Lunes 16, Julio 2018

Tipo de cambio

Compra: ¢ 564.56

Venta: ¢ 577.40

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Deportes

Sangre croata en el centro de Tibás

Muy pocos viven en el país

Alfredo Erak muestra la foto de su padre Fortunato, quien nació en 1910 en Croacia. (Foto: Mauricio Aguilar)

Hoy más de un tico se ilusiona con la oportunidad de ver a Croacia campeón del mundo, sin embargo entre todos sobresale uno, Alfredo Erak. Él nació en Costa Rica, pero tiene sangre croata, pues su papá fue un emigrante de dicho país que llegó a Centroamérica en la década de 1940. 

Este miércoles, después de que la selección de Luka Modric consiguiera el boleto a la gran final de la cita mundialista en Rusia, don Alfredo atendió a DIARIO EXTRA en su casa de habitación en Tibás, donde contó detalles de sus antepasados.

En el plano futbolístico fue muy directo. “No le tengo miedo a Francia (el otro finalista) porque ellos dependen solo de un jugador (Antoine Griezmann), mientras que nosotros (Croacia) tenemos cuatro figuras que marcan la diferencia”, expresó.

No obstante, hizo la salvedad de que hay un punto que juega en contra de su equipo, el cansancio. “Antes de que empezara el Mundial dije que Croacia estaría entre los cuatro mejores. Lo que pasa es que la recuperación de un día juega, en eso Francia nos lleva la ventaja, en este partido ante Inglaterra vi a jugadores que ya no daban la talla”, comentó.

 

DE SU PAPÁ

 

Comentó que Costa Rica recibió dos grupos de inmigrantes croatas, los primeros son conocidos como croatas dálmatas. “Ellos vinieron disfrazados de italianos, colonizaron la zona de San Vito, de esa descendencia el más sobresaliente fue el expresidente Francisco José Orlich”, expresó.

Dijo que después llegó su padre Fortunato con tres amigos: Daniel Radan, Charlie Bolovich y Frank Glavas. Explicó que vinieron directo a trabajar en el Canal de Panamá, pero después encontraron una mejor oferta de empleo en la Compañía Bananera, en la Zona Sur. 

“Hablaban muy poco sobre su travesía para salir de Croacia, ya que fue un proceso doloroso, por ejemplo mi padre dejó tres hijos allá. En ese tiempo se estaba dando la Segunda Guerra Mundial. Ellos salieron en barco, lo que tenemos entendido es que algunos ya tenían contratos con empresas panameñas”, afirmó.

Destacó que en el país viven muy pocos croatas y asegura que no hay residentes que nacieran en ese país europeo, ya que manejan grupos en redes sociales y siempre están conectados para saber cuándo llegan nuevos miembros a territorio costarricense.

Alfredo Erak solo tiene un hermano, Gerardo, cada uno tiene hijos y nietos, por lo que la sangre croata mantiene su legado en el país. Indicó que los amigos que emigraron con su papá también tienen su propia familia en Costa Rica.

En el caso de Alfredo, a sus 73 años ya está pensionado, es meteorólogo y sindicalista. En la actualidad se desempeña como activista de los adultos mayores. Por ahora se ilusiona con que la copa del mundo llegue al país que vio nacer a su padre.

PERIODISTA: Andrés Zárate Sánchez

EMAIL: [email protected]

Jueves 12 Julio, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA