Sábado 21, Septiembre 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

Mantén tu casa limpia con sal

  • Mantén tu casa limpia con sal

  • Mantén tu casa limpia con sal

Aunque te pueda sonar extraño este condimento blanco tan cotidiano en el hogar, además del uso culinario para dar más sabor a las comidas o como conservante de alimentos, tiene muchos otros usos que debes conocer.

La sal común, o cloruro de sodio (NaCl), se consigue de diversas formas, pero la más conocida es por evaporación del agua, que da lugar a la sal marina o de manantial. Otra forma es mediante la extracción de una roca llamada halita, que se pulveriza y como resultado se consigue el condimento; por último, también existe un método de conseguirla a partir de plantas gramíneas, las cuales se hierven y se consigue la denominada sal vegetal. 

Sabemos que la mayoría la usa en casi todos los platos que se preparan, pero existen maneras en que puedes utilizarla para facilitar la limpieza del hogar de forma increíblemente exitosa. 

 

Limpiar restos de huevos: Espolvorea la sal sobre el huevo roto y deja que se absorba durante unos minutos, de esta forma solo necesitarás una toalla de papel para limpiar el desorden sin hacer más embarrijo de la cuenta. 

 

Eliminar residuos pegajosos de la plancha: Enciéndela para obtener el máximo calor durante unos minutos y mientras se calienta toma papel encerado o un periódico y espolvorea sal; seguidamente mueve la plancha en un movimiento circular sobre la sal, de esta forma atrapará el residuo pegajoso y lo dejará en el papel.

 

Limpia el vino: Si regaste el vino, ya sea tinto o blanco sobre la alfombra, puedes limpiarlo fácilmente vertiendo un poco de bicarbonato de sodio y cubriéndolo con sal. Luego deja que la sal absorba la mayor cantidad de líquido posible, y cuando el área se seque, simplemente aspira. 

 

Limpia y desinfecta la tabla de picar: Primero debes frotar medio limón sobre la madera, verter sal sobre ella, esperar de 10 a 15 minutos y luego frotar nuevamente con el limón. Si el limón se seca, apriétalo y continúa la limpieza.

 

Extingue fuegos aceitosos: Si en el horno o cocina se encienden llamaradas de grasa, echa pizcas del mineral al fuego para controlar las llamas.

 

Limpiar ollas y sartenes: Si quemaste tu comida la forma más sencilla de limpiarlo es verter sal sobre la sartén y agregar agua. Esta mezcla ayudará a aflojar toda la suciedad quemada y después de diez minutos puedes lavar la sartén fácilmente. También puedes usar este método con aceite quemado en el horno.

 

Limpia las esponjas: Cuando luego de lavar trastos te queda la esponja negra y sucia, simplemente llena un recipiente pequeño con 2 tazas de agua y un cuarto de taza de sal, coloca la esponja y déjala allí durante la noche. Por la mañana, estará como nueva. Se recomienda hacer esto al menos una vez a la semana, aunque la esponja esté manchada o no.

 

Limpia manchas de lápiz labial de los vasos: Cuando la mancha es persistente y no se quita con lavaplatos o de forma manual, simplemente frota un poco de sal y mira cómo desaparece.

 

Elimina las manchas del baño: Si deseas limpiar a fondo el cuarto de baño, mezcla una taza de trementina y una taza de sal (usa guantes protectores y abre las ventanas ya que no debes respirar en los gases de trementina). Aplica el pegamento sobre una esponja y frota. Después de aproximadamente un minuto, verás que las manchas a las que te acostumbraste a lo largo de los años comenzarán a desaparecer.

 

Elimina atascos en el lavatorio: En primer lugar, elimina el pelo pegado en el desagüe, luego mezcla un cuarto de taza de bicarbonato de sodio y un cuarto de taza de sal. Vierte la mezcla de polvo directamente en el desagüe y vierte media taza de vinagre rápidamente sobre ella. La solución comenzará a formar espuma y liberará la obstrucción en 15 minutos. Luego simplemente vierte agua caliente en el desagüe para eliminar cualquier polvo residual.

 

Refrigerador: Aplica sal mezclada con agua de soda para desodorizar y limpiar la nevera.

 

Elimina manchas de óxido en ropa y textiles. Mezcla limón y sal para humedecer bien estas manchas. Luego seca la prenda al sol, enjuaga y seca de nuevo.

 

Borra círculos blancos sobre muebles. En madera aplica una delicada capa de aceite vegetal y sal justo sobre la mancha. Masajea suave, deja reposar una hora y retira.

 

OTROS USOS

 

Flores naturales: Lograrás mantenerlas frescas más tiempo añadiendo una pizca de cloruro de sodio al agua del florero.

Controla malezas de jardín: Solo esparce sal en grietas del piso o espacios de la acera donde crezcan malas hierbas.

 

Repele hormigas: Para alejar hormigas de tu casa, espolvorea sal en la entrada, bajo puertas, alrededor de ventanas y en toda zona donde suelan aparecer.

 

Protege mimbres: Para retirar o prevenir lo amarillento en muebles de mimbre, aplica en toda su superficie un cepillo humedecido con agua salada caliente y deja secar al sol.

 

Haz durar más las esponjas: Para alargar su vida útil en cocina o baño, después de cada uso remójalas en agua salada fría.

 

Desodoriza calzado: Rocía pizcas de sal al interior de tu calzado para eliminar humedad y malos olores.

 

Como ves, los usos de la sal se extienden mucho más allá de dar sabor a las comidas. En el área de limpieza y manutención de hogar en general, todos los tipos de sal común (de mar, mesa, yodada) son útiles. Amplía ya el uso del cloruro de sodio y sácale el máximo beneficio a sus bondades caseras.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Lunes 27 Mayo, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA