

Hay dos reglas de oro a la hora de manejar esta delicada fruta. Por un lado, no es conveniente manipularla en exceso y tampoco exponerla al calor. Además se aconseja lavarlas en el último momento antes de servirlas, justo un poco antes de quitarles el tallo y sin dejarlas en remojo para que no pierdan su jugo.

Por su sabor dulce y perfumado las fresas son deliciosas cuando se toman al natural, pero se pueden escoger distintas formas para servirlas: azucaradas, colocadas en forma de pirámide con hojas de fresas dispuestas en diferentes lugares, espolvoreadas con un poco de pimienta o rociadas con jugo de naranja, limón o un vinagre balsámico para realzar su sabor. Si les han retirado los pedúnculos sueltan su jugo si se espolvorean con azúcar.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Lunes 10 Junio, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA