Domingo 26, Mayo 2019

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Internacionales

Nueva coalición centrista israelí amenaza a Netanyahu

Foto: EFE

Jerusalén, (EFE).- Una alianza centrista, formada en el último minuto y liderada por el popular candidato electoral y exjefe del Estado Mayor Beni Gantz, emerge como una alternativa real de gobierno en Israel que amenaza la continuidad del actual primer ministro, Benjamín Netanyahu.

"Por primera vez desde 2009, estamos entrando en una verdadera carrera electoral", afirmó Yohanan Plesner, presidente del Instituto para la Democracia de Israel en la que considera que este próximo 9 de abril "sí" se juega el cargo de jefe de Gobierno.

Gantz se posicionó en las encuestas de intención de voto en segundo lugar antes incluso de presentar el nombre de su nueva formación, Resiliencia para Israel, que hoy ha formalizado su alianza con el diputado israelí Yair Lapid, líder del partido centrista opositor Yesh Atid.

La primeras encuesta publicadas este jueves por Canal 13 ya le dan una ventaja de diez escaños sobre los 26 que obtendría el Likud de Netanyahu (de 120 en la Cámara).

Registrada con el nombre "Azul y blanco" - los colores de la bandera de Israel - la coalición incluye al partido Telem del exministro de Defensa Moshé Yaalón, también exjefe del Estado Mayor, al igual que Gabi Ashkenazi, que también integrará la candidatura.

Los tres exgenerales y el experiodista Lapid ocuparán las primeras posiciones de la lista electoral que este jueves, último día para registrarlas, presentaron ante el Comité Nacional Electoral.

Netanyahu compareció a última hora de la tarde a la defensiva en una rueda de prensa con tono de mitin de campaña, y acusó a los líderes del nuevo bloque de apoyar el acuerdo nuclear con Irán y a los partidos árabes que no solo no reconocen el Estado de Israel sino que quieren destruirlo, recogieron los medios locales.

"Solo un Likud amplio puede evitar un gobierno de izquierdas", dijo el primer ministro en alusión al nuevo bloque centrista.

Netanyahu llegó a cancelar este miércoles su previsto viaje a Moscú para reunirse con el presidente ruso, Vladimir Putin, y se quedó en Israel en busca de alianzas con otras formaciones de derechas para contrarrestar el previsible potente bloque Gantz-Lapid.

En precipitadas negociaciones, ofreció dos carteras al ultranacionalista Hogar Judío a cambio de unirse a la controvertida facción de ultraderecha Otzma Yehudit (Poder Judío), considerada por los medios "una sucesora racista del partido prohibido Kach".

El movimiento ha sido cuestionado en Israel ya que lo forman partidarios del rabino asesinado Meir Kahane, diputado en los años 80 que impulsaba iniciativas antiárabes y contra el matrimonio y el sexo entre judíos y no judíos, y a quien se prohibió más tarde volver a presentarse a unos comicios porque su partido, Kaj, fue considerado racista y terrorista por las autoridades israelíes, por lo que fue ilegalizado.

"Solo hay una explicación para el extraño comportamiento de Netanyahu: está entrando en pánico. Las encuestas le dan al bloque del ala derecha una clara ventaja. No debería sentirse presionado", valoró el articulista Ben-Dror Yemini, en el diario Yediot Ahronot.

Entre el bloque de derechas y el centrista, los analistas esperan una "competida" campaña para una elecciones que Netanyahu, investigado por corrupción, aceptó adelantar convencido de que revalidaría su liderazgo, lo que le protegería ante un posible procesamiento judicial.

De forma independiente, se presentarán el partido Nueva Derecha -recién formado por el ministro de Educación Naftalí Benet, tras su salida de Hogar Judío-, las formaciones ultraortodoxas Shas y Judaísmo Unido de la Torá, el Partido Laborista y el centrista Kulanu, cuyo líder, Moshé Kajlón, es hoy miembro de la coalición gubernamental como ministro de Finanzas.

Para Abraham Diskin, profesor emérito de Ciencia Política en la Universidad Hebrea de Jerusalén, lo importante más allá del resultado electoral, previsiblemente reñido, será el después: las posibilidades reales de sumar apoyo fuera de los bloques para formar el nuevo Gobierno de Israel.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra / EFE

EMAIL:

Jueves 21 Febrero, 2019

HORA: 03:42 PM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA