Lunes 25, Marzo 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Sobre el zumo de apio

Vida

Aunque hay investigaciones de apoyo sobre los fitoquímicos en el apio que ayudan a reducir la presión arterial, a reducir la inflamación y a luchar contra el estrés oxidativo, en su mayoría mucho de lo que se dice de este vegetal es anecdótico, basado en experiencias personales compartidas en la red. 

Se afirma que su consumo es una tendencia saludable, pero no es una cura milagrosa y no hay un hecho científico de que sea mejor en general que probar otras verduras. 

Los conocedores explican que aquellas personas que afirman haber perdido 20 libras o haber ganado una piel más clara solo por cambiar otras bebidas por jugo de apio, primero deben considerar aquello que estaban bebiendo y comiendo antes de hacer el intercambio. Puesto que lógicamente, una persona que consumía 16 onzas de jugo de manzana o un batido con frutas con alto contenido de azúcar, como los plátanos o los mangos, incluso si también contenía espinacas, verían casi definitivamente una caída de peso, pero esto se debe principalmente a que el jugo de apio tiene mucho menos azúcar y menos calorías, que lo que estaba tomando, y si estaba tomando un batido "saludable", la mayoría de los cuales tiene demasiado azúcar, cambiar a jugo de apio igualmente podría reducir sus antojos, especialmente si es resistente a la insulina.

 

Vitaminas y minerales

El jugo de apio es rico en vitamina A, vitamina C, vitamina K, ácido fólico, calcio, potasio, sodio, magnesio, fósforo, electrolitos, agua y pequeñas cantidades de otras vitaminas y minerales. Según expertos en nutrición, "también contiene flavonoides y otros fitoquímicos que mejoran la salud, aunque algunos de ellos se perderán cuando se retira la fibra durante el jugo". Algo que podría desencadenar una respuesta más rápida de azúcar en la sangre, sin mencionar que se pierden todos los otros beneficios para la salud que aporta la fibra, la cual no solo mantiene tu sistema digestivo funcionando sin problemas, sino que también puede ayudarte a: sentirte lleno, perder peso, equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, mantener niveles saludables de colesterol, alimentar a las bacterias buenas en tus entrañas y mejorar tu sistema inmunológico y ayudar a reducir tu riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2.

Además, aunque los micronutrientes en el jugo están muy concentrados, los azúcares en el jugo también. Otra desventaja es la cantidad de tiempo que toma preparar un jugo de vegetales como el apio. 

Los expertos también señalan que cuando comes alimentos, en lugar de beberlos, te sentirás más lleno y que para muchos, masticar también es más satisfactorio.

 

¿Veredicto?

Las propiedades nutricionales del jugo no son únicas y se pueden encontrar los mismos beneficios al comer apio junto con otras verduras de hoja verde, pero si te gusta la tendencia, siéntete libre de seguirla. 

Ten en cuenta que cualquier tipo de jugo significa extraer los azúcares y perder la fibra de los alimentos que estás extrayendo, lo que no es saludable para el equilibrio del azúcar en la sangre, la energía sostenida o el mantenimiento de un peso saludable.  Además, antes de comenzar a hacer jugos, siempre es mejor primero hablar con el médico y si estás tomando medicamentos, no tomes una fruta o verdura que pueda interferir con el tratamiento. El jugo de apio es conocido por interferir con algunos medicamentos, por eso se debe tener cuidado. Como dijimos, si te gusta la tendencia, siéntete libre de seguirla y consúmelo, pero prueba en ensaladas o formando parte de comidas calientes.

Puedes emplear sus hojas, sus semillas y también, por supuesto, sus pencas, donde se encuentran las mejores propiedades, tanto de sabor como nutritivas. Lo más común es consumirlo en forma de ensaladas para aprovechar su contenido en fibra.

 

Cómo saber comprarlo

Invierno y primavera son las estaciones más adecuadas para encontrar en el mercado apio de excelente calidad, aunque gracias a las nuevas técnicas de cultivo y a la facilidad de producción de las variedades verdes de esta hortaliza, es posible conseguirla durante todo el año.

Un apio para que se considera fresco y de calidad debe tener apariencia lustrosa, de tallos o pecíolos gruesos, compactos, de textura firme, crujiente y con color verde claro. Sus hojas deben presentar esa misma tonalidad y frescura, pudiendo aparecer levemente marchitas.

Además, en la industria agroalimentaria el apio fresco se ofrece conservado en agua y sal, en vinagre o deshidratado.

Recuerda que cuando tengas que escogerlo, lo fundamental es que no esté marchito, que presente tallos firmes, crujientes y de su típico color verde claro. Las hojas de la planta también deben presentarse de la misma manera. Cuando tengan manchas, sequedades, ramas muy blancas, esté marchito o haya perdido su color, no lo tomes.

Si le faltan hojas o parte de los pedúnculos exteriores, es probable que sea viejo, por lo que es preferible evitarlo.

 

Cómo conservarlo correctamente

Respecto a su conservación, es importante mantenerlo en ausencia de luz, refrescarlo sumergiendo la base de sus tallos en agua y consumirlo en tres o cuatro días, ya que si lo aguantas más comenzará a marchitar.

El apio se puede conservar en la nevera en el cajón de las verduras durante 3-4 días sin perder su textura y propiedades, para que soporte mejor el paso del tiempo se recomienda envolverlo en un papel humedecido.

En el frigorífico lo mantendremos a 5ºC o algún grado menos, ya que sus tallos perderán gradualmente el color con una temperatura más elevada, al igual que disponiéndolo junto a frutas de respiración rápida como los melocotones, ciruelas o fresas, ya que producen gran cantidad de etileno que acelera la maduración.

Puedes congelarlo, previamente hervido, pero perderá su cualidad crujiente.

 

Alergia al apio

En Suiza, Francia y Alemania una de las alergias a los alimentos más comunes es la del apio. Es más frecuente la alergia a la raíz que a los tallos, pero en ambos casos pueden darse reacciones graves. Los síntomas varían desde leves a graves como el shock anafiláctico. Por ello, las normas europeas exigen que los alimentos que contienen apio lo informen claramente en su etiqueta.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Lunes 11 Marzo, 2019

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA