Domingo 16, Diciembre 2018

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Cultivos transgénicos: peligros, fracaso y negacionismo

Jaime E. García G.*

A inicios de los años noventa, los cultivos transgénicos (CT) fueron anunciados con bombos y platillos –cual cánticos de sirena-, como un “milagro de la biotecnología”, con promesas como: altos rendimientos, reducción de costos e incrementos de beneficios para el agricultor, disminución del uso de agroquímicos, alimentos más nutritivos, así como mejoras para el ambiente, entre otras. Hoy, a casi 25 años de la liberación del primer cultivo transgénico al mercado, podemos corroborar que en realidad han resultado ser todo lo contrario.

Riesgos impredecibles. Los CT son resultado de aplicar técnicas azarosas de manipulación genética entre especies de organismos diferentes (ej. plantas, animales, virus y bacterias). En forma eufemística esas técnicas son denominadas como “ingeniería genética” (tinyurl.com/yculvndh, goo.gl/TC2RV8), y conllevan efectos impredecibles (goo.gl/pXlbWt).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que: “La introducción de un transgén en un organismo receptor no es precisamente un proceso controlado, y puede tener varios resultados con respecto a la integración, la expresión y la estabilidad del transgén en el huésped”; así como que: “(...), con la tecnología actual, en muchos casos esto produce una inserción aleatoria en el genoma huésped y en consecuencia puede tener efectos no deseados de desarrollo o fisiológicos”; y que: “(...), los rasgos novedosos de los organismos genéticamente modificados (OGM) también pueden acarrear potenciales riesgos directos para la salud y el desarrollo humano.”

Adicionalmente los expertos de la OMS admiten que: “Los OGM también pueden afectar la salud humana indirectamente mediante impactos perjudiciales sobre el medio ambiente o mediante impactos desfavorables sobre factores económicos (incluyendo el comercio), sociales y éticos” (goo.gl/HY6qI), como efectivamente se ha venido corroborando a partir de su liberación al ambiente, poniendo en riesgo la salud de agricultores y consumidores, alterando el clima, destruyendo la biodiversidad, afectando relaciones comerciales, y poniendo en peligro las bases de la alimentación y subsistencia de las generaciones actuales y futuras, entre otras cosas (goo.gl/jymWZH).

Para muestra dos botones. El suplemento alimentario L-triptofano, obtenido a partir de una bacteria transgénica, fue el primer producto transgénico para consumo humano liberado en 1989, ocasionando una rara enfermedad caracterizada por graves dolores musculares (mialgia) y un incremento anormal de los leucocitos (eosinofilia), que provocó en EE.UU. la muerte de al menos 37 personas, además de daños permanentes a 1500 personas (goo.gl/PEy4wf).

El primer CT comercializado fue el tomate de maduración lenta Flav Savr en 1994, retirado del mercado tan sólo dos años por mostrar consecuencias imprevistas como piel blanda, un sabor extraño y cambios en su composición; a la vez que resultaba más costoso que los tomates naturales (FAO: goo.gl/aDvyXd). Además, los estudios toxicológicos fueron seriamente cuestionados por el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS) de EE.UU. (tinyurl.com/yd7tjf5r).

Oligopolio ominoso y peligroso. En la actualidad la mayor parte de la producción y ventas de semillas y agroquímicos a nivel planetario está a merced de solo cuatro megaconsorcios: Bayer-Monsanto (“BaySanto”), ChemChina-Syngenta, Basf, y Dow AgroSciences-Dupont, los cuales controlan 60% del mercado global de las semillas comerciales, prácticamente 100% de las semillas transgénicas y 70% del mercado de los agroquímicos a los cuales son adictas sus simientes (plaguicidas y fertilizantes, principalmente).

Fracaso evidente y contundente. Después de 23 años de comercializarse, los CT han demostrado ser un fracaso a todas luces, como se desprende de los siguientes datos brindados por Isaaa, una organización dedicada a promover los CT (tinyurl.com/y95f6w79):

- Países con CT: su número se redujo a 24 en el 2017, retrocediendo así a la cifra de naciones que los permitían 10 años atrás (2007). Con esto se reafirma que la mayoría de los países del mundo (176), no siembran CT en sus territorios. De los pocos países que los siembran, tres acaparan el 78%, cinco el 91%, y diez el 98% del área sembrada, repartiéndose el remanente 2% entre los restantes 14 países. Aunque sea difícil de creer, penosamente Costa Rica está entre los países que permiten la siembra de CT.

- Número de CT: solo 11, de los cuales cuatro monopolizan el 99% del área de siembra: soya (50%), maíz (31%), algodón (13%) y canola (5%).

- Características de los CT: casi 100% del área con CT solo tienen una o dos de las siguientes características: resistencia a uno o varios herbicidas (89% del área cultivada, especialmente al peligroso y omnipresente glifosato, tinyurl.com/y8pesk2z) y tolerancia a larvas de mariposas y escarabajos (haciendo que el CT produzca toxinas). Con ello, sus cosechas están –irremediablemente-: a) contaminadas con cantidades desconocidas de residuos de estas sustancias, sin que a la fecha existan laboratorios en el país que tengan la capacidad -y el interés- por hacer controles de estos residuos tóxicos; y b) esclavizadas al uso de los agroquímicos dictados por el paquete tecnológico transgénico.

Por cierto, en estos días el Jurado del Tribunal Superior de San Francisco (EE.UU.) condenó a Monsanto pagar casi US$290 millones en daños punitivos e indemnizatorios, por omitir advertir a los consumidores que el glifosato conlleva riesgos de contraer cáncer (tinyurl.com/ybbxoudz). 

Estos y otros hechos innegables confirman el fracaso de los CT (tinyurl.com/ydf6kqy2). Lo anterior hace comprensible que el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, afirmara que: “Los transgénicos son obsoletos, son cosa del pasado”, subrayando que “no los necesitamos para erradicar el hambre” (bit.ly/2M5W9Sd). Incluso un promotor de los CT como Víctor M. Villalobos A., Director General del IICA 2010-2018, y próximo Secretario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) de México, reconoció recientemente que: “Los transgénicos son una tecnología que va de salida”, y que “no van a haber transgénicos en este gobierno” (bit.ly/2voSTrt).

Negacionismo transgénico ¿por ignorancia, ingenuidad o intereses creados? A pesar de lo anterior, el oligopolio transgénico continúa negando el fracaso de los CT por medio de publicidad engañosa, contando con el apoyo y favor complaciente -encubierto o abierto- de algunos periodistas, comerciantes de agroquímicos, académicos universitarios, y otros, así como de organizaciones nacionales (ej. Ascota, Academia Nacional de Ciencias, UCR-UNA-TEC por medio de los proyectos RigaTrop y Biotecnología para todos, Cacia, y otras) e internacionales (ej. IICA, CropLife, Usaid, EPA, FDA, ILSI, Science 20, Ianas, EFSA, y otras). Es así como los intereses en torno a los CT se han confabulado para intentar mantenerse con publicidad engañosa basada en pseudociencia, mitos y promesas incumplidas (tinyurl.com/ya6f7wol).

Sobre cómo el negocio de los CT ha trastornado la ciencia, corrompido gobiernos y engañado a la población, recomiendo la lectura de la publicación “Genes alterados, verdad adulterada” (2018. Edit. Icaria) del Dr. Steven M. Druker, calificada por la Dra. Jane Goodall, Mensajera de Paz de las Naciones Unidas, como “…uno de los libros más importantes de los últimos cincuenta años”. De igual manera recomiendo la obra “El mundo según Monsanto” de Marie-Monique Robin, disponible también como vídeo-documental ( HYPERLINK "https://vimeo.com/75949067"vimeo.com/75949067).

*Catedrático UNED y UCR. Miembro de la RCB y la UCCSNAL.

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 28 Agosto, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA