Martes 18, Junio 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Acusan diseñador de nueva Asamblea por tres estafas

Víctimas señalan perjuicio por ¢70 mills. con apartamentos, San Pedro

  • Los condominios ahora están bajo una nueva administración.

  • Salinas se encargó de diseñar los planos del nuevo edificio del Congreso.

  • Esta es una de las denuncias interpuestas.

  • Barquero asegura haber pagado $23 mil.

El arquitecto contratado para el anteproyecto, diseño de planos e inspección del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa es investigado como sospechoso de tres delitos de estafa, que en total sumarían casi $118.000 (aproximadamente ¢70 millones al tipo de cambio actual).

Se trata del arquitecto nicaragüense Javier Salinas Guerrero y las pesquisas en su contra las confirmaron en la oficina de prensa del Ministerio Público.

“En respuesta a su consulta, la Fiscalía del II Circuito Judicial confirmó que, el 26 de abril y 07 de mayo, ingresaron dos denuncias en contra de Salinas Guerrero como sospechoso del presunto delito de estafa. Ambas denuncias se tramitan en el expediente 19-001228-0175-PE”, explicaron.

Agregaron que actualmente las causas están en etapa inicial de investigación, la cual es privada, por eso no es posible dar mayores detalles, según el artículo 295 del Código Procesal Penal.

A estas dos se suma otra que está en trámite de recepción en la Fiscalía, donde informaron que por ser interpuesta tan reciente es probable que todavía no esté registrada en el sistema, pues se añadió esta semana.

 

APARTAMENTO

Las tres personas afectadas presentaron pruebas asegurando ser víctimas de estafa por parte de Salinas, quien en apariencia las engañó con la venta y construcción de un edificio de apartamentos que se ubica en San Pedro, Montes de Oca.

Una de las denuncias la interpuso un hombre de apellidos Barquero Carranza, vecino de Palmares, Alajuela. Según explicó a DIARIO EXTRA, a finales de 2015 por razones laborales decidió comprar un apartamento en la capital, en la búsqueda de propiedades encontró el edificio a cargo del cuestionado arquitecto, que en ese momento se llamaba Condominios XS.

Salinas conversó con él, pero lo remitió con una vendedora, quien le dijo que los precios iban a aumentar, por eso lo mejor era pagar un enganche para apartar el inmueble. Para diciembre de 2015 firmó un contrato de preventa y canceló un monto de $23 mil con la promesa de que en agosto de 2016 le entregarían el apartamento.

“Yo les di el dinero en confianza porque me están dando un cheque, él tenía nombre por el tema de la Asamblea. La verdad eso me pesó porque siendo una persona en la que el Estado costarricense está confiando con esos proyectos, eso le da confianza a uno, entonces me fui por eso, pero al final él nunca firmó el contrato de preventa”, expresó.

El afectado agregó que la entrega del inmueble se atrasó tres meses, razón por la que en diciembre de 2016 decidió ir a la oficina del arquitecto para pedir la devolución del dinero que entregó.

“En ese momento trabajaba en San José y como era una suma de dinero importante me puse en modo ahorro, dejé de alquilar en San José, me fui a vivir con mi familia, empecé a viajar, preparándome para ir a vivir a mi apartamento. Eso fue como medio año antes que hice ese cambio. En agosto de 2016, cuando había que entregar el apartamento, no se hizo”, contó.

Ante su solicitud de devolución, Salinas le pidió tiempo hasta enero de 2017 para regresarle los $23 mil, sin embargo, a partir de ese mes la supuesta abogada del acusado mantuvo conversaciones con Barquero, pero entre excusas se lo llevaron hasta medio año y nunca vio ni un cinco.

 

OFRECE ENGANCHE

Otro de los denunciantes es un empresario, vecino de Barrio Don Bosco, quien asegura que en 2014 el arquitecto lo citó en su oficina de Los Yoses en San Pedro, Montes de Oca, para invitarlo a trabajar en el proyecto del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa.

En esa reunión aparentemente Salinas le propuso que colaborara con los diseños de iluminación y control de ese proyecto, se comprometió a que dichas compras se las hicieran a él.

Según la denuncia, el hombre habló con el arquitecto sobre la construcción de los Condominios XS, donde le ofreció un apartamento amueblado a cambio de los diseños y proveeduría del material.

Ante la oferta el ofendido aceptó y le entregó $3 mil de adelanto firmando un documento para luego iniciar el proyecto. Posteriormente entregó material valorado en $81.540 que sería usado en un apartamento modelo. Incluso canceló $500 adicionales que el ahora señalado le pidió.

Semanas después, cuando se acercaba la fecha de entrega del apartamento prometido, le dijeron que debido a unos imprevistos se iba a posponer. Tras su insistencia, en octubre de 2017 le entregaron la propiedad, pero sin amueblar.

Después de acondicionarlo en enero de 2018 y alquilarlo a una persona, en setiembre de ese año lo llamaron para decirle que el Condominio XS tenía una nueva administración, llevándose la sorpresa de que la propiedad ya no pertenecía a Salinas debido a un remate, por lo que debía desalojar y perder lo invertido.

Desde entonces el empresario de iluminación ha tratado de negociar y llegar a un arreglo con su socio, pero no ha sido posible.

 

FERIA TERMINA EN PESADILLA 

La tercera denunciante es una mujer que se apellida Moya Rojas. En la denuncia ella explica que a través de un stand en una feria se enteró del Condominio XS, por lo que decidió comunicarse con el acusado, al parecer se presentó como arquitecto y dueño del proyecto.

Tras convencerla decidió adquirir un apartamento que tenía un costo inicial de $85 mil e hizo su primer pago el 28 de agosto de 2014 por medio de una transferencia a la cuenta personal que el imputado le indicó.

Moya asegura que el 16 de diciembre de 2014 firmó el contrato de opción de compra por el apartamento 3E, más un parqueo. Desde ese momento hasta junio de 2015 le pagó en tractos un total de $17 mil, recibiendo recibos a nombre de la empresa Desarrollos Inmobiliarios Arkitekturar S.A. con la firma de un asistente.

En la denuncia la mujer apunta que el inicio de la obra se atrasó casi un año, periodo en el que el imputado supuestamente le pidió que le ayudara a vender otros apartamentos, aprovechando su experiencia como corredora de bienes raíces, y le ofreció que la comisión por cada propiedad vendida en vez de pagársela se la aplicaba a la cuenta de compra del apartamento.

Sin embargo cuando llegó la fecha en que debían entregarle el inmueble le informaron que había un atraso por unos cambios en la obra. Ante esta situación y con la intención de recuperar el dinero invertido puso en venta su apartamento. Salinas tenía que devolverle $9.850 por la prima, pero esto nunca ocurrió.

 

FINANCIAMIENTO

De acuerdo con lo manifestado por el denunciante Barquero, en apariencia durante el periodo de negociación le dijeron que el financiamiento estaba a cargo del Banco Nacional de Costa Rica, incluso asegura que mantuvo conversaciones con un supuesto funcionario de nombre Gerardo Soto Chanto, con el correo [email protected]

Sobre este tema en la Dirección de Relaciones Institucionales de dicha entidad bancaria aclararon que ahí no labora ninguna persona con ese nombre o correo electrónico, lo que levanta sospechas de otros posibles delitos durante la negoción del inmueble.

“Adicionalmente nuestros procedimientos internos son claros en cuanto a que ningún colaborador puede brindar ningún tipo de información sobre nuestros clientes, incluida la información que usted menciona”, detallaron.

Cabe destacar que el financiamiento de este proyecto estuvo a cargo de Financiera Desyfin, donde confirmaron que la construcción se inició en octubre de 2015.

Ante la consulta de la razón por la cual Salinas perdió el edificio, Silvio Lacayo Beeche, gerente general, explicó que esa información está protegida por el secreto bancario, por eso no pueden revelar mayores detalles.

No obstante, en términos generales comentó que cualquier cliente que no pague una deuda de forma oportuna entra en un proceso de remate sobre las garantías del préstamo.

DIARIO EXTRA visitó el condominio y supo que ahora está bajo una nueva administración y se llama Condominio SP.

Al respecto Lacayo comentó de forma general que cualquier crédito que no se cancela y se remata su garantía real, luego de ser adjudicado, la entidad puede venderlo de forma libre a un tercero, ya sea persona física o jurídica.

Sobre la consulta de si tienen conocimiento de las supuestas estafas comentó que un par de personas se comunicaron con la entidad.

“Sí nos han llamado un par de personas que desconocían que el edificio se había rematado. Desgraciadamente el ámbito de negocio de terceras personas (en este caso el señor Salinas) está fuera de nuestro control y sus acciones son personales, por lo que es él quien deberá responder por lo que se le acusa”, declaró.

 

NUEVA ASAMBLEA

Tal como se explicó al inicio de esta nota, Salinas fue contratado para el anteproyecto, diseño de planos e inspección del proyecto del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa.

Sobre este tema Roy Benamburg, gerente de Negocios del Banco de Costa Rica (BCR), explicó que para contratar al nicaragüense se realizó un concurso de anteproyecto en 2012, cinco años antes de que aparecieran las supuestas estafas, cuyas propuestas fueron evaluadas mediante un jurado conformado por un miembro internacional, uno del banco, otro de la Asamblea Legislativa y cuatro de una terna dada por el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos.

Todos ellos determinaron que la propuesta de Salinas era la más apta para el proyecto.

“El proceso que se realizó fue un concurso de ofertas, el cual es uno de los procedimientos sustentados en los principios de la contratación administrativa y en el reglamento de adquisiciones de bienes y servicios del fideicomiso”, detalló.

Además, aseguró que no tienen conocimiento de las supuestas estafas que se le achacan a Salinas.

 

SE NIEGA 

El Diario del Pueblo consultó al arquitecto sobre las denuncias en su contra y aseguró no saber de qué se trata, que no ha construido ningún edificio, y a quien diga que él lo estafó le recomienda ir a la Corte.

“Deciles vos que digo yo que, si dicen eso, que vayan a la Corte, si este país es de Corte. Yo no sé de qué se trata, no tengo idea, no sé qué es eso. La verdad es que no sé. Discúlpame, si es para eso no. Yo creí que era de la Asamblea, pero esas cosas personales yo no sé, no sé ni siquiera a lo que se refiere”, finalizó.

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Lunes 27 Mayo, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA