Martes 25, Septiembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Los Gobiernos del PAC han sido una mentira

Luis Fernando Salazar R.*

Sin ninguna duda, las propuestas tanto éticas como de manejo eficiente de la cosa pública hechas por el Partido Acción Ciudadana (PAC), tanto en el Gobierno pasado de don Luis Guillermo Solís como el que recién se estrena del señor Presidente don Carlos Alvarado, no son más que una venta de humo a un electorado mayormente joven, que en política no puede separar la paja del trigo y creyó por segunda vez en un partido político que no tiene capacidad para gobernar con eficiencia, porque no tiene los equipos de trabajo para hacerlo.

Para comenzar, enjuiciemos por encimita al pasado Gobierno de don Luis Guillermo Solís; en primer lugar, después de haber prometido una lucha titánica contra la corrupción, y a favor de aquella metáfora de la casa de cristal, refiriéndose a la conducción del Estado costarricense de manera transparente, nos encontramos con el Cementazo, que es el escándalo de corrupción más grande de los últimos tiempos y este no se dio en un Gobierno de Liberación o de la Unidad, se dio en un Gobierno del PAC, en el del señor Solís, que nos prometió honestidad y transparencia en el manejo de la cosa pública. 

Luego, aparece el otro escándalo, también ligado a la banca nacional, a directivos amigos suyos, que nombró en el Banco de Costa Rica, y se trata de la millonada de dólares prestados sin mayores garantías, como si fueran bienes de difunto, a la empresa Yanber, donde la fiscalía ha debido de actuar para salvaguardar los intereses nacionales, para hacer lo que el Gobierno del señor Solís no hizo, Gobierno del PAC que se portó permisivo y displicente con los actos de corrupción que germinaron y crecieron dentro de su famosa casa de cristal.

Ahora veamos qué nos dejó el señor Solís y su Gobierno del PAC en proyectos importantes y en la reducción de la pobreza. En cuanto a obras de infraestructura, el Gobierno del señor Solís pasó sin pena ni gloria, recuerdo que le tocó inaugurar el famoso puente de la platina, el primer día de su Administración firmó unos decretos para obras que nunca se realizaron, fue un presidente absolutamente irresponsable en cuanto al gasto público, tan así fue que en el primer año de su Administración, sabiendo las dificultades que tenía la hacienda pública, se aumentó el presupuesto en casi un 20%, con su visión de profesor universitario populista, también hizo un aumento de un 4% de salarios a los empleados públicos, alcahueteó los derroches en las universidades públicas para favorecer a sus compinches profesores universitarios y, para cerrar con broche de oro, nos deja un hoyo negro en el presupuesto de 600 mil millones de colones, es decir, su irresponsabilidad en ese campo no conoció límites y por eso no tuvo, de parte de la Asamblea Legislativa, un proyecto de reforma fiscal.

Por otra parte, no es cierto que se redujera la pobreza, los estudios revelaron que lo que hubo fue la asignación mensual de dinero a familias pobres para que vivieran mejor, pero que en el momento en que esa ayuda se les quitara esas familias seguirían siendo pobres, es decir, esta es otra mentira.

En cuanto a este segundo Gobierno del PAC, que encabeza don Carlos Alvarado, la situación no pinta diferente respecto al Gobierno de don Luis Guillermo Solís. Para comenzar, vuelve a confirmar el PAC que no tiene gente preparada para gobernar, para formar equipos de trabajo eficientes y con experiencia, pues, de no ser por la gente del Partido Unidad, estaríamos hoy en gravísimos problemas, ¿Qué le pasaría a este Gobierno y a nuestra Costa Rica si le renunciara todo el equipo que le aportó la Unidad, comenzando por don Rodolfo Piza? He de confesar que en los primeros días de la Administración Alvarado tuve buenas sensaciones, vi a un presidente con ganas de hacer cosas, tomando el toro por los cuernos, pero, lamentablemente, hoy no puedo decir lo mismo, siento que este Gobierno no tiene un norte, tenemos a un presidente ausente, escondido sin el maquillaje necesario para dar la cara, donde el peso mayor de esta, su Administración, no la lleva él como presidente, sino su ministro de la Presidencia, don Rodolfo Piza. 

Esto podría darse por estrategia, para que todos los clavos le caigan a don Rodolfo, o por incapacidad política de nuestro joven presidente; en lo personal, me inclino que esto último, me parece que a don Carlos, le hacen falta quilates en la praxis de la política. Como se ve, en este campo, los títulos no sirven para un carajo.

 

*Periodista

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 12 Septiembre, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA